Anestesias sin anestesiólogo. La banalización de nuestro trabajo y el valor de las palabras

Recientemente la Consejerí­a de Sanidad de Castilla la Mancha en España (SESCAM) ha publicado su normativa para que algunas anestesias fuera de quirófano sean realizadas por personal que no es anestesiólogo. Es decir, permite realizar anestesias sin anestesista. Circunstancia denunciada por la Sociedad Española de Anestesia y Reanimación por el peligro que esta práctica supondrá para los pacientes.

Vestir a la sedación de anestesia es una minusvaloración de nuestro trabajo

TOP10ARecientemente la Consejerí­a de Sanidad de Castilla la Mancha en España (SESCAM) ha publicado su normativa  para que algunas anestesias fuera de quirófano sean realizadas por personal que no es anestesiólogo. Es decir, permite realizar anestesias sin anestesista. Circunstancia esta denunciada por la SEDAR (Sociedad Española de Anestesia y Reanimación)

Estas anestesias para realizar endoscopias digestivas a las que todo el mundo llama“ sedaciones“ se realizarí­an por el personal no médico a indicación del propio digestólogo o endoscopista presente. El endoscopista se convierte así­ en un médico capacitado para realizar dicha técnica anestésica a través de cursos de uno o varios dí­as (con suerte) de duración. Unos cursos impartidos y cobrados, muchas veces, por colegas nuestros de profesión en un vano intento de aportar algo de seguridad a una técnica que se tarda años en controlar adecuadamente. Así­ lo entendió la FED americana en 2010 negando el cambio de indicaciones y manejo del fármaco llamado propofol a petición del Colegio Americano de Gastroenterólogos y Endoscopistas, por entender, que dicho cambio supondrí­a un perjuicio en la seguridad del manejo de dicho fármaco.

Documento de consenso de la Sociedades Europeas de Anestesiologí­a sobre el tema

En este caso la justificación del valor de las palabras forma parte del problema, y el peligro de las definiciones, del que ya nos advirtió Erasmo de Róterdam, es el catalizador de un problema que no es nuevo. Hemos banalizado y confundido la definición de anestesia frente a la de sedación.

Sedación: Acción y efecto de sedar. Sedar: Del latí­n Sedare. Apaciguar, calmar, sosegar

Anestesia: del griego aisthesis (sensibilidad) Falta o privación general o parcial de la sensibilidad , ya por efecto de un padecimiento, ya artificialmente producida.

El cómo definir a la“ sedación“ implica qué medios se deben aportar para realizarla de manera eficiente. Sin embargo, los encargados de organizar y aportar dichos medios no solo confunden estas definiciones, sino que crean otras nuevas sin demasiado fundamento cientí­fico (sedación inconsciente, sedación pediátrica, sedación profunda…) También se olvida que el alto grado de seguridad alcanzado hoy en dí­a en la medicina, y en especial, la anestesiologí­a, es fruto de una serie de protocolos de seguridad aplicados a nuestro quehacer diario. Unos protocolos o normas que tienen un coste pero que definen el nivel de seguridad que queremos aportar al hecho de anestesiar a seres humanos.

El adecuado conocimiento in situ de lo que le pasa al paciente (monitorización), el análisis previo de patologí­as y factores que puedan incidir en el acto anestésico (el llamado preoperatorio), la formación adecuada del anestesiólogo y la individualización de cada acto (un anestesiólogo-un paciente) son, a mi entender, los pilares sobre los que descansa la cultura de seguridad creada en torno a nuestra profesión como anestesiólogo y que la crisis económica trata de romper.

Las presiones de los gestores de salud, tanto en el ámbito público como privado, para conseguir una mayor efectividad en los procesos médicos nos han llevado a confundir las herramientas con el fin. Los anestesiólogos siempre hemos sido, y espero que sigamos siendo, lí­deres en la cultura de la seguridad. Sin embargo, asistimos a un periodo en el que se minusvalora cada acto médico, especialmente el realizado fuera de quirófano. Asistimos al hecho de que nuestros pacientes piensan que estas anestesias realizadas fuera de quirófano son seguras por el acto en sí­, y no por los procedimientos de seguridad aportados.

