Complicación de la epidural del parto

epidural-parto
Complicación de la epidural del parto. Una nueva entrada de la Dra. Jomeini.

epidural-parto

Gritó. La oí­ gritar desde la puerta del Paritorio. Cuando entré, tení­a el rostro demudado de dolor. Se encogí­a sobre sí­ misma gimiendo. La matrona la tranquilizaba pidiéndole que respirara profundo y ella la miraba con ojos nublados como debió mirar Jesús a Marí­a Magdalena en el camino al cadalso. Porque cada nuevo latigazo era como si la partieran en dos. Su marido estaba en una esquina de la habitación, con los ojos abiertos como platos, sin reconocerla en aquella mujer que gritaba.

““No te habí­amos llamado antes porque querí­a un parto natural ““me explicó la matrona.

Ella ““la llamaremos Sara““ levantó la cabeza, agotada y pálida.

““ ¿No le va a pasar nada al niño, verdad? ““me preguntó.

La miré a los ojos. ¿Cómo explicarle que sabí­a exactamente cómo se sentí­a? He sido madre dos veces. Y sé que el parto duele mucho, muchí­simo. Y quien diga lo contrario miente.

Pero ella está rota de dolor. ¿De qué sirve que le cuente que la gran mayorí­a de la gente a la que ha oí­do hablar de la epidural ““incluso profesionales sanitarios““ no tiene ni idea de la técnica? Que es posible que todo lo que haya leí­do sobre la epidural no sirva para nada.

““Mí­rame, Sara ““le digo““ Soy madre. He parido dos veces con epidural. ¿Crees que si hubiera sido perjudicial para mis hijos me la hubiera puesto?

Ella asiente y se coloca, mientras las lágrimas le caen por las mejillas. Porque ha cedido al dolor. Arrastra la culpa de mala madre. Que piensa primero en ella y no en tener un parto lo más natural posible.

No lo entiendo. De verdad. No entiendo este acoso y derribo por el parto natural. Que cada cual es libre de elegir lo que quiera, pero veo verdaderas talibanas del parto natural que, cuando les llega la hora, piden a gritos la epidural que no facilitaron a las embarazadas a su cargo. Que da la sensación de que la epidural es Voldemort. Que se ha convertido en el innombrable. Lees disparate tras disparate: que bloquea las piernas (Señores, la epidural no es una espinal. Son técnicas distintas), que poco menos que mata al bebé, que el fentanilo intranasal““en una revista dirigida a madres, que deberí­a tener algún filtro““ es menos perjudicial para el niño (hay que joderse), que baja el Apgar en un estudio hecho por enfermeras y aireado en los medios…

Pero todo eso, todo ese machaque de la información errónea en Internet, esa sensación de que si suprimes el dolor del parto ““para convertirlo en una experiencia memorable en vez de en un recuerdo que quisieras olvidar““ eres una mala madre, todo eso no está en el consentimiento. Y es, señores mí­os, una complicación de la epidural en el parto.

Etiquetas de la historia
Escrito por

Ana González Duque trabaja durmiendo gente y escribiendo historias, sin que afortunadamente lo primero sea una consecuencia de lo segundo.

31 Commentarios

  • Si, la epidural puede bloquear las piernas. A mí­ me pasó. Tení­a la pierna izquierda como si fuera un saco de patatas. Movilidad y control cero patatero. Tb hay estudios q relacionan la fiebre intraparto y en el recién nacido con el uso de la epidural. Eso tb me pasó a mí­. La epidural puede hacer q baje la tensión arterial y por ende el latido cardiaco del bebé. Eso tb me pasó a mí­. Y nadie te explica esto en las clases de preparación al parto ni aparece nada tampoco en la hojita del consentimiento informado. Porque claro si nos lo dijerais lo más probable es que decidiéramos no utilizarla. Operarse de juanetes no es lo mismo que dar a luz. Para dar a luz la mujer necesita sentir y saber q ocurre para poder colaborar. Tú misma lo dices: “duermes gente”. Dormido sólo puedes roncar o soñar pero nada más y mucho menos parir.

    • Todo eso aparece en la hoja del consentimiento, Candy, así­ como complicaciones muchí­simo más infrecuentes. La hipotensión es rarí­sima si sabes desde el principio que la madre va a querer epidural y la hidratas. Yo sabí­a todo eso y me decidí­ a utilizarla en mis dos partos. También el parto tiene riesgo de muerte, pero afortunadamente es bajo y la gente se sigue quedando embarazada. De la misma manera, los riesgos de la epidural son bajos.
      Yo no me limito a dormir gente: los mantengo con vida mientras los operan. Valoro muy bien los riesgos y beneficios de cada cirugí­a porque tengo todos los conocimientos en la mano. Eso es lo que quiero que tenga la madre: todos los conocimientos.
      No digo con esto que no haya partos naturales: todo lo contrario. Cada cual es libre de elegir, pero sí­ pido que no haya información sesgada. Que la madre pueda elegir lo que quiera sin tener que sentirse culpable.
      Una epidural bien puesta permite a la madre incluso caminar. Y por supuesto colaborar en su parto.
      Siento tu mala experiencia, pero no tiene que ser igual para todas.

