Cambios en la formación de los anestesiólogos: la troncalidad

El Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales presentó a la Organización Médica Colegial y las diferentes especialidades el Borrador final de la Troncalidad de las Especialidades Médicas en Ciencias de la Salud. Desde AnestesiaR creemos que es el momento de abrir el debate a todos los anestesiólogos de nuestro paí­s.

Hace tiempo que venimos oyendo hablar de la futura remodelación de la formación médica especializada  en España. Desde el año 2006, en que se constituyó el grupo de trabajo de las Comunidades Autónomas (CCAA) sobre troncalidad se ha planteado la necesidad de aprovechar los conocimientos comunes entre las diferentes especialidades para crear troncos comunes de formación que luego se ramifiquen en las especialidades comunes. No pocos habí­amos visto ésta como una oportunidad de mejorar la formación en nuestra especialidad.

Finalmente, en mayo del presente año, el Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales presentó a la Organización Médica Colegial y las diferentes especialidades el Borrador final de la Troncalidad de las Especialidades Médicas en Ciencias de la Salud (PDF).

El objetivo de la reforma es

“Dotar al futuro especialista de una base competencial mas amplia que le permita una mayor versatilidad y pluralidad en su formaci6n nuclear,  consolidando y profundizando los conocimientos y habilidades generales adquiridos durante los estudios de grado y mediante la adquisici6n de competencias comunes.”

“Itinerarios formativos mas flexibles, adaptados para satisfacer las necesidades de desarrollo de los profesionales y las necesidades del Sistema Nacional de Salud.”

La formación especializada se repartirá en dos etapas: El periodo formativo troncal, de mí­nimo 2 años de duración, y el periodo formativo especí­fico, propio de cada especialidad. Para ello se establecen cuatro troncos:

  • Médico
  • Quirúrgico
  • Laboratorio y diagnóstico clí­nico
  • Imagen

El acceso a la formación especializada se realizará tras una prueba similar al examen MIR actual con la salvedad de que los candidatos no elegirán qué especialidad quieren finalmente desarrollar, si no a qué tronco quieren acceder. Tras el periodo troncal de dos años, los médicos residentes tendrán que realizar una segunda prueba, en principio también similar al actual examen MIR, con contenidos especí­ficos del tronco que han desarrollado los años previos y será ahí­, en función de la puntuación obtenida y de la calificación del Comité Evaluador de la Unidad Docente, cuando puedan optar a la especialidad final. La elección de tronco condicionará la elección final de especialidad, pues no se podrá elegir una especialidad de otro tronco.

Este “MIR2” se diseñará centralizadamente y se ejecutará de forma descentralizada en las Comunidades Aut6nomas(básicamente como el MIR actual).

La especialidad de Anestesiologí­a queda encuadrada en el tronco médico, con el siguiente programa formativo:

  • A. PATOLOGíA URGENTE Y ATENCION AL PACIENTE CRITICO
  • B. PATOLOGíA CARDIOVASCULAR
  • C. PATOLOGíA RESPIRATORIA
  • D. PATOLOGíA HEPATO-DIGESTIVA
  • E. PATOLOGíA ENDOCRINO-METABÓLICA
  • F. PATOLOGíA DE LA FUNCION RENAL Y DE LAS VíAS URINARIAS
  • G. PATOLOGíA NEUROLOGICA
  • H. PATOLOGíA DE LA SANGRE Y ORGANOS HEMATOPOYÉTICOS
  • I. PATOLOGíA DE LA PIEL
  • J. PATOLOGíA INFECCIOSA
  • K. PATOLOGíA ONCOLOGICA
  • L. SALUD MENTAL
  • M. PATOLOGíA MUSCULO-ESQUELETICA Y ENFERMEDADES AUTOINMUNES SISTÉMICAS
  • N. PATOLOGíA DE NARIZ-BOCA-GARGANTA-OíDOS
  • O. PATOLOGíA OFTALMOLÓGICA
  • P. SALUD DEL NINO Y EL ADOLESCENTE

Quedan, por lo tanto, fuera de nuestra especialidad los temas incluidos en el tronco de Cirugí­a:

  • A. GESTION Y ORGANIZACIÓN DEL AREA QUIRíšRGICA
  • B. SEGURIDAD DEL PACIENTE, HIGIENE Y GESTION DE RIESGOS
  • C. TECNICAS Y PROCEDIMIENTOS EN CIRUGíA

La controversia con determinadas especialidades, una vez conocido el borrador, no se hizo esperar. Las especialidades de Pediatrí­a, Ginecologí­a, ORL, Medicina preventiva y Dermatologí­a fueron las que más protestaron argumentando la ausencia de contenidos comunes entre sus especialidades y los troncos. En la actualidad, parece que hay ocho especialidades que podrí­an quedar al margen de los troncos: anatomí­a patológica, oftalmologí­a, pediatrí­a, psiquiatrí­a, dermatologí­a, otorrinolaringologí­a y medicina preventiva.

Hasta donde sabemos, los representantes de Anestesia y Reanimación en la Comisión de Especialidades no están de acuerdo con la posición en la que queda la Anestesiologí­a. Nuestro futuros compañeros alcanzarán la especialidad tras dos años de rotaciones por especialidades médicas (suponemos que con suerte algún mes en una unidad de crí­ticos o en quirófano junto con el resto de residentes del tronco médico, los programas están por determinar) y tendrán otros dos años para completar toda la formación en Anestesiologí­a, Reanimación y Tratamiento del Dolor. La aspiración de alcanzar los cinco años de residencia, para equipararnos a especialidades que manejan el misto tipo de pacientes que nosotros, o de formar un tronco más especí­fico con Cuidados crí­ticos y la futura especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias, quedan en el olvido.

Desde AnestesiaR creemos que es el momento de abrir el debate a todos los anestesiólogos de nuestro paí­s. Estamos ante un borrador final, pero un borrador al fin y al cabo. Otras especialidades se han hecho oí­r antes de que la decisión sea definitiva. No nos cabe duda que deberí­a ser la Sociedad Cientí­fica que nos representa la que deberá liderar el debate, pero hasta que ello ocurra abrimos el turno de opinión.

  1. ¿Creéis que la troncalidad es un objetivo a alcanzar en la formación especializada médica?
  2. ¿Cuáles son las ventajas de un sistema formativo troncal?
  3. ¿Cuáles son as desventajas de un sistema formativo troncal?
  4. ¿Creéis que Anestesiologí­a debe mantenerse en el tronco médico, en el quirúrgico o reclamar un tronco propio?
  5. ¿Qué opináis de la actual formación de pregrado, pues no deja de influir en la de postgrado?
  6. ¿Qué deberí­a la SEDAR, en definitiva, reclamar al Ministerio de Sanidad y Polí­tica Social antes de que se presente el documento definitivo?
More from Daniel Arnal

AnestesiaR da la bienvenida a SAR Madrid y dos grupos de trabajo nuevos

Ya al comenzar las vacaciones de navidad os avisábamos de que el...
Read More

11 Comments

  • Creo que es el momento de abrir un serio debate. La especialidad de Anestesiologí­a, Reanimación (esta última bien entendida con capacitación para los Cuidados Crí­ticos médico-quirúrgicos) y Tratamiento del Dolor es practicamente inabarcable con el programa que se plantea. Es evidente que el que ha propuesto este cambio desconoce profundamente el presente y el futuro de nuestra especialidad.
    Debemos hacer frente común para defender la calidad formativa de nuestros residentes.

    Daniel Paz Martí­n
    Tutor de Residentes
    Servicio de Anestesiologí­a y Cuidados Crí­ticos
    Hospital de Denia.

