Vía aérea

Sección de novedades y actualizaciones sobre el manejo de la vía aérea

Manejo de la vía aérea en un paciente con secuencia de Pierre Robin para la cirugía de distracción osteogénica mandibular.

Manejo de la vía aérea en un paciente con secuencia de Pierre Robin para la cirugía de distracción osteogénica mandibular.

El síndrome o secuencia de Pierre Robin, es una rara afección genética con una incidencia de 1 por cada 8.500 recién nacidos, descrita en 1923 por Robin. Se caracteriza por la triada clásica de glosoptosis, obstrucción de la vía aérea y alteraciones mandibulares como hipognatia, micrognatia o retrognatia.
Exponemos un caso de manejo de la vía aérea durante una cirugía de distracción osteogénica mandibular.

Glidescope Titanium, el último de una gran familia

Glidescope Titanium, el último de una gran familia

El videolaringoscopio (VDL) Glidescope, clasificado en el grupo de los Videolaringoscopios de pala rígida y angulada, es un dispositivo óptico diseñado para facilitar la intubación endotraqueal bajo visión indirecta.
El Glidescope es uno de los dispositivos de este grupo más antiguo (2002) y con mayor número de publicaciones. En esta entrada vamos a describir el modelo más actual, el Glidescope Titanium (2014).

Revisión sistemática de la i-gel frente a otras mascarillas laríngeas en el paciente pediátrico

Revisión sistemática de la i-gel frente a otras mascarillas laríngeas en el paciente pediátrico

Los dispositivos supraglóticos son instrumentos utilizados habitualmente en el manejo de vía aérea pediátrica por su facilidad de uso y escasas complicaciones.
El objetivo del estudio fue comparar mediante un meta-análisis el comportamiento de ML pediátricas ML ProSealR, la MLClassicR, la ML SupremeR (MLS) y la ML AuraOnceR frente a la ML i-gelR, tanto en comportamiento clínico como en aparición de complicaciones.

Videolaringoscopios, ¿el nuevo gold Standard?

Desde que los videolaringoscopios aparecieran a finales del siglo pasado hasta hoy es imposible saber cuántas intubaciones se llevan diariamente a cabo empleando videolaringoscopios.
Presentamos una editorial en la que los autores se preguntan, si la intubación con videolaringoscopios parece ser más sencilla y segura, y además existe la posibilidad de grabar el procedimiento, ¿por qué no los usamos de entrada en un intento de mejorar la seguridad de nuestros pacientes?