      • Pues en mi consentimiento no habí­a nada de eso. Quizá ahora lo incluyan, hace 10 años no. Sólo poní­a lo “general” que se suele poner para cualquier tipo de “operación”, nada especí­fico sobre como puede influir el uso de la epidural en el desarrollo del parto. Las madres tienen pocos conocimientos sobre el parto en general y sobre el uso de la epidural en concreto, porque no nos los dan. Tenemos que buscarlos por nuestros propios medios. Yo nunca diré que una madre es mejor que otra por usar o no usar la epidural. Nadie debe sentirse culpable por usarla si la necesita. Yo si me siento culpable de haberla usado porque lo hice a ciegas, porque todo el mundo la usaba y pensaba que si era así­ serí­a porque era seguro. Y no lo es. No es inocuo. Puedes usarla y que todo salga bien o puedes usarla y que te siente como un tiro y fastidiar tu propio parto. Los estudios demuestras que aumenta las posibilidades de acabar con un parto instrumental, simplemente porque te limita la movilidad y hace que los pujos sean menos efectivos. Un forceps o una ventosa pueden resultar muy traumáticos tanto para la madre como para el bebé.
        Sé que existe la posibilidad de la walking epidural pero su uso no está muy extendido, no sé porque. Los profesionales y los centros no la ofrecen y las mujeres no la piden porque ni siquiera saben que existe esta opción.
        Creo que debe fomentarse el que las mujeres no teman al parto y el uso de otras formas de analgesia menos invasivas. Si esto no funciona, la epidural deberí­a ser la última opción y ser “bien puesta”, es decir, la dosis mí­nima para anular la sensación de dolor pero sin dormir por completo la zona y permitir el movimiento de la mujer. Esto no se hace así­ en la mayorí­a de los casos. Quizá los anestesistas necesiten una formación especí­fica en este ámbito porque como digo parir es una situación completamente diferente a someterse a cualquier operación quirúrgica.

        • Afortunadamente, las cosas han cambiado muuuuuucho en 10 años. Tanto que ya se sabe que la epidural no aumenta el riesgo de parto instrumental. Con estudios. Demostrado. Otro de los mitos que se repiten hasta la saciedad.
          Los anestesistas tenemos una formación muy buena en el área obstétrica. Te lo aseguro. Pero es que además soy madre y sé perfectamente lo que se siente pariendo.

  • Gracias por contarlo tan bien.
    Decid conmigo, ¡¡QUIERO QUE VUELVA EL Blog de la Dra. Jomeini!!.
    ( que sii,que soy pesadita,de chica también)
    : P

      • Demasiada Jomeini, diría yo. Por más que evito leer sus pedanterías, siempre que hago una búsqueda en google en relación con nuestra especialidad, doy con alguna de sus payasadas. No me cabe duda de que tendrá sus palmeros, pero me resulta irritante su manera de hacer un relato melodramático de cualquier situación. Ah, y el “ser madre” dista mucho de ser un argumento riguroso para “convencer” (que tiene tela, porque nuestra labora es “informar” de alternativas) a un paciente. Lo dicho, espero no tener que toparme con más tonterías de este tipo redactadas por usted; aunque, me temo, eso es poco probable.

  • ¿Qué no es posible parir sin dolor? Y nos llamas mentirosas a quienes podemos contar partos indoloros? Esa es una forma respetuosa de dirigirse a las madres? Alucino. Entonces cómo tratas a las mujeres frente a frente?
    Yo he tenido tres partos. Dos de ellos sin ningún tipo de analgesia y sin dolor. (Sí­. sin dolor. existimos mujeres así­.) Uno de ellos con epidural. Recuerdo cómo se me durmió la mitad del cuerpo y la sensación horrible -después del parto- de no solo no poder moverme, sino de estar absolutamente insensible. Mis piernas, hinchadas, parecí­an carne muerta. Si una madre cuenta esto, es su testimonio, no puedes decir que no sea cierto…
    Capí­tulo 9 – Control del dolor – Guí­a práctica de atención al parto normal. Hay como 20 páginas dedicadas al control del dolor. Cuando nos dan el consentimiento “informado” (informado, por decir algo…) cómo vamos a NO firmar? Cómo es posible que solo podamos elegir “epidural sí­, epidural no”? No se da cuenta nadie de que se nos deja sin opciones?
    La opción es dolor sí­, dolor no. Y desde luego, queremos que no sea doloroso: pero si desconocemos que existen más métodos y que podemos usar otras técnicas, si en cuanto llegamos se nos inmoviliza, cómo no va a ser doloroso? y cómo vamos a elegir libremente?
    La epidural puede ser un buen recurso en un parto muy doloroso, madre agotada, dilatación larga… claro que sí­. La usaremos cuando la necesitemos. Pero por favor que se ofrezcan más cosas. Dejad de ser obsoletos.

    Para que sea un parto memorable, en vez de una experiencia digna de olvidarse, escuchadnos. Dejad de ser tan soberbios. Queremos elegir, no que se nos imponga cómo parir.

    • No leo eso estimada Dra. jomeini. Leo que nos llamas mentirosas a quienes parimos sin dolor y lo contamos. Y llamas mentirosas a ciertas enfermeras que hacen un estudio que luego se difunde en medios. No será mejor contrastar aquí­ mismo esa información? Poner exactamente la evidencia desde la que se dice lo contrario? Así­ las madres podrí­amos leer ambas cosas y elegir lo que nos venga bien.
      En el juego de las malas madres no entraré. Mejor hablemos de malos profesionales. De aquellos que solo ofrecen la epidural cuando hay muuuuchas cosas para elegir. O de esos que te presionan y te dicen “como no te la pongas ahora, se irá el anestesista”.
      Si hay una mujer que pide la epidural y se le niega por parte de los sanitarios, te has equivocado de entrada. Tendrí­as que hacer una para tus colegas.

  • Buenas.. querí­a comentar como fue mi parto,… yo no pude ir a las clases pre parto por motivos se trabajo,y que siempre me coincidí­an con las eco grafí­as…
    La matrona que tuve,fue INCREíBLE, me lo explicó todo perfectamente,en todo momento pedí­a mi opinión para todo,..me dijo,que si no me importaba ponerme el ‘chute’ no tan fuerte para que yo notara cuando tení­a que empujar,y poder sentir la llegada de mi hijo.. la intensidad de las contracciones era mucho más floja,claro está, pero yo sentí­a perfectamente cuando llegaban,.. tuve un parto precioso,y todo gracias a la matrona que me atendió..
    He de decir, que me pincharon 2 veces porque el anestesista a la primera falló, y yo sentí­a mis piernas,aunque las notara pesadas..
    Pienso que la epidural nos ayuda mucho a poder tener una preciosa experiencia.

    • Las matronas hacen una labor increí­ble: a mí­ me salvó la vida la que atendió mi parto.
      Lo ideal es eso: que la epidural sea analgésica. Que tú sientas las contracciones, aunque más leves. Me alegro de que tu experiencia haya sido buena :D

    • A ver si nos informamos un poquito mejor: la epidural no necesariamente no funciona correctamente por “fallo del anestesiólogo”. Hay muchos más motivos. No digo que no se debiera a una mala técnica (que entra dentro de lo razonable, sobre todo en residentes con poca experiencia), pero de ahí a afirmar categóricamente que “el anestesista falló”, va un trecho.

  • Hola,
    Soy Matrona desde hace 10 años y desgraciadamente la experiencia (y la evidencia cientí­fica así­ lo ha apoyado durante mucho tiempo,aunque me gustarí­a leer la referencia que dice que lo contrario)…la experiencia me dice que las madres que utilizan la epidural tienen peores partos (alto porcentaje de instrumental y cesárea) y más largos. En el hospital donde trabajo a la mayorí­a de las madres se les duermen las piernas, y cuando pides a los anestesistas que si pueden poner una dosis algo más baja para poder hacer posturas, la mayorí­a de los anestesistas se enfadan ,y les parece mal. De hecho vemos que las únicas mamas con buenos partos son las que no se la ponen, por falta de tiempo o pq no quieren.
    Hay grandes profesionales anestesistas, y muchos buenas personas, pero a la gran mayorí­a les cuesta aceptar que la matrona, o la madre de parto les pida estas cosas. Algunos con mala leche se meten en las habitacioines de las madres que en principio no la desean a decirles que o que se la ponen ahora o que luego cuando la pidan a gritos no se la piensan poner (NO es lo habitual por supuesto)
    Quiero desde aquí­ pediros a los anestesistas que empaticeis un poco más y comprendais (los q no lo hacen,claro) que dar a luz es una experiencia única, y que el parto ES MOVIMIENTO, ya que los cambios posturales facilitan que los diámetros pélvicos aumenten. Debido a los malos partos que he visto en madres con epidural, yo misma NO la utilicé en el nacimiento de mi hija, y fue una experiencia INmejorable. Sin embargo, sé que no es para todas las mujeres, por eso daros cuenta de que con la walking epidural, podrí­ais mejorar hasta lí­mites insospechados la experiencia de las madres y los partos, y la gente no tendrí­a tanto miedo a la epidural( en reino unido utilizan la walking en casi todas las ocasiones y no veáis que diferencia cuando trabajé allí­!)
    Por cierto, tb he visto complicaciones más serias en mi hospital, pero gracias a Dios contadas.
    Por otro lado, en situaciones más complicadas , como cesareas urgentes, hemorragias, paradas cardiorespiratorias…vuestra profesionalidad y saber estar queda patente, os felicito en este sentido por saber gestionar eficazmente estas dificiles situaciones.
    Debemos , como profesionales, individualizar y respetar a las usuarias en todas las decisiones.
    Por cierto, en el Consentimiento de mi hospital de la epidural NO pone las complicaciones que tienen sobre el parto o el bebé, solo las especí­ficas de la técnica… infección, ….
    Un saludo y os animo a todos a seguir trabajando por mejorar la atención a las familias.

  • “la experiencia me dice”: es la peor de las recomendaciones. La ciencia es la ciencia. Ya no estamos en los tiempos del oscurantismo, y debemos mirar la evidencia cientí­fica antes de hacer aseveraciones que tengan repercursión en aquellos a los que, en teorí­a, cuidamos…
    “luego cuando la pidan a gritos”: cuando la madre está tan dolorida, tan “pasada”, que no es capaz de estarse mí­nimamente quieta… o cuando está tan avanzado en parto que los beneficios son menores que los riesgos, es lógico que no se les piche…
    ” yo misma NO la utilicé en el nacimiento de mi hija, y fue una experiencia INmejorable”: de nuevo opinión personal que no cientí­fica. Hay madres (pacientes en general) con buena tolerancia al dolor… pero negar la opción de una técnica analgésica a alguien con dolor dista mucho de la ética necesaria para ejercer la sanidad… Si la mujer, con los datos reales cientí­ficos decide no pincharse, ole por ella… pero darle datos de la experiencia personal de uno no es buena praxis (no es una buena evidencia cientí­fica…).
    ” la walking epidural”: es una técnica muy bonita, pero realmente no sirve para nada que la madre esté dando paseos por el paritrio. Otra cosa son las epidurals a bajas dosis… Es más, que la paciente varí­e la posición en la cama precisamente viene bien para distribuir la medicación en el espacio epidural (NOS viene bien a los anestesistas)…

  • “la gente no tendrí­a tanto miedo a la epidural”: eso se resuelve dando una información real y cientí­fica de en qué consiste el procedimiento, los riesgos, las ventajas… En mi experiencia, una sesión impartida por anestesistas en el Hospital ante un grupo de embarazdas sirve para que se les explique, y que ellas formulen las dudas que les surgan…
    “en reino unido utilizan la walking en casi todas las ocasiones”: ¿pero no se poní­a kalinox? Eso es lo que nos vendieron cuando intentaron que cambiásemos la epidural por él…
    “tb he visto complicaciones más serias en mi hospital, pero gracias a Dios contadas”: entre otras muchas cosas, hay que recordar que lo que más ha facilitado la disminución de la mortalidad en partos instrumentados es la epidural, al haber desplazado la necesidad en muchas ocasiones de anestesia general… y así­ lo dicen las guí­as internacionales…
    No pone las complicaciones”: ¿las complicaciones sobre la madre y el niño, más allá de las propias de la técnica en sí­ (infección, hematoma, etc.)? Y cuales son (con una evidencia cientí­fica seria, por favor)

    Habrí­a que explicar bien qué es la epidural, CIERTO, que las madres supieran en qué consiste, CIERTO, que la madre pueda empujar en el expulsivo, CIERTO, CIERTO Y CIERTO, que pueda moverse en la cama para que, además de por el parto, distribuya la medicación, CIERTO, habrí­a que darle una buena formación a todo el personal implicado en la técnica, CIERTO… y un largo etc.

    Habrí­a que evitar recomendaciones basada e la experiencia personal, CIERTO, habrí­a que evitar diabolizar la técnica (sentir el dolor no mejora la adherencia ni el cariño que se le tendrá al niño) CIERTO, habrí­a que aprender las complicaciones reales de la técnica, CIERTO, habrí­a que evitar instrumentar en exceso el parto, CIERTO… y otro largo etc.

    Pero también es cierto que hasta que nadie logre demostrar con método cientí­fico lo contrario, es la mejor y más segura técnica analgésica para un parto…

  • Mi experiencia, para bien o para mal, es mí­a y puedo compartirla donde y cuando quiera. La he sacado a colación porque en el post se dice que “esas cosas no pasan” y SI, si pasan, me pasó a mí­ y les pasa a otras muchas mujeres. No es solo mi experiencia, es la de otras muchas madres. Gracias a que existe la libertad de expresión, las madres podemos contar nuestra experiencia. Hacerlo nos sirve como desahogo pero también sirve para mostrar la realidad a otras mujeres.

    El post no es ni objetivo ni veraz. La propia autora dice que es madre, que sabe lo que es parir y sin duda se está dejando llevar por su propia experiencia personal, aparte de por su corporativismo profesional para escribir su texto.

    Existe un documento elaborado por el Ministerio de Sanidad llamado Estrategia de atención al parto normal en el Sistema Nacional de Salud, que deberí­an conocer todos los anestesistas que puedan llegar a tener contacto con mujeres de parto.
    http://www.msssi.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/equidad/estrategiaPartoEnero2008.pdf

    Con vuestros comentarios estáis dejando bien claro, que vosotros no sabéis nada de fisiologí­a del parto, ni de los efectos de la epidural en el mismo. Que o bien no sabéis de la existencia de este documento o que os da igual lo que en él ponga.

    Decí­s:

    “…realmente no sirve para nada que la madre esté dando paseos por el paritorio…”

    Claro que sirve, sirve para ayudar a que el niño descienda por el canal de parto, que se encaje en la pelvis, que rote y salga. Por eso la EAP recomienda en su apartado 3.1.4. Sobre el periodo de dilatación: Facilitar que la gestante pueda deambular y elegir adoptar la posición de acuerdo a sus necesidades y preferencias.

    Con la epidural la mujer o no se puede mover o no la dejan hacerlo por miedo a que le dé una bajada de tensión y se caiga, a que se le mueva el catéter, etc.

    “…Otra cosa son las epidurales a bajas dosis… Es más, que la paciente varí­e la posición en la cama precisamente viene bien para distribuir la medicación en el espacio epidural (NO viene bien a los anestesistas)…”

    Este comentario demuestra que te estás mirando el ombligo. No se trata de lo que viene bien o no para que el medicamento se distribuya. Lo importante no es la anestesia ni el anestesista, lo importante es el parto, la mujer y el bebé. Y ten por seguro que puede haber un parto sin la “bendita epidural”. La mujer tiene que poder moverse no para que la epidural haga o no efecto uniformemente, si no para facilitar que el niño se mueva y amolde al canal del parto y pase por él.

    “…ya se sabe que la epidural no aumenta el riesgo de parto instrumental…”

    En el art. 3.1.5. Manejo del dolor durante el parto dice: La analgesia epidural parece ser el método más eficaz para el alivio del dolor durante el parto. Sin embargo, las mujeres que utilizan este método tienen mayor riesgo de tener un parto instrumental y fracaso de la lactancia materna.

    Por eso se recomienda:

    “¢ Informar previamente a las mujeres sobre los diferentes métodos para el alivio del dolor, sus beneficios y potenciales riesgos.
    “¢ Informar a las mujeres de la capacidad cerebral de producir sustancias analgésicas (endorfinas) en un parto fisiológico en condiciones de intimidad.
    “¢ Informar sobre los riesgos y consecuencias de la analgesia epidural para la madre y la criatura.
    “¢ Considerar la aplicación de la anestesia epidural sin bloqueo motor.
    “¢ No realizar analgesia de rutina.
    “¢ Ofrecer a las mujeres la posibilidad de elegir uno o varios métodos, si lo desean.
    “¢ Para aquellas mujeres que no desean emplear fármacos durante el parto, se deberá informar sobre la evidencia de otros métodos alternativos disponibles.
    “¢ Permitir que las mujeres estén acompañadas de manera continuada durante todo el proceso.

    En definitiva, que antes de recurrir a la epidural se utilicen otros métodos para paliar el dolor menos invasivos y que si se pone finalmente que se use la “walking epidural” esa que dice Eugenio que no sirve para nada.