  • La troncalidad presentada por el Ministerio de Sanidad, será lo que es al parecer de muchos estudiantes, los cuales recuerdo serán los más afectados por este plan, un fracaso en nuestra formación como profesionales de una especialidad en concreto ya éscasos troncos con múltiples especialidades muy dispares entre ellas y que por tanto al rotar por ellas el beneficio en cuanto a conocimientos y habilidades adquiridas serán tan mí­nimos y tan poco relacionados con la especialidad elegida que no justifican la pérdida de 2 años de formación especí­fica para formarse “más globalmente”. Este es el caso de Anestesiologí­a donde un residente de Anestesia estará rotando dos años por Rehabilitación, Medicina del trabajo etc… Los estudiantes estamos conformes con estandarizar las rotaciones que ya hoy hacen todos los residentes pero sólo en los servicios afines a su especialidad. Evidentemente, un Anestesista deberá rotar por Interna o Intensivos porque les será muy rentable para su formación pero no ir de la ceca a la meca en periodos rotacionales de 1 mes que son más cortas que las que tenemos actualmente durante la carrera. Yo como futuro Anestesista, quiero ser Anestesiologo con 5 años de especialidad mejor que con 4 pero eso si, 5 años especí­ficos de Anestesia y no de Alergologí­a. Espero que el que se le conceda el 5º año a Anestesia en su formación no sirva para callar las bocas de esta especialidad como ya ha pasado con otras y asumir la troncalidad ya que esto serí­a un grave error en la formación de sus residentes.

    Un saludo
    Rubén Viejo Moreno
    Delegado de 5º Medicina UAH

  • Muy acertado sacar este tema a debate , y palpar el sentir de los anestesiólogos sobre este delicado asunto .
    Yo he intentado estar informado durante estos meses , y aún así­ casi no tengo claro nada .
    Por un lado sé que la posición de anestesia ha sido favorable a la troncalidad , y así­ se ha expresado en algunos foros de manera pública por representantes de la comisión nacional de la especialidad ( yo lo he escuchado ) . Quizá haya cambiado , pero yo no lo sé . Por otro lado sé que este tema ha salido en las asambleas periódicas de la SEDAR , y que más o menos a nadie le gustaba , pero nadie tampoco decí­a o se expresaba formalmente en contra : la posición era más o menos ” bueno , veremos a ver que pasa ” .
    Para enredar más las cosas , la sección de docencia de la SEDAR ( que está haciendo una gran labor ) , en la web de la SEDAR y de manera publica , pide la colaboración para una especialidad de 5 años ¡¡¡ :
    http://www.sedar.es/index.php?option=com_content&task=view&id=193&Itemid=85
    Por lo tanto tenemos varias posiciones contradictorias .
    En la misma página web de la SEDAR teneis el informe último sobre la troncalidad :
    http://www.sedar.es/images/stories/062010/troncalidad.pdf
    Sobre el papel , es atrayente el concepto , y la terminologí­a en que se expresa , y razonables son los argumentos a favor de la troncalidad .
    Ahora bien la intuición nos dice que en principio no nos va a favorecer en nada , aunque dependerá bastante de la posición de la especialidad en cada hospital y en la comisión de docencia .
    Una solución intermedia , que creo ha sido sugerida en la asamblea de la SEDAR , pero no tengo información si se ha elevado de manera oficial , serí­a aceptar la troncalidad , y hacer la especialidad de tres años más .
    Otra solución , imposible tal y como estan las cosas , serí­a un tronco aparte con intensivos , y medicina de urgencias .
    Queda por supuesto el hacer como otras especialidades que menciona Daniel en su comentario , y pedir un tronco propio . Esto lo veo dificil , primero por la división entre los dirigentes de nuestra especialidad , y segundo que para hacerlo hace falta decisión y convencimiento , y por ahora no lo veo . Aunque las cosas cambian y debates como este sirven para ello .
    Quizá la solución más factible sea la que mencioné antes .
    En el congreso nacional el próximo mayo se hablará de estos temas , aunque no sé si será tarde , pues también por lo que sé , pretenden que los residentes que aprueben el examen en 2012 ya entren en el sistema de troncalidad .
    Por último te propongo Daniel , que vuelvas a sacar el tema como entrada la segunada quincesa de Septiembre , y que en el blog hagais una encuesta de respuesta multiple para ver que opina la gente .
    Abrazos
    Fernando Ramasco Rueda
    H.U. La Princesa .

  • “¢En primer lugar, y más importante, supondrá un descenso de la calidad de la formación y la asistencia, pues se reduce en dos años el perí­odo efectivo de especialización (de cuatro a dos o de cinco a tres); ante esta vicisitud, algunas sociedades especulan con alargar el periodo de residencia, mientras que ciertas unidades docentes han valorado directamente rechazar la docencia.
    “¢No habrá residentes de primer o segundo año propios de cada servicio: las guardias especí­ficas del servicio se repartirán entre la mitad de personal, que además carecerá de experiencia (el R3 de anestesia estarí­a realmente en su primer año de formación como cardiólogo).
    “¢En lo académico, el residente no sabe la especialidad que podrá cursar hasta pasados dos años de formación, que serán a fondo perdido si finalmente no consigue la especialidad deseada: o se resigna y elige otra especialidad, o vuelve a empezar el camino. Es más: el residente ni siquiera sabe si su unidad docente troncal (UDT) seguirá ofreciendo esa especialidad para cuando él finalice su perí­odo de troncalidad, pues puede haber sido desacreditada entre tanto.
    “¢Asimismo, la nota del MIR será computada por duplicado, aumentando el porcentaje de médicos que se vuelven a presentar sólo para mejorar la calificación. En el mismo sentido, enrarecerá el ambiente de trabajo, pues los compañeros de los dos primeros años serán competidores directos para las (o la) plaza deseada en la prueba troncal.
    “¢El hecho de haber especialidades fuera de la troncalidad conducirá a una fuga hacia estas: si alguien duda entre una especialidad con troncalidad y otra sin (por ejemplo ORL vs. oftalmologí­a), es lógico que quiera asegurarse la especialidad desde un primer momento.
    “¢En el borrador no se define qué sucederá con los centros privados: ¿no estarán sometidos a UDT, formarán UDTs independientes, quedarán adscritos a una UDT pública, sus plazas serán de acceso libre?
    Raquel Fernández Garcí­a
    Tutor de Residentes
    Servicio de Anestesiologí­a, Reanimación y Tratamiento del Dolor
    Hospital Universitario de Móstoles

  • Es posible que me equivoque, pero en la última reunión informativa que el representante de la comisión tuvo con los estudiantes se eliminó el segundo examen.
    Es evidente que dos años de formación como anestesista son totalmente insuficientes. me temo que tal y como van los tiros, las especialidades tenderán a ampliarse.

  • Esta noticia aparecida en la revista anestesiaR respecto a la futura troncalidad de la formación via MIR y a la inclusión de la especialidad de Anestesiologí­a y Reanimación en el tronco común de Médicas tiene mayor repercusión e importancia de la que se puede imaginar el lector ocasional de la noticia, o el especialista con su plaza en propiedad. Supone en gran medida cambiar de piés a cabeza el sistema de formación y en parte el sistema de trabajo de la sanidad pública dentro de los hospitales universitarios españoles.
    En primer lugar surgen serias dudas sobre la formación actual de los residentes. Tan malo es el sistema actual que hay que cambiarlo prácticamente todo (a los efectos); o es un problema de planteamiento y análisis real de la formación de los médicos residentes por especialidad.
    Existe por otro lado una gran desinformación sobre temas tan problemáticos a corto y largo plazo como el que tratamos en este momento. Deberí­an ser las sociedades médicas profesionales (SEDAR, OMC) las que encabezaran las corrientes de opinión al respecto. Existe por otro lado una legislación comunitaria, nacional y autonómica que lo complica aún más.
    Sólo puedo decir que cuando hice la residencia en Anestesiologí­a y Reanimación estaba encantado de empezar el primer dí­a en el servicio de anestesia. Y participar de esa manera en la práctica diaria de esta especialidad a sabiendas de que muchas cosas podí­an quedarse en el tintero (rotaciones médicas más largas y numerosas, rotaciones en unidad de crí­ticos, etc.). Problemas que se solucionarí­an probablemente alargando la especialidad a 5 años, completándolas con una formací­on básica médica mí­nima de 1 año de acuerdo con cada unidad docente.
    Al respecto la Comisión Nacional de la Especialidad de Anestesiologí­a y Reanimación ha solicitado la ampliación a 5 años el perí­odo de residencia, incluyendo hasta la resolución de esta solicitud las siguientes recomendaciones:
    – 6 meses de rotación en medicina de cuidados intensivos (REA, UCI, Crí­ticos, …).
    – 3 meses de rotación por unidad de tratamiento del dolor.
    – 3 meses de rotación por urgencias-emergencias;
    siendo receptivos al perí­odo de capacitación correspondiente a la medicina de cuidados intensivos desarrollada por los anestesiólogos.
    Por otro lado esta noticia refleja en gran parte lo expresado en el artí­culo especial de la revista de la SEDAR: Unificación de “Anestesiologí­a y Reanimación” con “Medicina Intensiva” (Rev. Esp. Anestesiol. Reanim. 2009; 56:628-631) en el que se comentaban los pros y los contras de la fusión de Anestesiologí­a con Medicina Intensiva.
    En definitiva, muchas cuestiones pendientes que exigen soluciones concretas de problemas concretos y no soluciones globales de multiples problemas concretos.
    Lo mejor de todo es disponer de foros como éste donde poder plantear estas cuestiones y las que surgan.
    José Ramón Cabañas Armesilla
    Co-tutor residentes
    Servicio de Anestesiologí­a y Reanimación
    Hospital Universitario de Getafe

  • Estoy totalmente de acuerdo con lo que comenta Jose Ramón, yo hasta ahora habí­a oido hablar de la troncalidad en la formación de los futuros residentes, pero no tení­a muy claro que era y sobre todo como podrí­a afectar a nuestra especialidad.
    Basándome en el comentario de Fernando Ramasco y siguiendo la página que nos aconseja que leamos de la Sedar, he comenzado a leerla y a tomar notas y a medida que proseguí­a en la lectura más me daba cuenta de la importancia de que nuestra especialidad consiga salirse de esos troncos comunes, porque estamos relacionados con ellos como el resto de la especialidades que se han separado.
    No tengo claro si la troncalidad es interesante para otras especialidades más comunes entre ellas, pero si creo que para nosotros NO, coincidiendo con los argumentos ya expresados anteriormente por los compañeros.
    Yo creo que nuestra especialidad se queda corta, porque se ha ampliado mucho en los últimos años( anestesia fuera de quirófano, crí­ticos, bloqueos periféricos, ví­a aérea dificil y otras muchas parcelas) y que deberí­a ser de 5 años y cuando leo el informe del grupo de trabajo, veo que lo dejaremos reducido a dos años.
    Es importante que todos leamos el informe de 117 páginas, de las que no tienen desperdicio la 28, 32 y 43 (conclusión 9), para que opinemos, siempre aplicado al conocimiento de nuestra especialidad.
    Como tutora me deja muy preocupada la formación de los futuros de residentes, que hasta ahora me sentí­a orgullosa de formar parte en su formación.
    Es un mal momento por las vacaciones, pero yo creo que debemos seguir debatiendo y llegar a alguna conclusión lo más rapidamente posible, para como dice Fernando no sea demasiado tarde.

