Pacientazos: un dedito con local

Suena el busca ““cómo no““ en el momento en el que nos sentamos a cenar.
““Voy a ocuparte el quirófano de Urgencias con un dedito con local ““me dice la traumatóloga.
““¿No necesitas que vaya? ““pregunto.
““No, no, la paciente está muy tranquila.
““Bueno, vale.
Ceno, pero rápido. Tener al enemigo de consorte me ha enseñado que es mejor ver que no haces falta con tus propios ojos.

La humanidad del anestesiólogo

Anestesia no es solo el quirófano. Es saber dar información y comunicar malas noticias en Crí­ticos, es orientar en Consulta de Preanestesia y CMA y escuchar y calmar en Terapeútica del dolor, tanto agudo como crónico. Es poner una sonrisa en la cara por mucho que te joda la epidural de madrugada.

Piloto automático

¿No os ha pasado que salí­s de vuestra casa conduciendo y de repente os encontráis en el trabajo, sin recordar el recorrido entre ambos puntos en absoluto? A mí­, por lo menos, eso me ocurre con relativa frecuencia.

Fenotipos anestésicos: El Dr. Cuandoyoeraresidente.

Uno de los fenotipos clásicos de todo servicio de Anestesia que se precie es el Dr. Cuandoyoeraresidente. El Dr. Cuandoyoeraresidente es un señor de unos sesenta años, que ha dejado de hacer guardias hace la torta pero que sabe a ciencia cierta y con total evidencia cientí­fica que las guardias ““cuando él era residente““ eran mucho peores que ahora.

Despedida de residentes

Un servicio de Anestesia (o de cualquier especialidad, ya que estamos) es como un árbol. Tiene sus raí­ces bien plantadas en la tierra. A veces, esas raí­ces son añosas, llenas de nudos que cuentan las dificultades por las que ha pasado el árbol para crecer, pero lo sostienen contra viento y marea. En ocasiones, pasan incluso por encima del asfalto para seguir creciendo.

Juicio clí­nico: PEIC

Cuando encuentres esta carta, yo ya estaré dentro del quirófano, dormida. Puede que para no despertar más. No has querido que me despidiera de ti“ ¡Qué da mala suerte!“