Del desaconsejable miedo a ser anestesiado, hemos pasado a crear una cultura del nunca pasa nada. Del prudente respeto a la anestesia, a la exigencia de que todo tiene que salir bien, y, si no, es culpa de los médicos. Los anestesiólogos hemos aportado mucho a esta nueva percepción de la seguridad en anestesia. Muchos de nosotros no tenemos claro que el concepto real de sedación es análogo al de ansiolisis y no al de anestesia general en espontánea, bien por desconocimiento, bien por miedo a perder nuestro puesto de trabajo.

Estamos perdiendo la actitud pedagógica de nuestro trabajo, pues explicar no es asustar, pero tampoco es minimizar o excluir los riesgos. El público en general, y nuestros pacientes en particular, necesitan entender que llamar“ sedación“ a administrar un hipnótico hasta alcanzar una inconsciencia y un grado de inmovilidad frente al dolor es un mal uso de las palabras.

Si nuestros pacientes no entienden que el acto anestésico realizado en una colonoscopia se asemeja mucho (cuando no es igual) al de un legrado obstétrico, una histeroscopia con polipectomí­a, o una resección de pólipos vesicales, por poner algún ejemplo, estos no van a exigir que se implanten las elementales medidas de seguridad, como es que te anestesie alguien que sepa anestesia. Así­ de simple.

“El mundo se cambia con tu ejemplo no con tu opinión“ (Paulo Coelho) Por ello os pido que no estigmaticéis a aquellos que piden un preoperatorio correcto para dormir a una simple endoscopia. Que seáis lí­deres en la cultura de la seguridad en medicina. Que no menospreciéis la palabra ansiolisis y la uséis en vuestras gráficas e informes. Y que desechéis la palabra sedación cuando lo que se os pide es una“ simple“ anestesia.

Dr. Alberto Gironés Muriel

Twitter@Agironesm

Anestesiólogo y orgulloso de serlo.

#SiempreUnAnestesiólogo

Etiquetas de la historia
, ,
More from A. Gironés Muriel

Crítica al screening precoz. Postverdad en medicina

En este trabajo el autor se suma a cuestionar al screening o...
Leer más

19 Commentarios

  • Leí­do el borrador de regulación, en especial la formación que requiere a los no anestesistas para realizar sedaciones moderadas o profundas (si es que se puede hacer esas distinciones a priori), no me cabe duda de que es un autentico despropósito que pone en grave riesgo la seguridad de nuestros pacientes.
    Desde luego, éramos conscientes de que en nuestro paí­s habí­a una falta de recomendaciones sobre los estándares de seguridad para realizar sedaciones fuera de quirófano, pero eso no justifica que se esté barajando aprobar un texto escrito sin el consenso de los profesionales que conocen la técnica y sus verdaderas consecuencias.

    Dr Daniel Arnal

  • Hola a [email protected], una cuestión que nunca nos hemos planteado es.. ¿y qué pasarí­a si nosotros hiciéramos lo mismo?
    Me explico… por ejemplo… Una gastroscopia con toma de muestras para Anatomí­a Patológica e imágenes requiere de un gastroscopio… en el fondo un dispositivo muy similar a un fibrobroncoscopio… ¿Y si nosotros sedáramos al paciente y luego hiciéramos la gastroscopia? Que yo sepa nunca se le da el diagnóstico de forma directa e inmediata al paciente, así­ que podrí­amos hacerlo sin dificultad… Enviarí­amos la muestra a AP y las imágenes que las leyera un digestivo por ví­a telemática…
    Esto, que lógicamente es “demagogia”, no se harí­a nunca porque un anestesista nunca se va a poner en esa tesitura… ¿Es que somos más í­ntegros que los digestivos?… ¿más conscientes de nuestras limitaciones y/o conocimientos?… ¿Respetamos más el trabajo de nuestros compañeros?… ¿Entendemos que los años de formación en la especialización repercute en el conocimiento necesario para ejercerla y, por tanto, en la seguridad para nuestros pacientes?… Porque como médicos estamos obligados a proteger a los pacientes… No hay nada más indefenso que un paciente sedado que se pone en nuestras manos literalmente “para no entrar en apnea y tener un problema serio”…
    Entonces… ¿porqué se ponen a sedar quienes no saben sedar?, ¿porque se exponen a manejar una ví­a aérea quienes no tienen formación en el manejo de la ví­a aérea?
    … ¿Porqué se les permite?… Seguramente porque es más rentable… algo tí­pico en España… “parche más barato vale por dos”… Habrán echado cálculos y lo que se ahorran en pagar anestesistas será más barato que la indemnización si hay una muerte… Seamos realistas, la vida de los pacientes “vale lo que vale”… lo triste es que algunos compañeros no sean conscientes del juego en el que entran al sedar sin tener la cualificación para hacerlo…