    Saludos. Marisa Mariscal.
    Co-tutora Hospital U. de Getafe. Madrid

  • El actual sistema de formación, con más de 30 años de trayectoria y pequeñas pero continuas modificaciones durante ese tiempo, ha dado muestras de su eficacia para formar especialistas médicos altamente cualificados que han permitido elevar de forma homogénea en todo el Estado Español la calidad asistencial y la seguridad de los pacientes, situando a nuestro sistema en muchas ocasiones como estándar de comparación con sistemas de otros paí­ses.
    Dejando de lado las cuestiones organizativas que plantea el borrador, muchas de las cuales no comparto y me parecen casi imposibles de aplicar y centrándome exclusivamente en lo que es la formación profesional, no me cabe duda alguna de que el sistema (formación genérica seguida de formación especí­fica) tiene sentido, es más, considero que es imprescindible y deberí­a ser la base sobre la que modelar al futuro especialista. Me resulta tremendamente lógico que cualquier futuro especialista, incluido el de anestesia, tenga el primer contacto con la especialidad una vez haya adquirido una serie de capacidades básicas en el campo de la comunicación con el paciente, su entorno psico-social, la investigación, la gestión clí­nica, la seguridad del paciente y la prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad. Serí­a muy pertinente, además, que dichas capacidades se adquiriesen en todos y cada uno de los diferentes niveles asistenciales que componen el Sistema Nacional de Salud.
    Sin embargo, no parece tener mucho sentido que para conseguir estos objetivos se haga a costa de detraer tiempo de la formación especí­fica en anestesiologí­a. Según se desprende de comentarios anteriores, a todos nos ha parecido que el problema fundamental del plan (hablando exclusivamente de docencia) es el corto perí­odo de tiempo que deja para la formación especí­fica y, efectivamente, produce estupor comprobar como ese tiempo ha quedado reducido a sólo dos años.
    Como el propio documento expone, los enormes avances en la tecnologí­a y el conocimiento, el incremento del coste sanitario y la mejora continua en la calidad y la seguridad del paciente parece que obligarí­an a una formación cada vez más exhaustiva. Anestesia, además, es uno de los campos con más avances tecnológicos en los últimos años y, además, es una tecnologí­a que sólo se emplea en nuestra especialidad por lo que, aún siendo lógica la formación básica troncal, no es menos cierto que la formación especí­fica debiera disponer de tiempo suficiente para el conocimiento y manejo de toda esa tecnologí­a con suficiente eficiencia y seguridad. Hace 25 años, el tiempo de residencia en Anestesiologí­a, Reanimación y Tratamiento del Dolor, era ya de 4 años. En estos 25 años han aparecido y se han extendido los trasplantes de órganos sólidos, la monitorización hemodinámica invasiva, la monitorización de la profundidad de la hipnosis, la monitorización respiratoria, la ecocardiografí­a, la anestesia regional guiada por ecografí­a, la fibronbroncoscopia, nuevos y mejores métodos de ventilación mecánica invasiva y no invasiva, la anestesia geriátrica y la anestesia en cirugí­a ambulatoria entre otros, además de multiplicarse el arsenal farmacológico disponible. ¿cómo conjugar el incremento de los objetivos docentes con el decremento del tiempo disponible para alcanzarlos? .
    Con la puesta en marcha del Plan Bolonia, se pretende mejorar la formación práctica en todas las carreras universitarias de forma que se alcancen una serie de competencias básicas. La adquisición de competencias clí­nicas en las facultades de medicina españolas es, con honrosas excepciones, extraordinariamente deficiente, siendo mí­nimo el porcentaje de alumnos de 6º curso capacitados para hacer una reanimación cadio-respiratoria básica o, simplemente, obtener un acceso venoso Si el objetivo consistirá en formar a los estudiantes en la práctica clí­nica general durante el periodo universitario, parecerí­a ahora un buen momento para que esos dos años (al menos uno) de formación clí­nica “general” que plantea el borrador fueran parte del currí­culum universitario con la implantación de un programa obligatorio de rotaciones por diferentes servicios y niveles asistenciales y una serie de objetivos docentes evaluables por tutores y profesores. De esa manera se podrí­an dedicar los 4 años í­ntegros de la especialidad a cuestiones especí­ficas de ella sin prolongar inútilmente el perí­odo de residencia.
    Con la reforma planteada en el borrador creo que el paí­s dispondrá, posiblemente, de médicos mejor formados y de especialistas en anestesiologí­a inexpertos e inadecuadamente formados que, necesariamente, tendrán que recurrir a la realización de numerosos cursos teórico-prácticos de formación una vez obtenido su tí­tulo de especialista. Es papel de la SEDAR y la Comisión Nacional de la Especialidad ejercer su papel, aglutinando y transmitiendo a los organismos pertinentes las opiniones de todos nosotros.

  • En el mes de agosto saldrá publicada en la REDAR la posición oficial de la Comisión Nacional de la Especialidad respecto a la troncalidad, que de forma resumida incluye una ampliación a cinco años del periodo formativo total (2 troncales y 3 no troncales), como condicion sine que non de la participación en la troncalidad, y la intención de crear un trayecto formativo especifico de Anestesia que incluya urgencias y medicina de cuidados intensivos (los estudiantes han logrado que se escoja la especialidad simultaneamente con el tronco y que no exista un nuevo examen tipo MIR tras la troncalidad).
    El hecho que el tronco quirúrgico incluya competencias en GESTION Y ORGANIZACIÓN DEL AREA QUIRíšRGICA , y SEGURIDAD DEL PACIENTE, HIGIENE Y GESTION DE RIESGOS, no í­mplica una exclusión de esas competencias en Anestesia, cuyos residentes tendrán que adquirir esas competencias, probablemente ampliadas, en su periodo no troncal.
    La entrada de la Anestesia en la troncalidad médica es positiva para la formación de los residentes y para la normalización de nuestra especialidad con su reconocimiento como la medicina perioperatoria. La formación médica común es necesaria para cualquier anestesiólogo.
    El único riesgo real es una pérdida de tiempo formativo especí­fico de la especialidad, que es lo que estamos procurando evitar.
    La SEDAR puede manifestar su postura en el Ministerio de igual forma que han hecho numerosas sociedades cientificas, aunque el acuerdo entre la SEDAR y la Comisión Nacional (con 2 representantes de la SEDAR) es pleno en estos aspectos.
    Un saludo a todos
    Pablo Monedero. Vicepresidente de la Comisión Nacional de la Especialidad

  • Muchas gracias a todos por vuestras opiniones y valoraciones, en especial me gustarí­a agradecer a Pablo Monedero el hecho de acercarnos de primera mano la posición de la SEDAR y la Comisión Nacional de la Especialidad.
    Estaremos muy pendientes del posicionamiento de nuestra sociedad que, por lo que adelantas, parece coherente con el parecer de los demás colegas que han participado.
    La futura introducción de la troncalidad en la formación de nuestra especialidad es un tema que creemos merece seguir siendo debatido de forma seria y trasparente, pero sin dilación. Probablemente todos estemos de acuerdo en que ese borrador es insuficiente para nuestras aspiraciones. Esperemos que los puentes de diálogo y negociación entre SEDAR, Comisión Nacional de Especialidades y administraciones competentes sigan abiertos y el resultado final permita no solo despejar las dudas de una hipotética merma en la formación de los futuros anestesiólogos, si no que esta oportunidad sirva de empuje para lograr una mejorí­a en la misma. Desde luego, modéstamente, nos gustarí­a poder aportar un espacio para esa reflexión en esta web y trataremos el tema con toda prioridad.

    Daniel Arnal
    Anestesia y Reanimación
    Hospital Universitario Fundación Alcorcón

  • Antes de modificar los planes formativos de la especialidad (léase y no se olvide: ANESTESIA, REANIMACIÓN Y TERAPÉUTICA DEL DOLOR), convendrí­a plantearse qué pretendemos de ella, evaluar sus carencias actuales y tratar de enfocar sus directrices futuras contando con la opinión versada de otros colegas de la Unión Europea.
    En nuestro medio cientí­fico cambiar por cambiar es cosa de papanatas, de indocumentados audaces o de justificadores de sueldo. Seamos un poquito serios y, por una vez, consúltese de verdad a los profesionales más reputados del paí­s. Dejen el telediseño para otros campos más livianos que la medicina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *