TESTIGOS DE JEHOVÁ (TJ), ¿Qué hacemos…?

Trasfusión2

Jesús Maldonado
Hospital Universitario San Cecilio Granada

Tras mi comentario en cirugía para pacientes que rechazan la transfusión, animado por el Dr Arnal realizo esta entrada donde añado algunas novedades para volver a poner el tema sobre la mesa.



Indice

  1. Introducción
  2. Terapias y técnicas
  3. Legislación
  4. ¿Qué hacemos?
  5. Objeción de Conciencia

Duda

INTRODUCCIÓN

(volver)

La Watchtower society se inicia en 1879 bajo el auspicio de Charles Taze Russell, con la publicación de la revista  ‘The Zion’s Watch Tower and Herald of Christ’s Presence’, antecedente inmediato de la revista “La Atalaya”. Los Testigos de Jehová (TJ) son un grupo religioso mundial dirigido por Watchtower Society de Nueva York cuyos preceptos se adhieren “ad pedem literae” a la biblia, el día del juicio final y a la promesa de la eterna salvación.

Ejemplos:
“Pero la carne con su vida que es su sangre no comerás”.
Génesis 9;2
“Que os abstengáis de las carnes sacrificadas a los ídolos, de sangre, de lo ahogado y de la fornicación”.
Hechos 15;29
“porque la vida de la carne es la sangre…Por eso he mandado a los hijos de Israel: Nadie de entre vosotros ni de los extranjeros que habiten entre vosotros comerá sangre”.
Levítico 17;11,12
Incluida en la práctica de su fe está el total rechazo a la transfusión sanguínea, condicionando antagonismos con el área médica. La fidelidad a la propia fe representa un valor de mayor rango que la propia vida.
Son portadores de la “ Tarjeta de la Sangre”. Adjunto documento.
Tarjeta

TERAPIAS Y TÉCNICAS

(volver)

Aunque aparentemente podíamos pensar que existe unanimidad en las técnicas aceptadas por los TJ realmente dentro de este colectivo existen distintas corrientes de pensamiento en lo que se refiere a la aceptación de determinadas técnicas por lo que durante la entrevista clínica de éstos pacientes además de pedir la  “Declaración de Voluntades Vitales Anticipadas “ es el momento de aclarar que técnicas y procedimientos no están dispuestos a aceptar en ningún caso para evitar sospresas:
•    Soluciones cristaloides.
•     Soluciones coloides sintéticas.
•     Dextranos.
•     Almidones.
•     Aprotinina..
•     Ácido aminocaproico.
•     Desmopresina.
•     Hierro.
•     Eritropoyetina.*
•     Albúmina humana.*
•    Hipotensión arterial controlada.
•     Hipotermia inducida.
•     Monitorización de gases arteriales
•     Circulación extracorpórea.*
•     Sistemas de reutilización de sangre perdida.*
•     Hemodilución normovolémica.*
•    ETC…
* Potencialmente inaceptable en algunos TJ
Existe un amplio dispositivo de comunicación, el 14 de Junio del año 2000 se publicó el el “Times of London” que los TJ habían cambiado su posición con respecto a las transfusiones de sangre, en sólo 2 días la sociedad Watchtower contesta. Adjunto documento
Watchtower

justiciaPrisión

LEGISLACIÓN ¿Qué artículo prevalece?

(volver)

-    Declaración universal de derechos humanos: establece que “todas las personas tienen derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión”.
-    Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. “ Todos tienen derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión” y “nadie puede ser objeto de medidas coercitivas que puedan dificultar la libertad de tener, o adoptar, la religión o las creencias de su elección” y que este derecho “sólo puede quedar sujeto a las limitaciones prescritas por la ley cuando sean necesarias para proteger la seguridad, el orden, la salud o los derechos y libertades fundamentales de los demás“
-    Convenio para la protección de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales establece en el mismo sentido que “ toda persona tiene derecho a libertad de pensamiento conciencia y religión” y que sólo habrá restricciones por la ley cuando constituyan un problema para la seguridad pública, el orden, la salud y la moral públicas”.
-    Convenio de Derechos Humanos y Biomedicina del Consejo de Europa: Artículo 5 que “una intervención en el ámbito de la sanidad sólo podrá efectuarse después de que la persona afectada haya dado su libre e inequívoco consentimiento” y que la persona afectada “podrá revocar libremente su consentimiento”.
Artículo 9 “serán tomados en consideración los deseos expresados anteriormente con respecto a una intervención médica por un paciente que, en el momento de su intervención, no se encuentre en situación de expresar su voluntad.
–     Constitución Española:
Capítulo II del título 1º ( Derechos y Libertades)
Sección 1ª ( de los derechos fundamentales y las libertades públicas)
Artículo 15 “ Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral”.
Artículo 16 Derecho de libertad ideológica y religiosa. Ninguna confesión religiosa tendrá carácter estatal y “Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley”
Surge el conflicto. El artículo 15 no puede considerarse jerárquicamente superior al 16. El deber del Estado de velar por la vida y la salud de las personas finaliza (tratándose de adultos autónomos) con la renuncia expresa de la persona a recibir tratamiento médico. La intervención del Estado sólo se justifica si existe riesgo para la salud y la vida de terceros.
-    Código penal: Sección II De los delitos contra la libertad de conciencia, los sentimientos religiosos y el respeto a los difuntos.
Artículo 522: “Incurrirán en una pena de multa de 4-10 meses los que por medio de violencia, intimidación, fuerza o cualquier otro apremio ilegítimo impidan a un miembro o miembros de una confesión religiosa practicar los actos propios de las creencias que profesen o asistir a los mismos”.
-Códigos de deontología: Carecen de fuerza legal en España a diferencia de otros países (Francia..)
-    Ley 17/1986 de 25 de abril, General de Sanidad, recogía en su artículo 10.6 el derecho del paciente a la libre elección entre las opciones que el médico pudiera ofrecerle.
-    Ley 41/2002 de 14 de noviembre, Básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, determina que cualquier intervención en el ámbito de la salud requiere que la persona afectada haya dado su consentimiento libremente, tras haber recibido la necesaria información. De forma más específica esta Ley establece que todo paciente o usuario tiene derecho a negarse al tratamiento y que esta negativa debe constar por escrito. Por tanto los documentos de voluntades anticipadas deberán ser tenidos en cuenta.
Algún ejemplo:
•    Sentencia Tribunal Constitucional (STC 154/2002) reconoce el derecho de las personas a negarse a las transfusiones aún en casos vitales. Derecho a rechazar asistencia médica, aún con riesgo vital, siempre y cuando no exista relación especial entre éste y el Estado.

Meditar¿QUE HACEMOS?

(volver)

A pesar de la extensa revisión que he realizado todavía no tengo claro cual debe ser la actuación del anestesiólogo en algunos casos. Se plantea la eterna duda, ¿Es correcta la actuación desde el punto de vista médico, legal, ético..? Desde mi punto de vista es fundamental la existencia de Protocolos de Actuación. Un buen ejemplo es el Protocolo Comité Ética Asistencial (CEA) San Sebastián. La inexistencia de estos modelos organizativos hace que el profesional se vea obligado a actuar en base a su criterio en ausencia de una postura explícita por parte de la institución donde trabaja….además estos protocolos de actuación deben ser muy completos y “mojarse” en las decisiones conflictivas de tal forma que la responsabilidad legal que se derive de éstos actos médicos debe asumirla la propia institución. En algunos protocolos que he revisado se dice que la cirugía programada debe ser llevada a cabo por un equipo médico que acepte realizar el procedimiento quirúrgico “sin sangre”. Supongo que estaréis de acuerdo conmigo en que en la mayoría de los casos el “problema de transfusión” se le presenta al equipo médico de guardia cuando éste paciente necesita ser reintervenido por sangrado, por tanto es muy importante que se estreche al máximo el tipo de procedimientos susceptibles de cirugía “sin sangre”.
Finalmente os enseño algunas publicaciones de Testigos de Jehová, y como ha cambiado su postura a lo largo de los años:
“Hacemos bien en tener en mente que entre las drogas, sueros, vacunas, operaciones etc..de la profesión médica, no existe nada de valor, excepto alguna intervención quirúrgica ocasional”. “ Si cualquier médico demasiado celoso condena sus amígdalas vaya y suicídese con un cuchillo, es más barato y menos doloroso” (The Golden Age 05/08/1931 p.727-728).
“La vacunación es una violación directa de la Ley Jehová/Dios, es un crimen, una atrocidad, nunca previno nada y nunca lo hará. Es un gran negocio”.( The Watchtower 15/12/1952 p.764) Posteriormente se permitió como asunto de conciencia individual.
“Los trasplantes de órganos son una forma de canibalismo y deben evitarse”. (The Watchtower 15/11/1967 p.254-256.) Posteriormente se permitieron (The Watchtower 15/03/80 p. 31).

OBJECIÓN DE CONCIENCIA

(volver)

Objeción de conciencia: Por objeción de conciencia se entiende la negativa a cumplir un mandato de la autoridad o una norma jurídica, invocando la existencia, en el ámbito de la conciencia, de un imperativo filosófico-moral o religioso que prohibe, impide o dificulta dicho cumplimiento
La objeción de conciencia en medicina es la negativa de un profesional a ejecutar un acto médico o a cooperar directa o indirectamente en su realización porque a pesar de haber sido aprobado por las normas legales, es considerado por el profesional como contrario a la moral, a los usos deontológicos o a las normas religiosas. Por ello, la objeción de conciencia del médico es:
• Muestra del pluralismo ético y una acción de gran dignidad ética cuando las razones son serias, sinceras, constantes y se refieren a cuestiones graves o fundamentales.
• Un bien jurídico básico reconocido por ley porque significa y manifiesta el respeto civil debido a la identidad moral de las personas.
•    La objeción de conciencia, en cuanto derecho derivado de la libertad ideológica, es un derecho individual y nunca puede ser ejercido por una institución, hospital o clínica. Por eso, el rechazo de los hospitales a emplear a médicos que no comparten convicciones comunes puede violar el derecho a no ser discriminado por motivos religiosos o de creencias.
•    La objeción de conciencia del personal sanitario debe ser respetada pero tiene que cumplir un requisito fundamental: El ejercicio de este derecho por un profesional sanitario nunca podrá suponer un perjuicio directo para el paciente.

Como conclusión pienso que estamos ante un claro ejemplo de evolución de la medicina desde el “paternalismo médico” basado en los principios de beneficencia y no maleficencia hacia una medicina basada en la autonomía del paciente y por tanto regida por el consentimiento informado. Parece que la evolución de la medicina, derecho y ética no es paralela. Después de esta pequeña revisión vuelvo al título:  TESTIGOS DE JEHOVÁ (TJ), ¿ Qué hacemos…? ….Yo todavía tengo muchas dudas… Alguien me ayuda… Un saludo a todos.

palabra de dios

Jesús Maldonado
Servicio de anestesiología y reanimación
Hospital Universitario San Cecilio Granada

There are 29 comments

  1. capitán garfio

    Para Frandy:

    No sé si habrás leído que mi madre es testigo de jehova, respeto sus creencias mientras no me afecten a mí, ella está dispuesta a morir por lo que cree, y lo respeto, de hecho tiene sus voluntades previas, con las que no estoy de acuerdo….pero que respeto.
    El respeto para una persona es mucho más que dejarla morir, cuando hay solución para cada caso, ¿y estamos hablando de un adulto?, ¿quién decide por los niños?, ¿los padres?
    Los testigos de jehova se pagan un seguro para esas operaciones, pues que los operen en clinicas privadas, preparadas para eso y que no obliguen a personas que están en desacuerdo con sus creencias, a decirdir por su vida….eso para mí sería respeto y no lo que me cuenta usted.
    Atentamente….capitán garfio

  2. FRANDY

    Bueno C.G. la entrada no es para discusiones sino para ver que hacer en el asunto que se está tratando, así que esta es la última para contigo. Con relación a los mayores de 12 años pueden decidir si son capaces (Revista Garnacha 12/2008). Los mas pequeños… el hecho de que haya médicos que los atiendan aún en las mas dificiles situaciones ¿no quiere decir que la ciencia sí puede atender esos casos sin transfusiones?. ¿Como quedaría una conciencia medica en el caso de no aplicar todo lo descubierto por la ciencia y por despreocupación, comodidad, falta de conocimiento puntutal actual, etc. se decide por la transfusión y esta mata o deja graves secuelas a un menor?. Cada uno que cargue con su responsabilidad sin engañar a su conciencia. En cuanto a que se paguen su seguro… si ha estado pagando cristianamente la S.S. su empresa y él ¿que se paguen su seguro particular?… ¿eso es justo?. “No comment” Saludos Frandy

  3. capitán garfio

    Bueno Frandy, en eso estamos de acuerdo, no es cuestión de discutir……
    No soy médico, pero si lo fuera, una persona sea de la condición que sea y de la religión que le plazca, no me puede pedir a mí, pues también tengo mis creencias y mi dignidad como persona, que la deje morir, cuando mi deber como médico y persona me dice que estamos para salvar vidas mientras se pueda…..
    Mi madre se está pagando un seguro desde que está en el reino de los testigos de jehova, segun ella hay médicos testigos y demás organismos, que me parece muy bien, pero a ella la han operado de la rodilla en la seguridad social, solo pidiendole ante notario las voluntades anticipadas, pero entiendo a los médicos que no se arriesgan a peder un paciente….y les doy mi apoyo……..es lo que pienso y siento…
    gracias por el debate….capitán garfio

  4. Rosa

    A mi se me plantea otro debate, que a mi entender supone un vacío legal.
    Una persona mayor de 16 años puede negarse a un tratamiento y puede dejar constancia por escrito en el documento de voluntades previas. Bien… en el caso de una embarazada a término, como el feto aún no ha nacido puede negarse a una transfusión de sangre (por ejemplo en una cesárea emergente, imaginamos que incluso ha firmado la negativa a la transfusión previamente en el documento de voluntades previas), poniendo en peligro la vida del futuro hijo que aún no ha nacido. Como legalmente (con la ley actual) no es vida, el médico no puede violar la voluntad de esa madre, ya que no se cumple el artículo 16 de la Constitución (“El estado podrá intervenir cuando haya riesgo para la salud pública ó para la VIDA de TERCEROS”).
    Sin embargo la nueva ley del aborto prohíbe la interrupción del embarazo a cualquier edad gestacional salvo malformaciones incompatibles para la vida. El motivo es preservar la VIDA del feto.
    La Constitución es incompatible con la nueva ley del aborto actualmente, porque habla de individuos y el feto no lo es.
    A mi, lejos de expresar mis convicciones políticas ó ideológicas, como profesional sanitario me gustaría saber qué hacer en estos casos.

Publica tus ideas