Curso Diploma Europeo

Recomendaciones de uso en la Técnica de Anestesia Total Intravenosa (TIVA-TCI)

Asena-PK-Cardinal-01
la técnica de anestesia total intravenosa como la anestesia inhalatoria, locorregional ecoguiada o sedación monitorizada requieren de un cuidado especial para evitar desde errores de medicación o programación de los diferentes monitores, vaporizadores o sistemas de infusión hasta la contaminación de catéteres, infecciones generalizadas por incorrecta manipulación, desconexiones accidentales o despertar intraoperatorio. También como cualquier técnica anestésica o quirúrgica requiere de una formación básica previa.
Grupo Nacional de Anestesia Total Intravenosa

Marí­a Pérez  FEA Anestesiologí­a. Hospital Clí­nico Universitario de Valladolid; Guillermo Tejón  Adjunto de Anestesia. H.U. Marqués de Valdecilla; Vicens Rodrí­guez  Adjunto de Anestesia. Hospital de Viladecans (Barcelona); Anna Abad (Vicepresidenta Grupo Nacional GATIV)

A propósito de una entrada que se publicó sobre “Programación errónea de una bomba de TCI. Caso SENSAR del trimestre” aprovechamos la oportunidad para revisar algunas recomendaciones de uso en la Técnica de TIVA-TCI que pueden servir para mejorar el rendimiento de ésta técnica y evitar  errores de programación.

Snap97

La Anestesia Total Intravenosa (TIVA) se define como una técnica de anestesia general, en la que la inducción y el mantenimiento anestésico se consiguen a partir de fármacos administrados exclusivamente por ví­a intravenosa. Su creciente empleo se debe en parte, a los avances en modelos farmacocinéticos y tecnologí­a en sistemas de infusión, a fármacos de última generación que consiguen su acción en un tiempo de latencia mí­nimo y un aclaramiento ultrarrápido. Todo ello, nos permite mayor estabilidad hemodinámica y un mejor control de la profundidad anestésica. Al igual que se realiza el checklist quirúrgico y no concebimos iniciar la inducción anestésica y la ventilación mecánica sin comprobar el respirador, en este caso, sucede lo mismo. No debemos olvidar que la técnica de anestesia total intravenosa como la anestesia inhalatoria, locorregional ecoguiada o sedación monitorizada requieren de un cuidado especial para evitar desde errores de medicación o programación de los diferentes monitores, vaporizadores o sistemas de infusión hasta la contaminación de catéteres, infecciones generalizadas por incorrecta manipulación, desconexiones accidentales o despertar intraoperatorio. También como cualquier técnica anestésica o quirúrgica requiere de una formación básica previa.

CHECKLIST 

El checklist en TIVA  es de suma importancia. Desde el inicio del procedimiento nos ayudará a detectar errores de funcionamiento de los sistemas de infusión, etiquetados incorrectos de las jeringas con la consiguiente administración errónea en la medicación o casos de despertar intraoperatorio por problemas con las lí­neas intravenosas (conectores, válvulas, llaves de tres pasos, acodamiento, desconexión accidental, espacio muerto,reflujo…). Es muy recomendable la lectura del manual del sistema  TCI que utilicemos habitualmente en quirófano.

Tips and Tricks to optimize Total Intravenous Anesthesia

error4

http://issuu.com/aat23865/docs/12122008012008_combine/1

ESTRATEGIA  DE  TRABAJO 

Como en toda técnica anestésico- quirúrgica debemos establecer una estrategia de trabajo que nos permita  en cierto modo, individualizar la anestesia para cada paciente. Debemos por tanto, resolver diferenes incógnitas:

Caracterí­sticas del paciente error6y sus datos antropométricos. ¿Se trata de un paciente geriátrico y/o obeso?. ¿Pluripatológico y/o polimedicado?. ¿Qué tipo de intervención?. Esto nos ayudará a seleccionar los fármacos y los modelos matemáticos más recomendables para nuestro caso clí­nico.

¿Podemos emplear TIVA-TCI en pediatrí­a?

 

CONFIGURACIÓN DE UN SISTEMA TCI

Haz clic para acceder al ví­deo

FARMACOS

El propofol  es fácilmente identificable por su color (blanco) respecto al remifentanil (transparente), aún así­, deben etiquetarse las jeringas. Existe en el mercado farmacéutico, las jeringas precargadas que el sistema reconoce automáticamente.

Como norma de seguridad, el propofol suele cargarse en jeringas de 50 ml, mientras que para el remifentanil son de 20 ml. La concentración habitual de propofol es de 10mg/ml (1%)  y la de remifentanil para adultos es de 50 mcg/ml.

Actualmente se está introduciendo un etiquetado de jeringa con código de barras que ayuda a identificar automáticamente el fármaco y registrarlo en la hoja de anestesia.

Sistema-multimodal de vigilancia y administracion de medicación SENSAR

 SISTEMAS TCI

Algunos sistemas TCI disponen de una base central que permite introducir de una sola vez, los datos antropométricos del paciente, selección de fármacos, concentración y protocolos. Todos los módulos se interconectan a esta base central. De esta manera se reducen errores de configuración inicial.

El sistema TCI reconoce tipo y volumen de jeringa además de identificar el fármaco en cada módulo y también en la base central. Dispone de alarmas de presión alta (oclusión) y baja (desconexiones accidentales) (Modelos Fresenius Kabi).

Debemos seleccionar el fármaco, la concentración, el modelo matemático y la modalidad de trabajo (concentración efecto (Ce) y concentración plasmática (Cp)). El sistema TCI está preparado para realizar automáticamente la inducción , el mantenimiento  y la educción anestésica sin que sean necesarios bolus de propofol u opiáceos con jeringas adicionales.

error8

1 (1)Según el modelo comercial de TCI, las pantallas pueden ser en color (Orchestra Base Primea Fresenius) o monocromas (Asena PK CareFusion, BBraun Space,  Agila Injectomat TIVA Fresenius).

CONCLUSIONES FINALES

Checklist – Errores de medicación – Formación – Notificación de incidentes – Seguridad del paciente

CHECKLIST

Checklist, herramienta muy útil y de obligado cumplimiento.

ERRORES DE MEDICACIÓN

Los errores de medicación en anestesia por dosis incorrectas suelen ser los más frecuentes, entre el 25 y 37 %. Un 10 – 30% corresponden a opioides/hipnóticos (Medication errors in anesthesia: a review, Int Anesthesiol Clin 2013).

APSF Hosts Medication Safety Conference, de 2010  da algunas indicaciones que pueden ser de utilidad:

  • Estandarización: jeringas precargadas, infusiones estandarizadas, bombas con etiquetas legibles.
  • Cultura: Discusión de los errores que se producen, comunicación de los mismos.
  • Farmacia: Kits de medicación precargada siempre que sea posible, implicación del servicio de Farmacia.
  • Tecnologí­a: Estandarizar y mejorar las interfaces de las bombas, checklist obligatorios.

Recordar los estándares de la Joint Commission para prevenir errores de medicación (Bloque Quirúrgico. Estándares y Recomendaciones, editado por Ministerio de Sanidad):  

  • Etiquetar todos los medicamentos, contenedores de medicamentos y otras soluciones, dentro y fuera del campo estéril.
  • Utilizar al menos dos métodos de identificación del paciente  cuando se administran medicamentos o hemoderivados…
  • Estandarizar para todo el centro los conjuntos mí­nimos de datos, terminologí­a, definiciones, clasificaciones, vocabulario y nomenclatura, incluyendo abreviaturas, acrónimos y sí­mbolos.
  • Asegurar que los medicamentos son almacenados de forma adecuada y segura.
  • Identificar y, anualmente como mí­nimo, revisar la lista de medicamentos cuyo nombre o apariencia pueden confundirse y desarrollar acciones para prevenir la confusión en el uso de los mismos…
  • El centro debe tener una polí­tica activa frente a los efectos adversos, constatados o potenciales, de medicamentos, participando en los programas de farmacovigilancia de las distintas Comunidades Autónomas.

FORMACIÓN

Imprescindible la formación del anestesiólogo en nuevas tecnologí­as. Se debe ofrecer una docencia que permita conocer  normas básicas de funcionamiento, beneficios, riesgos y limitaciones de cualquier técnica y en este caso de TIVA-TCI.  No se puede encorsetar un sistema, sino más bien acceder fácilmente a una formación adecuada que mejore la seguridad del paciente.

SENSAR

Notificación de incidentes

Los sistemas de comunicación y análisis de incidentes pretenden identificar los factores latentes en el proceso asistencial que contribuyen a la producción de fallos, errores o incidentes que supongan daño para el paciente. Una vez identificados se implantan medidas que corrijan dichos factores e impidan la repetición de incidentes similares. En España funciona desde 2009 SENSAR, sistema de comunicación y análisis de incidentes en anestesia. El enfoque de SENSAR se centra en el análisis del sistema en un marco que revisa los factores latentes asociados a: el individuo en contacto con el paciente; el equipo humano; la tarea que desempeñan; el propio paciente; el lugar de trabajo; y la organización. Los sistemas como SENSAR permiten aprender de los errores de forma sistemática, fomentan la seguridad asistencial y aprovechan los incidentes sin daño y no solo los eventos adversos.

 

 

Pearl Tree  GATIV

Gativ

Escrito por

El Grupo Nacional de Anestesia Total Intravenosa (GATIV), fundado en el seno de la SEDAR como grupo de trabajo en 2008, publica acerca de todo lo relacionado con la TIVA y novedades tecnológicas y farmacológicas.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *