complicaciones

aneurisma 2 p

Lesión miocárdica tras cirugí­a no cardiaca: El ojo sólo ve lo que la mente está preparada para comprender

por

Cada año en el mundo millones de pacientes fallecen en los primeros 30 dí­as tras cirugí­a no cardiaca, siendo la isquemia miocárdica una causa frecuente.

La definición universal deinfarto de miocardio podrí­a no ser del todo adecuada en el entorno perioperatorio ya que muchos pacientes sufren lesión miocárdica pero no presentan los criterios diagnósticos de infarto de miocardio. Por esta razón emerge el nuevo concepto de Lesión Miocárdica tras Cirugí­a No Cardiaca (del inglés Myocardial Injury after Noncardiac Surgery (MINS)). Este concepto abarcarí­a no sólo al infarto de miocardio postoperatorio sino a otras lesiones miocárdicas relevantes debidas a isquemia.

FA2

Fibrilación auricular inesperada al monitorizar en quirófano. Caso SENSAR del trimestre

por

Presentamos un caso real comunicado en SENSAR. Se trataba de un paciente que acudió a quirófano para ser intervenido de una fractura nasal. Se procedió a la monitorización electrocardiográfica, descubriéndose que el paciente presentaba una fibrilación auricular no conocida previamente. Pese a ello no se suspendió la intervención al tratarse de una cirugí­a no diferible.

Imagen-1 (2)

Ví­a aérea fuera de quirófano: territorio hostil

por

El manejo de la ví­a aérea en quirófano ha recibido durante los últimos años mucha atención por parte de los anestesiólogos. Sin embargo, un número importante de intubaciones se llevan a cabo diariamente fuera de quirófano, en las unidades de cuidados intensivos, en las urgencias, en plantas y en unidades de radiologí­a. La incidencia de fallos en la intubación, así­ como las complicaciones relacionadas con este procedimiento fuera de quirófano han sido muy poco estudiadas. Este artí­culo pretende realizar una revisión de la bibliografí­a existente relacionada con este tema.

Distractores Mandibulares

El Paciente Pediatrico en NAP4

por

En el manejo del paciente pediátrico es excepcional, la situación de ví­a aérea difí­cil, pero hay dos situaciones a tener en cuenta: cualquier paciente pediátrico sometido a procedimiento diagnóstico o terapéutico con sedación o técnica regional, va a precisar control de la ví­a aérea, y los pacientes pediátricos graves atendidos en los servicios de urgencia, requieren control de su ví­a aérea en muchas ocasiones.