    “…¿las complicaciones sobre la madre y el niño, más allá de las propias de la técnica en sí­ (infección, hematoma, etc.)? Y cuáles son?…”

    Pues todas estas:

    Con relación a su interferencia del parto:

    “¢ Disminución de las contracciones. Aunque no sucede en todos los casos, un elevado número de mujeres presentan tras la epidural un enlentecimiento e incluso una detención, de las contracciones uterinas, siendo necesario aplicar técnicas invasivas, como la rotura de la bolsa o la perfusión de oxitocina sintética.
    “¢ Alteración de la frecuencia cardí­aca fetal. Relacionado directamente con la bajada de la tensión arterial de la madre, al bebé le llega menor cantidad de sangre y, por tanto, de oxí­geno. Si a esto le sumamos el uso de oxitocina, el registro de la FCF puede verse severamente alterado.
    “¢ Malposición del bebé. Al disminuir la movilidad materna, se dificulta mucho que el bebé encuentre un camino fácil y más amplio por el canal del parto. Esto hace que no pueda salir sin ayuda (de ahí­ el aumento de partos instrumentales).
    “¢ Expulsivo más largo. Sumando las contracciones (que han disminuidos o parado) a la poca movilidad, los expulsivos son mucho más largos. Esto implica:
    “¢ El tiempo corre y es más probable que se decida instrumentar el parto o practicar una cesárea.
    “¢ El bebé se agota.
    “¢ La madre se agota.
    “¢ El bebé deja de recibir endorfinas. Como la madre no percibe el dolor, no segrega casi endorfinas (hormonas analgésicas naturales). El bebé se queda sólo con la parte dolorosa del parto (el bebé sí­ percibe el dolor), sin la compensación endorfí­nica. Sufren más.
    “¢ Incremento de la posibilidad de sufrir fiebre intraparto. Se produce un incremento de la temperatura materna que puede interpretarse equivocadamente como signo de infección. La fiebre durante el embarazo y el parto es peligrosa en tanto que implica también un aumento de la temperatura fetal. La presencia de fiebre materna desemboca normalmente en una intervención médica para conseguir finalizar cuanto antes el parto (utilización de instrumental o cesárea). Y tras el nacimiento, si el bebé nace también con temperatura elevada o aunque su temperatura sea normal, es habitual su ingreso en la uci para vigilar su evolución, lo que implica en la mayorí­a de los centros, una separación dolorosa y traumática de madre e hijo.

    Con relación a la lactancia:

    La epidural no afecta de forma directa a la lactancia en cuanto a que es anterior al inicio de la misma. Sin embargo, afecta indirectamente porque:
    “¢ Favorece el edema de las mamas (por la perfusión de lí­quidos intravenosos para contrarrestar la hipotensión), dificultando el agarre.
    “¢ Dificulta los movimientos en las primeras horas.
    “¢ Los bebés no tienen endorfinas en el calostro, y pueden tener dolor, especialmente si el nacimiento ha sido agresivo (ventosa, fórceps, espátulas, cesárea).
    “¢ Algunos bebés nacen muy adormilados por los fármacos, pudiendo durar el letargo varios dí­as. Este sopor impide que el bebé mame con frecuencia, poniendo en riesgo su salud por falta de alimento, y la lactancia, que por falta de estí­mulo puede no producir leche en volumen suficiente.

    La evidencia cientí­fica está toda recogida en los Anexos de dicho documento.

    Está claro que un panadero nunca dirá que el pan es malo, y un pescadero no hará lo propio con el pescado porque constituyen su medio de vida y su sustento. De igual manera los anestesistas defendéis la epidural en el parto, bien como mecanismo de defensa o por ignorancia. Pero digo yo que bien podéis sobrevivir sin anestesiar a parturientas, ¿no? Existen miles de operaciones en las que sois necesarios y a las que os podéis dedicar, así­ que estarí­a bien que dejaseis de manipular a las mujeres para conseguir que se mediquen engañándolas con información falsa o incompleta.

    • Candy, entre otras muchas cosas, te puedo asegurar que si hay algo que firmarí­amos todos los anestesistas del mundo ahora mismo es que absolutamente todos los partos fuesen sin epidural, porque nos ahorrarí­a mucho trabajo y horas de vigilia y te aseguro que el trabajo nos sobra.
      Nadie te va a obligar a que te pongas una epidural si no quieres, pero tampoco tú intentes demonizar una técnica que a dí­a de hoy está totalmente estandarizada y controlada. Al igual que has puesto la lista interminable de complicaciones, muchas de ellas refutables con ciencia, puedes buscar también las complicaciones del parto en sí­. Sí­, eso tan natural también se complica, así­ que puede gritar a los cuatro vientos lo peligrosí­simo que es quedarse embarazada porque te puedes morir. Por cierto, el que no te mueras tú o casi la mitad de las mujeres pariendo como hace 50 años se deben a cosas tan malas como la oxitocina, el parto instrumentado, la cesárea y la epidural.

      • No sabes de fisiologí­a del parto, ni de como debe atenderse un parto normal y tampoco de historia de la obstetrí­cia. Las muertes de las que hablan ocurrí­an por varios factores: mala salud de la mujer, falta de controles durante el embarazo, altas tasas de natalidad (las mujeres tení­an más hijos, desde más pronto y más seguidos) y también porque no se tení­a acceso a la medicina cuando se necesitaba.
        La cesárea está genial cuando es necesaria pero ahora se abusa de ella.
        Los partos instrumentales serí­an menos si la mujer fuese bien atendida durante la dilatación y por ejemplo se la permitiera moverse.
        La epidural NO SALVA VIDAS, porque nadie se muere de dolor. La epidural es un recurso, que puede ayudar en determinadas circunstancias y a determinadas mujeres, pero existen otros métodos mejores para hacer el parto más llevadero.
        Me indigna y averguenza tu actitud.
        No sabes de este tema en concreto y haces como que sí­. Manipulas: das a entender que el parto duele siempre, que la epidural salva vidas, no hablas de sus inconvenientes ni de otras maneras de paliar el dolor, y encima sugieres que las mujeres que la piden te molestan (tienes mucho trabajo a parte) y parece que les haces un gran favor atendiéndolas, cuando simplemente es tu obligación hacerlo, es tu trabajo.
        Para colmo, pones en duda la información que he proporcionado, que está sacada del Ministerio de Sanidad Español y que va en consonancia con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.
        Tú misma.

        • Estimada Candy, dices que no sabemos de fisiologí­a del parto y quizás tengas razón. Tú no sabes de medicina, ni un mí­nimo de lo que hace en su trabajo un Anestesiólogo, y valoras nuestro trabajo de una forma bastante negativa.
          -La epidural, y lo siento por tí­, SI salva vidas de embarazadas por sí­ misma. Mira, te explico (intenta atender, que esto es cierto como que “el dí­a es dí­a”, y voy a tratar de explicarlo muy sencillamente). La analgesia epidural permite que durante las cesareas los anestesiólogos, médicos que no duermen a la gente sino que la anestesian, rescate el cateter y conviertan la técnica en una anestesia epidural. Esto, que parece poca cosa así­ escrito, nos permite poder permitir que la embarazada siga despierta mientras se realiza la cesárea. De este modo no tenemos ni que anestesiar (no pongo dormir, para que no lo malinterpretes) ni intubar y colocar en ventilación mecánica a la madre, ni administrarle fármacos para ello. Estos fármacos son los que hacen que el niño nazca con un APGAR reducido (por ejemplo). La mujer embarazada es, por definición médica y fisiológica, una potencial Ví­a Aérea Difí­cil. Y las intubaciones de una Ví­a Aérea Difí­cil suponen un enorme riesgo para los pacientes. Si lees detalladamente este blog encontrarás bastante documentación al respecto. Una madre es una persona sana, y que se muera una embarazada (QUE SE MUEREN, aunque no lo sepas) por una intubación no exitosa debido a una complicación con la Ví­a Aérea es desastroso (si, aunque no lo creas nos preocupan nuestras pacientes). Y no lo decimos nosotros (por si ahora nos vas a decir que no sabemos de lo que hablamos). Diversas asociaciones de anestesiólogos especializados en anestesia obstetrica, a nivel mundial, reconocen que una de las causas del descenso de la mortalidad de las embarazadas es precisamente por el uso de la anestesia locorregional (aquí­ meto el bloqueo subaracnoideo (la “raqui”) y la anestesia epidural). Así­ que, estimada Candy, la Epidural SI SALVA VIDAS, por mucho que te indigne.
          Hay estudios, algunos de los que citas, que no han sido bien hechos (te recomiendo una entrada en la que analizamos uno funestamente desarrollado en el que mezclaban “churras con merinas”). Durante una anestesia epidural en una embrazada en la que se está realizando una cesárea no implica uso de opiodes ni inductores, por ejemplo, y en ese estudio si los usaban…
          -Le dices a Patricia que te indignas y avergúenzas por su actitud… a mi me indigna y avergúenza la gente que insulta y da su opinión en un foro sin saber de qué habla. Efectivamente, nuestro trabajo es poner la epidural del parto, y eso estamos explicando desde un principio (aunque parece que no se entiende lo que escribimos). Lo que queremos que sepas es que no cobramos un extra por ponerla, que no vamos detrás de la embarazada con el tarjetero de la VISA para fichar y que nos paguen por ponérsela, que el parto ha sido posible durante milenios sin epidural… Es más, nuestro trabajo no es poner la epidural (por cierto, tampoco es dormir y hacer soñar a la gente… es como decir que el cardiólogo es el que hace feliz al corazón… Te recomiendo leer “http://www.msssi.gob.es/profesionales/formacion/docs/Anestesiologia_y_Reanimacion.pdf“).
          Verás, un mono amaestrado puede hacer muchas cosas, y seguro que serí­a capaz de poner una epidural (si subieron al espacio, seguro que son capaces). Nuestro trabajo es saber mil cosas (somos el medico del paciente antes, durante y en el postoperatorio inmediato de una intervención), entre otras cuando ponerla, las indicaciones, las contraindicaciones, las alteraciones fisiológicas NORMALES que produce, las anormales… precisamente todo lo que desde tu desconocimiento, nos dices que no sabemos.
          -“Los partos instrumentales serí­an menos si la mujer fuese bien atendida durante la dilatación y por ejemplo se la permitiera moverse” eso es, como hemos explicado, cierto. Y la epidural del parto bien puesta lo permite. no metas ideas erróneas en la mente de las embarazadas que leen la entrada, por favor. En este punto tengo que decirte que somos médicos en uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, el Español. Por lo que escribes imagino que, por desgracia, tú vienes de un sistema en el que no hay todos los medios disponibles, por el motivo que sea), y que los anestesiólogos cobran expresamente por colocar la epidural del parto. Donde las matronas no atienden durante todas las fases del parto a las embarazadas, en el que no se les permite moverse, etc.
          -Otras formas de paliar el dolor: la entrada es sobre la epidural, así­ que es lógico que nos hallamos centrado en ella. Hay otras formas, pero para tu desgracia, se han mostrado menos eficaces y/o más peligrosas.
          – la información que proporcionas… a ver, es del 2008. Muy interesante, por cierto.
          Me ha parecido muy útil lo de “Es escasa la evidencia basada en estudios clí­nicos acerca de la efectividad de métodos no farmacológicos. Pocos tratamientos complementarios han sido sometidos a estudios cientí­ficos adecuados.”, y lo de “No hay suficientes pruebas acerca de los beneficios de la música, el masaje, la relajación, los sonidos uniformes, la acupresión y la aromaterapia, ni pruebas acerca de la efectividad del masaje u otros tratamientos complementarios (por ejemplo, pelotas de goma).” que, por cierto, creo que responden a tu demanda de datos sobre otras técnicas (página 70).
          Además, si te vas a “Niveles de evidencia y fuerza de la recomendación”, verás que “No se recoge en el Sistema de Información Sanitaria. La anestesia epidural se ha venido incentivando como objetivo deseable para alcanzar al 100% de los partos. En la actualidad es la analgesia utilizada con mayor frecuencia.” Desde entonces hasta ahora ha llovido mucho, y creo que ya está disponible en casi todos los hospitales de España. Los profesionales implicados (los anestesiólogos), estamos formados y capacitados para explicar la técnica, las indicaciones, las contraindicaciones, las alteraciones fisiológicas esperables y las anormales, las complicaciones… incluso para discutir con gente que no sabe de qué está hablando cuando habla de la epidural del parto… que ya es bastante.

          • “Vengo” exactamente del mismo paí­s que tú. Y en lo q tienes razón es en q se ha parido siempre sin epidural, es decir que se puede hacer. Es evidente q la epidural es necesaria para hacer una cesárea, pero ¿cuántas cesáreas han sido motivadas por el uso de la epidural?… Dices q sabéis, pero las mujeres no saben pq no se nos dice toda la verdad. Ahora ya no es un objetivo de calidad a alcanzar por los centros el tener un elevado porcentaje de partos con epidural si no todo lo contrario. Cuanto mejor se atienden los partos disminuye el número de mujeres que la solicitan. Esto es algo q no tiene q ver con ustedes. Los anestesistas debéis prestar vuestro servicio cuando se os solicite, pero por favor guardaros vuestra opinión personal (que es lo que hace la autora en su post) sobre este asunto, porque está claro que es partidista y sesgada. Yo no gano nada dando mi opinión y compartiendo la experiencia e información de que dispongo, pero es evidente que ustedes si tienen un interés personal en alabar las supuestas virtudes de esta técnica, pues no en vano constituye parte de vuestra profesión y medio de subsistencia.

  • La medicina -como cualquier otra ciencia de la salud- no es exacta ni absoluta!
    La epidural obstétrica es una técnica analgésica ELECTIVA, que no está ajena de riesos ni mucho menos, pero si se utiliza es porque actualmente se considera que los beneficios superan ampliamente a los riesgos a los que se expone a la mamá y al bebé.

  • Estimada “Acostada? No gracias”, ante los insultos y malos modos recibidos en su comentario, me veo en la obligación moral de pedirle disculpas.
    Entiendo que no todo el mundo hace uso de la educación en España, y entiendo que no ha logrado entender lo que escribí­ por, quizás, haber empleado términos demasiado técnicos. Este es un defecto que a veces tienen los sanitarios, no sólo médicos, cuando tratan con los pacientes. Lo lamento. Intentaré explicarle mi opinión acomodándome al nivel cultual e intelectual que denota su ofensivo comentario:
    – “asco me da tu comentario machista y retrogrado te falta quemar por brujas a las mujeres que deciden que CAMINAR en SU PARTO”… Yo puse “”la walking epidural”: es una técnica muy bonita, pero realmente no sirve para nada que la madre esté dando paseos por el paritrio. ” . Lamento si de este texto se extraen opiniones machistas (particularmente no lo creo…)… Mi intención era decir que a nivel médico el que la madre camine por el paritorio no tiene ningún beneficio…
    Hay quien dirá que ayuda a colocar la presentací­on (el bebe), pero que yo sepa en ningún sitio del mundo se pare mientras se deambula…
    “Vas de apoyarte en la ciencia y tu eres peor que ella.”. Simplemente no entiendo… ¿soy peor que ella (la ciencia)… por? ¿Por preocuparme de proporcionar a mis embarazadaas (mujeres sanas en estado de buena esperanza, recordemos… no enfermas) las actuaciones más efectivas, más sanas y con menos complicaciones, dentro de lo que es un parto lo más natural posible pero con el menor dolor posible? Imagino que, como Galileo, debo confesarme culpable… y sin embargo, se mueve…
    “Suerte no caer en manos de una persona que piensa como tu. Ojala no estes por los paritorios porque… pobres.” Pues mira, aquí­ voy a dejar un momento de lado la ciencia que tanto desprecias y te voy a hablar desde mi propia experiencia: Llevo más de 5.000 epidurales de paritorio, 0 (CERO) complicaciones, ni inmediatas ni en planta, ninguna punción húmeda, menos de 40 hemáticas. Valoro pinchar a todas las mujeres, incluso a las que tienen intervenciones previas de espalda o escoliosis. A todas las madres les explico la técnica, las complicaciones que pueden surgir, el procedimiento paso a paso para que sepan qué voy a hacer en cada momento (a mi no me harí­a mucha gracias que alguien hurgase a mi espalda con una aguja, y por tanto imagino que a ellas tampoco). Me quedo en el paritorio hasta que confirmo que se les ha aliviado el dolor, pongo los bolos iniciales espaciados y permanezco en el paritorio hasta que confirmo que no tienen complicaciones inmediatas (normalmente hipotensión). Les explico que si se les quedan dormidas las piernas (“bloqueadas”) deben avisarme para bajar la dosis (el parto ideal para el bebe es el vaginal con la madre empujando, recordemos). Mis pacientes pueden mover las piernas, pueden ponerse a “4 patas” a parir si es necesario, pueden ponerse de lado a parir, pueden ponerse sentadas si lo desean… pueden adoptar la posición de parto que sea necesaria, empujando… es más, podrí­an andar por el paritorio si lo desearan (y si se demuestra que esto sirve de algo yo seré el primero en recomendarlo)… He trabajado en 3 hospitales distintos, todos referentes del parto natural, poco instrumentalizado, con bajas tasas de episiotomí­a, bajas tasas de cesárea,…, uno incluso con bañera en el paritorio… y no he tenido problema con ninguna parturienta.
    Aunque, de nuevo repito, la experiencia personal es la peor de las evidencias, con todo el cariño te digo que espero que si te toca parir te toque yo como anestesista, o algun otro como yo… La medicina es vocacional, y aunque la embarazada, o el paciente, que tengamos delante nos insulte, nos falte el respeto y desconozca lo más mí­nimo de lo que está hablando con malos tonos y formas, un buen médico te atenderá de la mejor manera… en mi caso te pondré la epidural en las mejores condiciones, te explixcaré todo lo que pueda sobre la técnica, amoldandome a tu nivel intelectual, y vigilaré tu salud y la de tu hijo hasta que subáis a planta. Así­ lo he hecho, lo hago y lo haré…
    “Yo no me acoste en mi parto(era mio por suerte) ni una sola vez era la PEOR postura que podia tener, no podia soportarlo, me senté para parir en la silla de partos y que gusto. Hice uso de la gravedad y de mis piernas para apoyarme bien, acortar el canal de parto y no hacer una carrera de obsctulos a mi hija que tuvo un explusivo de 10 minutos desde que coronó.” Me alegro de comprobar que, como comenté, podí­as moverte en la cama gracias a una epidural bien puesta. El “bloquear” las piernas e impedir el parto vaginal normal es un acto innecesario… tal y como, si hubieras entendido lo que escribí­, sabrí­as…
    “Hablas de ciencia y la obstetricia lleva SIGLOS acostando a las mujeres para parir en contra de toda la evidencia cientifica del mundo”… La obstetricia actual, incluí­dos los partos llevados a cabo por matronas, siguen haciéndose en diversas posturas. Antes de aseverar algo así­ dentro del despropósito de tus insultantes comentarios, deberí­as enterartes de qué hablas… Las embarazadas en los hospitales paren tumbadas, a “4 patas”, en cuclillas, de lado… Lee e informate, por favor… las embarazadas paren como es necesario para que el niño salga sano y salvo… que es lo que se busca.

    Buen, amiga “Acostada? No gracias”, me alegro de haber tenido contacto con alguien tan ofensivo e intransigente como tú. Contestarte me ha supuesto un buen y enriquecedor ejercicio de empatí­a.

    Un saludo.

  • “los anestestesistas debeis prestar vuestro servicio cuando se os solicite” es la frase q mas me ha impactado!! Candy, dejas que desear!! Profesionales como tu son las que hacen DIFICILLL trabajar en una sala de Parto.

  • ¿Es esta una revista científica? ¿Hay algún editor que filtre?
    Pienso que el nivel de esta discusión ni siquiera la aceptarían en el Rider’s Digest.
    Es cierto que uno es dueño y señor de relatar sus propias experiencias donde quiera. La pregunta es si esa es la manera en que esta revista quiere construir conocimiento.

    • Estimado Alberto,
      por tu comentario se nota que no has tenido contacto antes con AnestesiaR y queremos darte la bienvenida como compañero a este proyecto.

      Esta es una entrada de la Dra. Jomeini, que desde hace tiempo colabora con nosotros publicando una entrada que antes se publicaban en su propio blog. Este tuvo mucho éxito hace un tiempo, llegando incluso a salir en formato libro (https://www.amazon.es/blog-Doctora-Jomeini-Gonz%C3%A1lez-Duque-ebook/dp/B009FYRQB8)… Si te fijas en la página principal del blog, ahora es una de las “firmas invitadas”.

      A su pregunta, lógicamente el blog AnestesiaR y la Revista Electrónica REAR NO pretenden ganar ni construir conocimiento científico con estas entradas personales. Si se fija, la autora ni siquiera expresa bibliografía ni niveles de evidencia más allá de la experiencia diaría (eso si…, si la lee, verá que dice “verdades como puños”). Y, aparte de lo interesante/gracioso/irónico/jocoso de las entradas en si mismas, sirven para que los profesionales podamos saber el absoluto y total desconocimiento que la gente tiene de las técnicas que hacemos, de nuestro trabajo, etc. Y eso se obtiene con el feedback que dan los que comentan.

      Le agradecemos el interés mostrado en buscar evidencia científica seria en español, algo que le ha llevado a AnestesiaR. Sólo le recomiendo que busque este evidencia en las revisiones analizadas que publicamos dentro de otras entradas, con otros modelos, otras revisiones, y otra edición. Le invito a navegar por el blog y por la REAR, y a disfrutar y aprender de esta maravillosa especialidad que ejercemos.

      Le invito a buscar un tema de interés actual, por ejemplo la entrada donde abordamos “Conocimientos Básicos en Eco Pulmonar “, o la SEPSIS en “Conferencia Internacional de Consenso en Sepsis y Shock Séptico…¡¡y van tres!!”, o la entrada donde, en un vídeo de 5 minutos se abordaba !Nutrición enteral en Reanimación!, o cualquiera de las que han abordado el manejo de la vía aérea en “la Revisión 2015”, o la que abordaba la “Rehabilitación fí­sica para la Miopatí­a y la Polineuropatí­a del Paciente Crí­tico” tema que debe interesar a cualquiera que trabaja en una unidad de críticos, por decir algunos.
      Le invito con cariño a iniciar una línea de comentarios y ver qué surge de ello… quizás si sea algo mejor al Rider´s Digest…. quizás nos enseñe usted algo a nosotros que nos permita mantener una línea de discusión docente. El aprendizaje debe ser horizontal entre adultos, andragógico, y ese es el espíritu de AnestesiaR.org
      Un fuerte abrazo.

  • Estimado Eugenio:

    Creo que no me expresé adecuadamente y le pido disculpas por ello.
    No soy nuevo al esfuerzo que Uds. hacen y me parece magnífico. Del mismo modo, no es la primera vez que leo con agrado una entrada del blog de la Dra. Jomeini.
    Evidentemente a alguien que une realidad clínica, conocimiento y humor no se le puede pedir más de lo que la Dra. entrega.
    Lo que me molestó en realidad, y es a lo que aludí en mi comentario, es a la discusión que se generó y que Uds. difundieron en la cual los argumentos en algunos casos fueron bastante coloquiales para decirlo con suavidad. Creo que el respeto por los demás, la adecuada fundamentación de las posturas y un mínimo nivel profesional debiera ser un mínimo a exigir en lo que se publique, sea la parte que sea del Blog.
    Por esa razón imaginé un problema en la edición. Lamento si mi comentario le causó alguna molestia.

    Saludos cordiales

    Dr. AGM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *