LMA

Archie Brain: 30 aniversario del desarrollo de la Mascarilla Larí­ngea

por

Archie Brain revolucionó con sus ideas la práctica de la anestesia. El uso rutinario de mascarillas faciales para manejar la ví­a aérea no era una técnica que permitiese tener las manos libres, incluso con el desarrollo de diversos arneses. Y el tubo traqueal se asociaba con morbilidad, hasta el punto de que parecí­a poco apto para la cirugí­a ambulatoria.
Desarrolló un dispositivo que permití­a un manejo de las ví­a aérea menos estresante para el paciente que la intubación traqueal, y era, sin embargo, tan seguro como el uso de una mascarilla facial. Además, serví­a en aquellos casos en los que la ventilación con mascarilla facial fuera difí­cil, dando además a los anestesistas una alternativa segura a una intubación difí­cil, sobre todo en situaciones de emergencia.

LMA Supreme

por

A través de AnestesiaR he conocido al Dr. J.Guzmán, Director del Centro de Formación de Ví­a Aérea Difí­cil y miembro del Comité de Ví­a aérea Difí­cil de la Sociedad Chilena de Anestesilogí­a. Quiero presentaros esta revisión de la Mascarilla Larí­ngea Supreme escrita por él y, desde mi punto de vista, muy completa y actualizada.
Muchas gracias José, por compartir con nosotros tu experiencia y conocimiento.
Actualmente en España, nos han presentado los modelos pedriáticos de ML Supreme.

Manejo de la ví­a aérea difí­cil mediante dispositivos extraglóticos

por

La dificultad en el tratamiento de la ví­a aérea,
sigue siendo la causa más frecuente de complicaciones
graves en anestesia. Con la aparición en el mercado de nuevos
dispositivos de control de la VA, las diferentes Sociedades
de Anestesiologí­a han desarrollado y actualizado
sus planes de manejo de la VAD. Analizamos las pautas especí­ficas de manejo del paciente con VAD dentro del proceso ambulatorio.

Comparación de dos dispositivos supraglóticos desechables: I-gel vs cLMA

por

Daniel Paz Martí­n. Hospital General Universitario de Denia.
Comentario sobre: Anaesthesia 2009;64: 674-678.
Los autores concluyen que existe una clara diferencia en la tasa de inserción al primer intento entre los dispositivos y que, aunque el sellado con la I-Gel fue superior, basándose en este estudio no creen que sea una alternativa a la cLMA. Es sorprendente que una revista de la calidad de Anaesthesia acepte a publicación un ensayo de no inferioridad llevado a cabo por personal sin experiencia en uno de los dos dispositivos.