Proyecto definitivo de Troncalidad: Anestesia sale muy mal parada

El Proyecto de Real Decreto (RD) definitivo del Ministerio de Sanidad y Polí­tica Social para la troncalidad en la formación de las especialidades médicas publicado ha ignorado las razones aspiraciones y argumentos de la SEDAR deja a la anestesia en una situación de peligro para su futuro. Nos hacemos eco de las reacciones al decreto en la comunidad anestésica.

Desde hace años se viene hablando del proyecto de Troncalidad para reformar la formación médica especializada en España. En AnestesiaR nos hemos ido haciendo eco de las controversias que afectan a nuestras especialidades y de las aspiraciones de la Sociedad Española de Anestesia y Reanimación (SEDAR), a través de la Comisión Nacional de la Especialidad de Anestesiologí­a y Reanimación (CNEAR). Básicamente se resumí­an en los siguientes puntos:

  1. Se considera adecuada la inclusión de la anestesiologí­a en el tronco médico.
  2. Elección de la especialidad final desde el principio de la formación especializada, frente a la elección tras el periodo troncal que en la actualidad recoge el documento ministerial.
  3. Participación de las universidades durante el pregrado dando a conocer las distintas especialidades.
  4. Ampliación de la formación en Anestesiologí­a, Reanimación y Tratamiento del Dolor a cinco años.
  5. Acceso a la Especialidad de Cuidados Intensivos como un área de subespecialización especí­fica de 2 años tras la especialidad en la que se pudiesen convalidar los meses de rotación en cuidados crí­ticos realizados durante la formación en en la especialidad primaria (que podrí­a ser anestesiologí­a, pediatrí­a, cardiologí­a, cirugí­a…).
  6. Participación de la Comisión Nacional de la Especialidad de Anestesiologí­a y Reanimación en el mapa competencial de la troncalidad de forma proporcional al número de especialistas que forma (segunda en número de la sanidad española).

Sin embargo, y a pesar de las “numerosí­simas ocasiones en que nos hemos dirigido a quien corresponda, tienen los“ papeles“, señalando que con la nueva estructuración era ineludible pasar a cinco años.” (Luciano Aguilera, miembro de la CNEAR) el Proyecto de Real Decreto (RD) definitivo del Ministerio de Sanidad y Polí­tica Social publicado (acceso al documento en el propio MSPS) se han ignorado absolutamente las razones esgrimidas y se deja a la anestesia en una situación que muchos expertos de la comunidad cientí­fica catalogan como de peligro para su futuro. La propia SEDAR ha emitido un comunicado crí­tico con el proyecto de RD definitivo en su página web.

La Sociedad Gallega de Anestesiologí­a (AGARyD) ha consensuado un documento que argumenta las razones del rechazo al Real Decreto definitivo propuesto y que reproducimos a continuación con su autorización:

La publicación del borrador del PROYECTO DE REAL DECRETO POR EL QUE SE REGULA LA TRONCALIDAD PARA LA FORMACIÓN SANITARIA ESPECIALIZADA EN CIENCIAS DE LA SALUD ha generado en nuestros asociados una importante inquietud ante la grave deficiencia que supone este proyecto en lo que a la especialidad de Anestesiologí­a, Reanimación y Tratamiento del Dolor se refiere. Desde hace años, existe un consenso unánime entre los profesionales de la Anestesiologí­a (y especialmente entre los Tutores de Residentes y Jefes de Servicio) sobre la necesidad de incrementar los años de formación especí­fica en una especialidad médica extensa y encomendada a la supervisión del complejo proceso perioperatorio en todas sus etapas: pre(consulta preanestésica), intra (cuidado intraoperatorio, anestesia convencional) y postoperatoria (cuidados crí­ticos postquirúrgicos). En este proceso perioperatorio, de especial riesgo para los pacientes, se han logrado en los últimos años grandes avances en términos de excelencia (fundamentalmente sustentados en la mejora del principal exponente de la calidad, la seguridad del paciente) gracias a un programa de formación especializada amplio y concentrado. El incremento del tiempo de formación en la especialidad de Anestesiologí­a-Reanimación se orientarí­a a corregir dichas deficiencias docentes sobre todo en las áreas de Cuidados Crí­ticos Postoperatorios y del Estudio y Tratamiento del Dolor, con lo que se incrementarí­a aún más la excelencia clí­nica, disminuirí­an las complicaciones y secundariamente los costes asociados al proceso asistencial.
El proyecto que nos ocupa conlleva un cambio drástico sobre el plan actual de formación en la especialidad, ya que reduce a dos años la formación especí­fica anestesiológica; lo que, desde nuestro punto de vista, supone un acortamiento inaceptable del perí­odo de formación y por tanto, imposibilita alcanzar un grado de adiestramiento aceptable en las diversas áreas de la Anestesiologí­a (anestesia en cirugí­a cardiaca, torácica, pediatrica etc). Todo ello presagia un riesgo real e inaceptable para nuestros pacientes, y por tanto inasumible por nuestra sociedad cientí­fica.
Ante esta situación, nos vemos obligados a expresar publicamente nuestro rechazo absoluto al real decreto y y nos ofrecemos a participar y asesorar a las distintas autoridades sanitarias involucradas (aunque entendemos que dicho asesoramiento se realice a través de la Sociedad Española de Anestesiologí­a) para alcanzar soluciones alternativas razonables que subsanen las deficiencias anteriormente descritas.
Las propuestas que ofertamos como soluciones a los efectos que el real decreto tendrí­a sobre la formación de los futuros anestesiólogos son:
  • a. Aumentar a cinco años la duración de la especialidad antes de implantar el nuevo plan de formación para evitar el déficit formativo de todos los futuros anestesiólogos.
  • b. Permitir la elección de la especialidad al final del primer año de formación troncal para que los futuros especialistas tomen contacto con la especialidad y puedan iniciar el estudio de materias especí­ficas antes del inicio de su formación especializada.
  • c. Incluir la Anestesiologí­a entre las especialidades con acceso a la Medicina de Urgencias y Emergencias, ya que es la especialidad que más frecuentemente interviene en situaciones crí­ticas y más ampliamente formada en técnicas especí­ficas en el mantenimiento de la homeostasis en el paciente urgente/emergente y en técnicas de reanimación cardiopulmonar. Esta demanda es evidente si tenemos en cuenta que: d. Establecer como interlocutor válido a la Sociedad Española de Anestesiologí­a (al ser la organización que integra a todas las sociedades autonómicas de anestesiologí­a) para elaborar un plan de formación racional que cubra las necesidades formativas de los futuros residentes lo que garantizará la calidad asistencial a nuestros pacientes.
    •  1. El conjunto de conocimiento, habilidades y actitudes que reune la Anestesiologí­a son, COMO MíNIMO, idénticas a las otras especialidades que podrí­an acceder: Medicina Interna, Medicina Familiar y Comunitaria y Medicina Intensiva, con las que compartirán tronco formativo.
    •  2. En cuanto al funcionamiento diario de estas áreas de capacitación, la especialidad podrí­a aportar elementos fundamentales en el desempeño de la atención en estas Unidades multidisciplinares como por ejemplo el Manejo de la Ví­a Aérea. La integración de Anestesiólogos en estas Unidades, no sólo facilitarí­a la resolución de problemas asistenciales por su actuación directa, sino que ayudarí­a a potenciar y difundir técnicas y dispositivos nuevos para su manejo entre otras especialidades que compartan estas Unidades. Esto es una realidad no solo en los servicios de Urgencias sino también en Plantas de Medicina Interna, e incluso en las unidades de Cuidados Intensivos médicos y coronarios (UCIs).
Debemos lamentar finalmente, que se pierde una excelente oportunidad para sentar las bases de cara a la normalización de la Formación en Cuidados Intensivos en España, orientándola y adecuandola en la misma lí­nea de los paí­ses de nuestro entorno sanitario que integran la Comunidad Europea, lo que se lograrí­a de forma sencilla si se estableciese como un írea de Capacitación Especí­fica.

Por último, consideramos que el desarrollo normativo realizado para nuestra especialidad se aleja de la pretendida flexibilización del catálogo de especialidades en Ciencias de la Salud recogida en la exposición de motivos del Proyecto del Real Decreto, ahondando en el encasillamiento de los profesionales de la Anestesiologí­a y profundizando en las dificultades para el abordaje de los pacientes crí­ticamente enfermos en equipos pluridisciplinares de especialistas; lo que supondrá una merma, no sólo de la calidad asistencial sino de la seguridad de los pacientes, siendo este el objetivo prioritario de la norma.

 La futura normativa nacional desatiende las recomendaciones de la Unión Europea de Médicos Especialistas en sus Revised guidelines by the European Board of Anaesthesiology, Reanimation and Intensive Care (2008)

 “The expansion of the European Union during the last 2 yr has resulted in the need for a revision of existing guidelines to further harmonize education and training in the specialty of anaesthesiology throughout the European Union. Although each individual country is responsible for its own training and certification, these guidelines are intended to reflect minimum criteria for specialist training. It is the opinion of the Section andBoard of Anaesthesia that specialist training will need to be for a minimum of 5 yr”

En este sentido, las carencias de las que adolece el futuro programa docente producirá un alejamiento de la anestesiologí­a de los ámbitos de los Cuidados Crí­ticos, la Terapia del Dolor y diversas especialidades quirúrgicas; lo que supondrá, junto con la ya citada disminución de la calidad asistencial y la seguridad de los pacientes, la consecuente limitación del reconocimiento de los futuros especialistas fuera de nuestras fronteras. No entendemos la causa de tanta dificultad para equipararnos con Europa y que la propuesta normativa nacional nos separe tanto del futuro.

La SEDAR, las diferentes delegaciones regionales, secciones, comités cientí­ficos y asociaciones profesionales y cientí­ficas relacionadas con la anestesia se están coordinando para presentar alegaciones al Real Decreto en plazo (se cierra el dí­a 15 de Enero) para, de una forma argumentada y transparente hacer entender a los responsables polí­ticos la necesidad de encauzar el proyecto hacia una formación que realmente sirva de garantí­a de calidad en la formación y mantenga abiertas las posibilidades de desarrollo de los anestesiólogos del presente y futuro.

De cualquier forma, ésta es una partida en la que todos contamos y cada uno, en su ámbito y responsabilidad, debe jugar su papel para que no nos estemos arrepintiendo durante muchos años por no pelear por lo que un dí­a nos pareció justo y adecuado. Necesitamos tu opinión, tu apoyo y tu activismo.

Dr Daniel Arnal
Anestesiólogo
Presidente de AnestesiaR
Miembro de la SEDAR
Unidad de Anestesia y Reanimación
Hospital Universitario Fundación Alcorcón
 
Dr Daniel Paz
Anestesiólogo DESA
Vicepresidente de AnestesiaR
Miembro de la SEDAR
Unidad de Reanimación
Servicio de Anestesiologí­a y Reanimación
Complejo Hospitalario de Toledo
 
___
Los autores declaran que el manuscrito no ha recibido financiación y no existe conflicto de intereses más allá de los declarados en su filiación
Written By
More from AnestesiaR

Publicado en abierto el número de agosto de la ReAR

Anunciamos que está accesible libremente el número de agosto de la Revista...
Read More

7 Comments

  • Muchas gracias por esta entrada tan necesaria en estos momentos .
    Nos jugamos el futuro de la especialidad en 10 dí­as , pero ya estamos acostumbrados últimamente a estos retos y no nos asustan .
    Todos los que leáis esta entrada debéis colaborar de alguna manera , pidiendo a vuestros jefes a vuestras secciones y a vuestras sociedades regionales que se pongan de inmediato ( la gran mayorí­a ya lo esta haciendo ) a redactar las alegaciones en contra para presentarlas de inmediato .
    También para dar ideas , proponer o ejecutar contactos ( polí­ticos , profesionales , etc etc ).
    Somos un colectivo muy grande y creo que en este tema por una vez podemos demostrar que somos capaces no sólo de ponernos de acuerdo , sino de actuar con rapidez organización e inteligencia .
    Y como acaba la entrada de anestesiaR , no vale con leerla , todos debemos participar estos dí­as difundiendo esta información y en cada ámbito de responsabilidad volcarse para encauzar este tema y resolverlo sin que se produzca un daño permanente para la especialidad .
    Es la hora de demostrar que hechos son amores y no buenas razones .
    ínimo !

  • Muchas gracias por esta entrada que nos permita expresar y dar a conocer nuestro activismo.
    No estoy de acuerdo con dicho proyecto definitivo de troncalidad que quieren reducir a 2 años la formación especifica en anestesiologia. A pesar de las numerosí­simas ocasiones en que se a señalando que con la nueva estructuración era ineludible pasar a cinco años.”
    Participemos todos activamente en expresar nuestra absoluta inconformidad y rechazo absoluto ante este intento de fractura de nuestra apreciada especialidad.

    A por todas en 10 dí­as no jugamos nuestro futuro.

  • Un desafortunado proyecto no solo para los anestesiólogos, también para otras especialidades médicas y de enfermerí­a. Habláis en el artí­culo de apoyo y de activismo, estarí­a bien definir acciones concretas (firmas de adhesión, etc.) para que podamos difundirlas y apoyarlas. No queda mucho tiempo y nuestros polí­ticos actuales han demostrado escasa capacidad de escucha, por lo que el tiempo apremia. ínimo

  • desde Murcia nos sumamos al rechazo completo a este asunto. Pero como dice la compañera Rosa Suárez , dónde podemos manifestar nuestra adhesion al rechazo ?. Qué acciones concretas y que sean en conjunto de los anestesistas podemos hacer?

  • Por ahora todos podemos ayudar difundiendo entre los especialistas afectados la noticia. Aportar ideas (se han inaugurado unos foros en la web de la SEDAR a tal efecto) y exhortar a los responsables y a las autoridades a cambiar los puntos reclamados durante el periodo de reclamaciones.
    Todos estamos a la expectativa de lo que se pueda pedir de nosotros. Aquí­, en AnestesiaR, os informaremos puntualmente de las iniciativas que puedan surgir.
    Para nuestros lectores no anestesiólogos, esto no es una pelea contra ninguna otra especialidad (de todos es conocida la rivalidad entre UCI y anestesia que viene de lejos). Todos salimos perdiendo con este borrador porque no ayuda a normalizar una situación ridí­cula de separación entre dos especialidades que comparten casi todo. Es cierto que anestesia se lleva la peor parte porque se queda sin ninguna de las aspiraciones expresadas por la CNEA, como por ejemplo el acceso al área de capacitación especial de Urgencias (me fijo en esto porque yo empecé mi carrera profesional como médico de emergencias, de lo cuál me siento muy orgulloso), pero el perpetuar la división e ir en contra de los paí­ses de nuestro entorno es perjudicial para todos.
    Así­ que, a difundir la problemática, opinar (para eso existe esta web) y que los Presidentes de sociedades, Jefes de servicio, responsables de comisiones, secciones y delegaciones regionales hagan su trabajo con todo nuestro apoyo.

    Un saludo

    Daniel Arnal

  • Ni se quién aconseja a la actual figura de Ministro(a) de Sanidad de turno, ni cuales son las fuentes intelectuales que podrán hacer emanar sus verdades para proponer una Ley de Troncalidad de las Especialidades médicas, en la cual se reduce a 2 años la formación especí­fica en Anestesiologia, Reanimación y Terapéutica del Dolor. Ignoro si los sabios y sabias que la hubieran podido asistir sabí­an que es la auténtica Anestesiologia moderna.
    Es una verdadera Ciencia Médica, cada vez más compleja.
    Ese hacer médico que permite el avance de la cirugí­a.
    Ese hacer médico que posibilita literalmente reanimar y resucitar al muerto.
    Ese buen hacer médico para mantener la homeostasis ante la agresión quirúrgica, la agresión por una sepsis o el fracaso multiorgánico.
    Ese profesional tan imprescindible como el mejor cirujano para cualquier trasplante de órgano vital.
    Ese buen hacer médico para eliminar el dolor en sus múltiples variantes. Parece paradójico pero soy Anestesiólogo y tengo un inmenso dolor intratable. El dolor que me produce la injusticia, la ineptitud, el nulo reconocimiento de la incapacidad y la insolencia. La Anestesiologia española está de luto. No sólo no se han atendido las recomendaciones de las Sociedades Anestesiológicas Estatales, sino que se han ignorado también recomendaciones Internacionales. Una insolencia pura ya que no parece haber habido miopí­a que justificara ceguera alguna para redactar semejante proyecto. Es injusto impedir a los profesionales de la Anestesiologí­a poder formarse como se forman en otros paí­ses con más tradición civilizada. Es increí­ble que en Europa la medicina intensiva sea una súper especialidad y por debajo de los Pirineos no se tenga capacidad, ni ganas, para poner fin a un distingo de la profesión médica tan único. En ese mundo civilizado exterior millones de pacientes crí­ticos son tratados por Anestesiólogos que a su vez se han superespecializado.
    La incapacidad de gestión tiene múltiples consecuencias. En un profesional de la medicina puede abocar a la mala praxis de resultados muy dolorosos en términos de sufrimiento humano. La de un polí­tico ni se traduce en rubor, la desvergí¼enza de los ignorantes no parecerí­a tener limites en nuestra geografí­a común. Otra vez se vilipendia al Medico Español. Ahora a miles de Anestesiólogos que ven despreciado y devaluado su trabajo.
    ¿Dos malditos años en formación especí­fica para poder ser Anestesiólogo?
    ¿Nos toman el pelo? Tratamos personas enfermas que se merecen lo mejor, no ideas mediocres y extemporáneas.
    Nos asiste la razón. Esa vocación de servicio y ayuda al prójimo ellos no podrán nunca ejercerla.
    Urge una respuesta unánime. Coordinada, Estatal de todos los Anestesiólogos ante tamaño atropello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



6 + 4 =