Programas hospitalarios para tratar la ansiedad infantil. Revisión de las evidencias (I/II)

La OMS define la salud como el estado de bienestar físico, mental y social, y no sólamente la ausencia de enfermedad. Es por ello que hay que cuidar las implicaciones de la actividad quirúrgica más allá de las físicas. Algunos autores defienden que únicamente la inducción anestésica produce niveles de ansiedad clínicamente visibles en un 40-60% de los pacientes que son sometidos a una anestesia.

Crítica al screening precoz. Postverdad en medicina

En este trabajo el autor se suma a cuestionar al screening o el diagnóstico precoz del cáncer como paradigma de la medicina bien hecha. Este artículo puede considerarse una crítica frente a la medicina realizada a golpe de protocolos y sin un análisis serio de las distintas herramientas que las matemáticas ofrecen a través de la epidemiología y la estadística.

Éramos pocos…Neurofisiología y anestesia en cirugía de columna

La inclusión en quirófano de la monitorización de los potenciales evocados sensitivos puede suponer una alteración de la actividad anestésica …O no. En el artículo se propone la implantación de los anestésicos inhalatorios en combinación con otros fármacos como técnica anestésica ideal para estas cirugías donde la presencia de halogenados está proscrita en muchos protocolos.

Anestesias sin anestesiólogo. La banalización de nuestro trabajo y el valor de las palabras

Recientemente la Consejerí­a de Sanidad de Castilla la Mancha en España (SESCAM) ha publicado su normativa para que algunas anestesias fuera de quirófano sean realizadas por personal que no es anestesiólogo. Es decir, permite realizar anestesias sin anestesista. Circunstancia denunciada por la Sociedad Española de Anestesia y Reanimación por el peligro que esta práctica supondrá para los pacientes.

Otra CAM: la CAM BS

Ha llovido mucho desde que Meyer y Overton aproximaran por primera vez el concepto de la potencia anestésica de los inhalatorios. A pesar de que los gases anestésicos han formado parte de la medicina desde mucho antes que los anestésicos intravenosos, la cuantificación real de estos inhalatorios en el organismo sigue siendo un caballo de batalla difí­cil de domesticar.