Vía aérea

Sección de novedades y actualizaciones sobre el manejo de la vía aérea

Infecciones y Edema. Revisión 2015

Infecciones y Edema. Revisión 2015

Las infecciones, el edema y las inflamaciones de cabeza y cuello pueden producir alteraciones de la Vía Aérea. Un conocimiento de la fisiopatología permitirá un diagnóstico exacto y una pronta intervención. Es muy importante la discusión de los miembros del grupo de VA para el desarrollo de planes que aseguren la VA de los pacientes.

Evaluación clínica y Manejo de la Vía Aérea para adultos con inestabilidad de la columna cervical. Revisión 2015

Evaluación clínica y Manejo de la Vía Aérea para adultos con inestabilidad de la columna cervical. Revisión 2015

El manejo de la VA en adultos con inestabilidad cervical puede ser difícil debido a la inmovilización y puede originar lesiones neurológicas como consecuencia del movimiento de la columna cervical. Este tipo de pacientes debería ser inmovilizados con “una estabilización manual en línea” durante el manejo de la VA. La mejor estrategia para el manejo de la VA de estos pacientes, es la que con cada anestesiólogo se sienta más cómodo y tenga mayor éxito de intubación con el primer intento y una menor influencia biomecánica en la potencial inestabilidad cervical.

Anestesia de la Vía Aérea: Teoría y Práctica. Revisión 2015

Anestesia de la Vía Aérea: Teoría y Práctica. Revisión 2015

La Anestesia tópica de la VA es necesaria para realizar una intubación despierto y se consigue fundamentalmente utilizando como anestésico local la Lidocaina en una gran cantidad de presentaciones. Aunque algunos expertos defienden el uso de Bloqueos nerviosos, la mayoría utiliza anestesia tópica y el método “spray as you go”. Una vez que la Anestesia Tópica se ha completado, el paciente cómodamente debería tolerar el uso de dispositivos orales para facilitar la intubación oral despierto. Finalmente, un uso juicioso de sedación se utiliza frecuentemente para intubaciones en el paciente despierto.