    Dr. Eugenio D. Martí­nez Hurtado

  • Ni en Méjico esta permitido realizar prodecimientos con sedación en consultorio o sitios no aptos , llámese Circunsicion en recién nacidos o Endoscopias , por norma debe de estar por norma el
    Anestesiologo , un cirujano , ayudante y una o dos enfermeras …. No cabe duda que con tal de ahorrar dinero permiten este tipo de retrocesos …

  • También es cierto que, como me han recordado compañeros, luego hay centros hospitalarios donde los servicios de Anestesia dan formación a los otros servicios para sedar… o que anestesistas editan libros para formar a otros especialistas en sedación, como el “Manual de sedoanalgesia para procedimientos no quirúrgicos“.
    Realmente nosotros hemos “acaparado” procedimientos que podrí­an ser considerados de otras especialidades, como la depuración extrarrenal en la REA (nefrologí­a), las traqueotomí­as percutáneas en REA (ORL), las fibrobroncoscopias en REA (neumologí­a), las ecografí­as pulmonares en REA (Radiologí­a)… Pero no creo que sea el mismo caso, porque son pacientes ingresados, procedimientos urgentes (o crí­ticos), y no pacientes citados en la consulta de anestesia, de forma programada… Además, está el tema de la formación. Nadie “se pone a realizar una traqueotomí­a percutánea” con un cursillo de 2 horas (espero…), y la formación en sedación para no anestesiólogos hasta ahora suele ser escasa, limitada o ambas…

  • Nunca debemos poner en juego la seguridad de los pacientes, ni menospreciar los procedimientos fuera del área quirúrgica. El anestesiólogo debe estar presente como experto en la administración de fármacos anestésicos, controlar la ví­a aérea, mantener una estabilidad hemodinámica y actuar ante posibles complicaciones relacionadas con la endoscopia o reacciones adversas a fármacos, broncoaspiraciones, depresiones respiratorias, etc.… Administrar un fármaco en forma de bolus intravenoso, no otorga licencia para sedar, ni asegura que el enfermo esté en las mejores condiciones durante la prueba. En muchas ocasiones estamos frente a un paciente complejo, que precisa de unos cuidados especiales y de una sedación muy ajustada a su patologí­a de base.

    Resulta paradójico que una sociedad abocada a las nuevas tecnologí­as, a los avances en la detección precoz de tumores, medicina preventiva, tratamientos genéticos y un campo de investigación sin lí­mites, permita aumentar los riesgos de morbimortalidad sin causas justificables. Sólo se me ocurren razones económicas que prevalezcan sobre el cuidado del paciente.
    Se puede formar a personal de enfermerí­a afí­n al servicio de anestesia para ayudar en las sedaciones endoscópicas , pero en un escenario muy protegido. Deben realizar un máster de anestesia, limitarse a unos protocolos de actuación consensuados conjuntamente por gerencia, servicios de digestivo y anestesia. Pero siempre, siempre, con la supervisión directa y presencial del anestesiólogo en la misma área.
    Si esto sigue adelante, el paciente deberá estar bien informado de quién realiza la sedación y asumir el riesgo. Como anestesiólogo, mi máxima es el cuidado y la seguridad del enfermo.

    Haciendo un breve apunte al comentario de Eugenio, nuestra especialidad es”Anestesiologí­a, Reanimación y Tratamiento del Dolor.” Esto implica conocer técnicas de otras especialidades que nos ayuden en el control de situaciones crí­ticas. Creo que estos profesionales nos merecen un profundo respeto y sin ánimo de interferir en su especialidad, más bien de colaborar e intercambiar conocimientos.

  • Bueno, y ya para acabar… y no redundar en comentarios y más comentarios sobre lo mismo (creo que mi postura ha quedado suficientemente clara :), adjunto un enlace a las alegaciones que el Dr. Gilsanz, Presidente de la Sociedad Española de Anestesia, Reanimación y Dolor (SEDAR), ha emitido respecto al “dichoso” documento…

  • La cuestión es ¿qué va a hacer Anestesia como especialidad al respecto? Una banda de personajes que no se ponen de acuerdo ni para ir a tomar un café. Liderados por un montón de jefes a los que en el fondo todo les da igual mientras los partes se cubran y salgan adelante, bien sea a fuerza de adjunto o sacando residentes (en ocasiones muy poco formados aún) de sus rotaciones establecidas.

    Me gusta ser anestesista, pero no me siento en absoluto orgulloso de pertenecer al colectivo de anestesistas españoles.

  • Resulta sorprendente, indignante e irresponsable que alguien realmente considere que un curso de (y cito textualmente del borrador redactado por la Consejerí­a de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla La Mancha) : 35 horas teóricas, 30h prácticas y un curso en RCP avanzada de 20h pueda dar a cualquier médico las competencias, habilidades y experiencia necesarias para poder realizar sedaciones profundas a casi la totalidad de los pacientes. Según el borrador, quedarí­an fuera de este escenario los pacientes ASA IV, es decir los que por su patologí­a previa pueden fallecer en cualquier momento y los “ASA III inestables”. ¿Por qué dedicamos 4 años de formación para adquirir las competencias en una labor que aparentemente se puede adquirir en un cursillo de una semana? La respuesta es sencilla. NO ES POSIBLE.
    Solo se me ocurre una justificación a este argumento: LA IGNORANCIA ES ATREVIDA.
    No saben lo que se juegan, no se han enfrentado a la posibilidad de muerte de un paciente como consecuencia directa de una actuación nuestra. A diario, los anestesiólogos nos enfrentamos con la posibilidad de no poder ventilar a un paciente al que hemos inducido una apnea. Lo tenemos en nuestra mente siempre, porque sabemos lo que eso puede conllevar. Somos exquisitos en mantener una ví­a aérea permeable cuando prevemos que pueda surgir alguna dificultad en su manejo tras inducir la apnea. Dedicamos gran parte de nuestro esfuerzo en formarnos en manejo de ví­a aérea, porque sabemos que la vida de nuestros pacientes depende de nuestra pericia en este campo. Nosotros sabemos la complejidad de la anestesia fuera de quirófano, y por eso a menudo no nos sentimos del todo cómodos en estos lugares, pues valoramos el hándicap de trabajar en un medio donde ni tenemos los mismos recursos que en quirófano, ni la disponibilidad de un colega próximo que nos pueda ayudar en esos minutos que se hacen eternos cuando realmente surge una emergencia. Si los especialistas en Anestesiologí­a y Reanimación no hemos perdido el respeto a realizar sedaciones fuera del área quirúrgica, ¿Por que a los que no tienen nuestra formación y experiencia no les tiembla el pulso haciéndolo? Los que están realizando sedaciones profundas con propofol, ¿Es que no saben que el propofol induce la apnea en dosis independientes y en ocasiones impredecibles para cada paciente? ¿Están seguros de que a ellos jamás le va ocurrir que con la dosis que pensaban que el paciente iba a seguir respirando, de pronto no lo hace? Ah! Que es que llevas unos meses, o años sedando y a tí­ nunca te ha pasado? Pues como casi todo en medicina, es cuestión de números, y las estadí­sticas simplemente, siempre se cumplen. ¿Un curso de RCP de 20h da la tanquilidad para afrontar una escenario inexperado?
    Solo pido una cosa. Que no haga falta que haya muertos encima de la mesa para que alguien ponga sentido común a esta sinrazón.

  • Desgraciadamente está situación es frecuente en Cataluña desde hace años, y a pesar de la solicitud de apoyo de algunos jefes de servicio a la Sociedad Catalana (SCARTD), no se ha conseguido una posición firme al respecto.
    Se incumplen todas las normas de seguridad, y más de una historia de los comités de mortalidad podrí­an hablar de ello, pero no es polí­ticamente correcto.
    Solo los anestesiólogos podremos solucionar este problema, nuestro y de los pacientes, que no son informados adecuadamente de los riesgos y de quien hace qué cuando son sometidos a un proceso anestésico para una endoscopia.

  • Soy Anestesiólogo, repito, Anestesiólogo, Anestesiólogo,…
    Un Anestesiólogo es un Médico especializado en Anestesiologí­a, Cuidados del Paciente Crí­tico yTratamiento del Dolor.
    Anestesista (sic) derivado del inglés o americano, enfermero/a que interviene en anestesias por indicación y supervisión de un Anestesiólogo.
    Dicho esto, después de más de 30 años en esta Especialidad,he tenido la fortuna de trabajar en 6 hospitales Públicos y privados, de responsabilidades y trabajo en ámbito nacional e internacional, y actualmente ubicado en un Hospital Universitario de “Referencia Autonómica”, debo decir que tenemos lo que hemos sembrado,de acuerdo con el ácido comentario reflejado anteriormente. Contemplo desde hace años un empobrecimiento de la consideración dentro de mi actual hospital, y el abandono del 60% de prestaciones, que han sido naturalmente atrapadas por especialidades como medicina Intensiva, Traumatologí­a, Reumatologí­a, Rehabilitación, Radiologí­a, Respiratorio, o Digestologí­a…en resumen como dicen algunos: “…los anestesistas deben estar en quirófano para dormir al paciente y punto!”.
    Recuerdo con admiración las palabras que definieron esta especialidad en mi primer dia de Residencia, del Dr Villar-Landeira: Un Anestesiólogo es un médico especializado en manejar una situación crí­tica en un paciente crí­tico o en uno que no lo es pero está en situación de serlo dentro de una sala de operaciones o fuera (Unidad de Crí­ticos u otras) y aplicar con seguridad todos los recursos médicos y tecnologicos para reducir a la mí­nima expresion el dolor y la morbi-mortalidad, así­ como lograr la recuperación funcional”.
    Y las palabras del querido Dr Roger A. Johns: “en nuestro Hospital ningún médico olvida nunca que aquí­ se hico la primera y que los inventos más importantes del Siglo son la Anestesia y la Aviación, hagámonos dignos, las demás disciplinas han progresado por nosotros”.
    Durante mi vida profesional las he tenido siempre presentes.
    Por eso: Animo a nuestra SEDAR a realizar un Auditorí­a de verdad, aséptica, de todos los Servicios y ver si cumplen estandares avalados por el mismí­simo Sistema Nacional de Salud (Ministerio de Sanidad).
    Evaluar el desempeños y nombramiento de las cabezas visibles (Jefes de sección y servicio), que desde la implantacion del Estado Autonómico están más ligados a relaciones polí­ticas que otra cosa y elegidos por su “Flexibilidad”.Además, compañeros de gran valor terminar marchando fuera… Controlar los procesos de OPE, etc,etc.
    Ahora me explico porqué un Revista de una Sociedad Cientí­fica puede perder el Factor de Impacto.
    Finalmente otra frase del recuerdo de tres años como residente quirúrgico, antes de “pasarme” a la Anestesia: “…negocia las cosas con el Anestesiólogo a solas…ellos no trabajan en equipo…van a su aire…!”

    Hay que hacer algo y pronto.

  • Desgraciadamente, en algunos centros (cada vez menos) los Anestesiólogos son los primeros ‘negligentes’, al ‘negarse’ a ‘sedar’ a NIí‘OS para realizar ciertas intervenciones complicadas o dolorosas (suturas, reducciones de fracturas…), o pruebas diagnósticas (TAC/RNM…) no programadas (o sea Urgentes) que no se pueden hacer de otra manera en NIí‘Os de cierta edad si no es con ‘sedación’… Para eso (dicen esos Anestesiólogos) ‘ya está’ el Pediatra, que desgraciadamente se las tiene que ‘apañar’ con el midazolam, hidrato ce cloral, etc sin ningún apoyo por parte de los Anestesiólogos de Guardia… La sedación SIEMPRE la deberí­a hacer el Anestesiólogo, y a veces los ‘intrusos’ tenemos que sedar a ‘nuestros’ pacientes (en realidad no son ‘nuestros’) no precisamente por gusto… YA NOS GUSTARíA que lo hiciera un Anestesiólogo y no nostros. Repito, no es en todos los centro y no con todos los Anestesiólogos pasa.

    Sólo es un comentarios. Un saludo… y buen rollo

    Jose. (Pediatra de Urgencias.)

    • Sin entrar en casuí­sticas personales no puedo estar de acuerdo con usted…
      La demanda de servicios anestésicos en un hospital puede ser ilimitada. Muchas veces, estas demandas se consiguen cubrir forzando una cartera de servicios muy pobre en recursos, pues el usuario final ( el paciente) no es consciente de ello.
      El acto de sedar (ansiolisis) a un niño o un adulto es una actividad al alcance de cualquier médico con una preparación adecuada. Sin embargo, no estamos hablando de sedar ¿verdad? .
      La sociedad, y nuestros compañeros médicos no anestesiólogos nos demandan realmente anestesias generales en espontánea o anestesias disociadas para realizar multitud de actos y diagnósticos hospitalarios.
      Lo que ustedes llaman “sedaciónes” son realmente técnicas anestésicas que requieren de una debida preparación, de una adecuada monitorización, material, recursos humanos y de una planificación como serí­a de recibo ante cualquier nueva cartera de servicios ofertada en un hospital… Eso no siempre pasa.
      Nadie pide que un cirujano se desplace ” un momentito” a una sala de urgencias o a una sala de pediatrí­a a operar “apendicitis o abcesos cortitos “. De la misma manera, si un hospital quiere que se dé una calidad en sus servicios, anestesiando niños para pequeños procedimientos de urgencia se deben poner los medios para ello.
      La imagen de ver a un anestesiólogo durmiendo a un niño con unas gafas nasales y un pulsiosí­metro en una sala de urgencias no es algo infrecuente, todos lo hemos hecho, pero no por ello me parece que sea el procedimiento más seguro para el paciente.
      Muchas veces, el espí­ritu colaborativo de nuestra especialidad queda fagocitado por la exigencia de dar un nuevo servicio anestésico sin poner suficientes recursos para ello.
      No voy a entrar en la relación efectividad/eficiencia ni en el tremendo coste de poner en todos los hospitales a un anestesiólogo para cubrir ese servicio que usted demanda. Sí­ le digo que estoy absolutamente en contra de que especialidades que no son anestesiologí­a, se pongan a anestesiar (que no sedar) a niños o adultos con la escusa de que no hay anestesiólogo. Es un tema simplemente de seguridad y respeto al paciente.

      • Con la debida y acertada puntualización y concreción terminológica de ‘técnica anestésica’ y no ‘sedación’ (como se le conoce ‘vulgarmente’ por la sociedad y los ‘médicos no anestesiólogos’) en la que no puedo estar más de acuerdo, ‘sin entrar en casuí­sticas personales’ y sin querer darle demasiadas vueltas, creo que no he trasmitido correctamente mi ‘demanda’ en las escuetas lineas de mi comentario.

        NO es mi demanda la de ‘poner en todos los hospitales a un anestesiólogo para cubrir ese servicio’, sino que sean los anestesiólogos que YA están presentes en dichos centros los que lleven a cabo esas ‘técnicas anestésicas’. Ni tampoco la de ‘sedar’ (perdón, anestesiar) a un niño para realización de procedimientos ‘banales’, o simplemente para que ‘el niño no se me mueva’. Lo estoy demandando para procedimientos cuya realización es ‘imposible’ o ‘inaceptable’ sin la necesaria anestesia: exploraciones diagnósticas (TC craneal, RNM craneal…), reducción de fracturas, etc…

        Lo que yo demando NO es que ‘me duerman el niño un momentito’ ni quiero ‘ver a un anestesiólogo durmiendo a un niño con unas gafas nasales y un pulsiosí­metro en una sala de urgencias […]’ Lo que yo DEMANDO es, que esa imagen no sea simplemente SUBSTITUIDA (como ocurre desgraciadamente) por ‘la imagen de ver a un PEDIATRA durmiendo a un niño con unas gafas nasales y un pulsiosí­metro en una sala de urgencias’, y que claro está, TAMPOCO ‘es el procedimiento más seguro para el paciente’.

        Si lo que usted demanda, como anestesiólogo, es que esos actos se lleven a cabo con los medios necesarios (‘preparación, adecuada monitorización, material, recursos humanos y de una planificación [planificación dentro de lo posible, puesto que estoy hablando de procedimientos URGENTES]’) y que se lleve a cabo en el quirófano, o sala de radiodiagnóstico preparada para ello, QUE SE HAGA… Que hay que esperar, en la medida de lo posible, y dejar al paciente el ayunas el tiempo necesario, QUE SE HAGA… Dice usted ”Nadie pide que un cirujano se desplace “ un momentito” para operar “apendicitis o abcesos cortitos “… Repito, yo no quiero que ‘me duerman al niño un momentito’, simplemente quiero que se le anestesie debidamente, con los medios necesarios y por personal entrenado (quiero entender que nadie más ‘entrenado’ que un anestesiólogo). Si no se puede exigir que se dé por parte de anestesiologí­a un ‘servicio anestésico sin poner suficientes recursos para ello’, tampoco puede ser que sea el pediatra el que cargue con ese ‘servicio anestésico’ sin contar tampoco con ‘recursos para ello’.

        Si no se le pide al digestólogo que ‘sede’ (mejor dicho, anestesie) a un paciente para hacerle una colonoscopia, que no se le pida al PEDIATRA que lo haga para hacer un tomografí­a craneal urgente a su paciente…

        Creo que en fondo no podemos estar más de acuerdo: nuestra demanda es la misma, medios suficientes para garantizar la ‘seguridad y respeto al paciente’.

        Atentamente,

        Jose (Pediatra de Urgencias)

        • Una puntualización, o aclaración más:

          De la misma forma que, como usted dice, no se le puede pedir “a un cirujano se desplace un momentito a una sala de urgencias o a una sala de pediatrí­a a operar “apendicitis o abcesos cortitos “, mucho menos se le puede pedir al Internista que se desplace “ un momentito” a operar esa misma “apendicitis o abcesos cortitos “.

          Si no se le pide al anestesiólogo que preste “˜servicio anestésico sin contar con recursos para ello”™, que tampoco se le pida al pediatra que sí­ que lo haga.

          • Sin entrar en el tema de si el pediatra puede estar o no formado en sedaciones profundas (Anestesias Generales en espontánea realemnte como dice mi colega A. Gironés), lo cierto es que Jose tiene razón, no se le debe exigir a un Pediatra hacer ya no sedaciones sino cualquier procedmiento sin contar con recursos para ello… hasta a los de la limpieza se les proporcionan fregonas para fregar el suelo si lo miramos desde un punto de vista “menos serio”.
            Realmente creo que los Pediatras, especifico en este caso por la especialidad de Jose, deberí­an negarse también a hacer nada si no cuentan con los medios técnicos y/o humanos… al igual que hacen sus compañeros Anestesistas (Anestesista en España, que no en EEUU donde pondrí­amos Anestesiólogo para diferenciarlo de los técnicos :).
            Nadie deberí­a poner en peligro a sus pacientes por motivos “de la Gerencia”, ya sean adultos o niños…

  • El intrusismo dentro de la anestesiología por otros profesionales se combate dotando a los organismos rectores de nuestra actividad ( Particularmente la SEDAR ) de entidad jurídica GREMIAL. Con ésta prerogativa, también la SEDAR podría establecer valores monetarios éticos para las prestaciones anestesiológicas a nivel privado, además de velar por sueldos dignos a nivel hospitalario. Y también erradicar la práctica común en España de realizar anestesias simultáneas ( Ej Obstetricia en la privada ). Y ya puestos a trabajar, lograr erradicar la explotación profesional del anestesiólogo por otro anestesiólogo. Y así , muchas cosillas más que están mal dispuestas en nuetro día a día. España va a la cola a nivel mundial en deontología y respeto por el colega. No existe la defensa ni la anucleación gremial. No hay una mínima formación acerca de como lograr avanzar en la defensa conjunta de nuestros intereses. Esto es alarmante en los dirigentes. Los hay, pero se preocupan de cosas subalternas mientras los colegas o bien se adaptan a ser subpagados o directamente explotados, o bien se resignan a emigrar.
    Mientras la palabra GREMIO siga siendo una mala palabra entre nosotros, las cosas seguirán asi….

  • PARTICULARMENTE LE TENGO MAS MIEDO A UNA SEDACION QUE A UNA GRAN ANESTESIA Y EN ESTE PLAN YA TENGO MAS DE 40 AÑOS COMO ANESTESIOLOGO Y A ESE RESPECTO SIEMPRE HE RESPETADO LOS CONCEPTOS QUE A SEGURIDAD SE REFIERE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *