Número 05

Síndrome post resección transuretral

Syed Fernández, M. (1), Gordo Flores, ME. (1), Gómez García, I. (1), Paz Martín, D. (2). Síndrome post resección transuretral. Rev electron AnestesiaR 2016; Vol 8 (5): 396
(1) Servicio de Urología. Hospital Virgen de la Salud. Complejo Hospitalario de Toledo. Toledo
(2) Servicio de Anestesiología y Reanimación. Hospital Virgen de la Salud. Complejo Hospitalario de Toledo. Toledo.

 

Fuente: http://www.iaua.es/resecciones_transuretrales_prostata.html

 

Introducción

La incidencia de hiperplasia benigna de próstata (HBP) aumenta con la edad afectando al 50% de la población masculina a la edad de 60 años y al 90% a los 85 años. Hay numerosas opciones terapéuticas que incluyen tratamiento farmacológico, cirugía mínimamente invasiva y prostatectomía abierta. La realización de una ecografía preoperatoria permite confirmar el diagnóstico de HBP, así como ver la forma, tamaño, volumen y estructura de la glándula.

La resección transuretral (RTU) prostática es la técnica quirúrgica de elección en el paciente con HBP. El uso de electrodos monopolares como método de electrocauterización requiere líquidos de irrigación no conductores, hipotónicos, para mantener una buena visibilidad de la óptica durante el procedimiento. Estos fluidos no contienen electrolitos, provocando su absorción a la circulación sanguínea, resultando en una hipervolemia e hiponatremia dilucional que conduce a alteraciones neurológicas y/o cardiovasculares.

En general, el síndrome post-RTU se define como el descenso de la concentración plasmática de sodio por debajo de 125 mmol/l junto con manifestaciones cardiovasculares y neurológicas, aunque, eventualmente, puede ocurrir con concentraciones de sodio por encima de 125 mmol/l. En base a esta definición, este síndrome aparece en torno al 0.5-10.5% de las RTU.

 

Videolaringoscopios en Anestesia Obstétrica

Acosta Martínez, J. (1), Lara Domínguez, M.D. (2), González Rubio, D. (1). Videolaringoscopios en Anestesia Obstétrica. Rev electron AnestesiaR 2016; Vol 8 (5): 397
(1) FEA Anestesiología y Reanimación. Hospital Universitario Virgen del Rocío, Sevilla.
(2) FEA Obstetricia y Ginecología. Hospital Universitario Virgen del Rocío, Sevilla.

 

Videolaringoscopio Glidescope

Artículo original: Video laryngoscopes and the obstetric airway. Scott-Brown S, Russell R. Int J Obstet Anesth 2015; May;24(2):137-46. doi: 10.1016/j.ijoa.2015.01.005. Epub 2015 Jan 23. (PubMed)

Introducción

En cualquier escenario, la Vía Aérea Difícil (VAD) es la mayor causa de morbilidad y mortalidad relacionada con la intubación. En el contexto de la anestesia general de la paciente obstétrica, el manejo de la vía aérea toma especial relevancia dada la alta prevalencia de intubaciones dificultosas y/o fallidas, a pesar de los múltiples avances recientes en la materia (1).

Las complicaciones de la anestesia general persisten como causa de mortalidad asociada a la anestesia en las mujeres embarazadas, en muchos casos relacionadas con la vía aérea (2). Además, pese a la mejora de las técnicas locorregionales/neuroaxiales, la anestesia general todavía se lleva a cabo en situaciones en las que las anteriores están contraindicadas o son inefectivas.

 

 

Infecciones y Edema. Revisión 2015

Castañeda Pascual, M, Bilbao Ares, A. Infecciones y Edema. Revisión 2015. Revisión 2015. Rev electron AnestesiaR 2016; Vol 8 (5): 398
FEAs Servicio de Anestesiología, Reanimación y Terapia del Dolor. Complejo Hospitalario de Navarra. Pamplona.

 

Original: Gary Linkov, Ahmed M.S. Soliman. Infections and Edema. Review Article. Pages 329-346. (web) (First page PDF)

Introducción

Los procesos infecciosos e inflamatorios de cabeza y cuello a menudo provocan serias alteraciones en la ví­a aérea. Una cuidadosa y precoz evaluación permitirá un correcto diagnóstico del cuadro subyacente, su tratamiento y un seguro manejo de la ví­a aérea.

Es básica la comunicación y coordinación entre anestesiólogo y otorrinolaringólogo, así­ como el hecho de disponer de un plan de actuación explí­cito.

Este artí­culo resume la evaluación y abordaje de la ví­a aérea en pacientes con infecciones del tracto aero-digestivo alto, así­ como aquellos afectos de angioedema.

Infecciones cervicales profundas

Las infecciones cervicales profundas son de etiologí­a polimicrobiana, siendo Streptococos, Peptostreptococos, Staphilococos y anaerobios los gérmenes más habituales. Suele ser flora oral habitual que coloniza tejidos, una vez rota la barrera mucosa.

Tras una anamnesis dirigida y una correcta exploración, el tratamiento de estas infecciones obliga a un control de la ví­a aérea si está comprometida, una adecuada antibioterapia y, muchas veces, a una intervención quirúrgica. Los pacientes suelen consultar por fiebre, malestar y sí­ntomas locales (disfagia, odinofagia, disnea, ronquera, dolor de garganta, rigidez cervical o cambios de voz). El sí­ntoma más frecuente suele ser la inflamación cervical. El sangrado, como sí­ntoma inicial, suele ser poco habitual y hace sospechar la posible afectación de un vaso importante, como la arteria carótida. Taquipnea y estridor son claros signos de alarma que indican obstrucción de la ví­a aérea.

El espacio parafarí­ngeo suele ser la localización más afectada y la causa más habitual suele ser una infección respiratoria de ví­a altas o dental. Los patógenos más frecuentemente aislados son Streptococo viridans y Klebsiella pneumoniae.

 

Evaluación clí­nica y Manejo de la Ví­a Aérea para adultos con inestabilidad de la columna cervical. Revisión 2015

San Juan Álvarez M., Carbonell Soto M., de la Flor Robledo M., Rodrí­guez Bertos C. Evaluación clí­nica y Manejo de la Ví­a Aérea para adultos con inestabilidad de la columna cervical. Revisión 2015. Rev electron AnestesiaR 2016; Vol 8 (5): 399
FEAs Hospital Universitario Severo Ochoa, Leganés, Madrid.

 

Original: Ross P. Martini, Dawn M. Larson. Clinical Evaluation and Airway Management for Adults with Cervical Spine Instability. Review Article. Pages 315-327. (web) (First page PDF)

Introducción

El manejo de la ví­a aérea en los pacientes con inestabilidad cervical supone un momento especialmente crí­tico para el clí­nico. Los collarines rí­gidos y semirrí­gidos junto con las maniobras de estabilización de la columna vertebral aumentan la dificultad de la laringoscopia resultando esta, en ocasiones, imposible. El daño neurológico de estos pacientes puede acontecer al movilizar los segmentos cervicales inestables durante la intubación, pero también por la hipoxemia que puede aparecer si se prolonga el procedimiento.

Con este artí­culo se propone una revisión del manejo de la ví­a aérea en los sujetos con inestabilidad cervical, comenzando por un recordatorio anatómico, el reconocimiento de los pacientes de riesgo, un repaso a los dispositivos disponibles en el mercado y sus indicaciones en este escenario y, finalmente, un resumen breve de la extubación de los pacientes.

JSN Solid template designed by JoomlaShine.com