El lavado epidural con suero fisiológico puede acortar la recuperación postanestésica

splash-crown-water-drop-on-blue-crazed-cracked-surface-frozen-1-ajhd

Artí­culo publicado en la Revista electrónica de AnestesiaR rear50

Daniel Paz Martí­n
Hospital de Denia

Referencia Completa

E. Y. Park, H. K Kil, W. S Park, N.-H. Lee , J.-Y. Hong. Effect of epidural saline washout on regression of sensory and motor block after epidural anaesthesia with 2% lidocaine and fentanyl in elderly patients. Anaesthesia 2009; 64: 273-276 (Pubmed).

Introducción:

La reversión de la anestesia epidural depende de la redistribución de los anestésicos locales desde el tejido nervioso al compartimento central. Se puede aumentar la redistribución disminuyendo la concentración del anestésico local en el espacio epidural. Se han realizado estudios en los que la administración por ví­a epidural de 20-45ml de salino ha demostrado acelerar la recuperación hasta la deambulación (1, 2).

El objetivo del presente estudio es investigar cómo puede afectar la administración epidural de 30ml de salino a la recuperación del bloqueo tanto sensitivo como motor y al dolor postoperatorio tras anestesia epidural con lidocaí­na al 2% y 50 µg de fentanilo.

Resumen:

Métodos: El estudio prospectivo, randomizado y simple ciego fue realizado en 70 pacientes programados para cirugí­a transuretral. Se realizó técnica epidural en L3-4 con pérdida de resistencia. Los catéteres se avanzaron en el espacio epidural entre 3-5cm y tras prueba de aspiración negativa, se realizó dosis test con 3 ml de lidocaí­na al 2% con adrenalina 1:200 000. La anestesia se realizó con 12 ml de lidocaí­na al 2% y 50 µg de fentanilo. Si a los 15min no se conseguí­an niveles de T10 se administraba una dosis extra de 3 ml de lidocaí­na al 2%. Se evaluó el nivel sensitivo al dolor mediante estimulación con un alfiler y al frí­o con una gasa de algodón empapada en alcohol. La escala de Bromage se aplicó para evaluar el bloqueo motor.

Tras finalizar la intervención a los pacientes del grupo “lavado epidural” se les administró un bolo de 30ml ví­a epidural. Una vez en la sala de recuperación post-anestésica se compararon los tiempos de recuperación de 1 y 2 grados de bloqueo motor, la reversión del bloqueo sensitivo de 2 y 3 dermatomas y el tiempo de regresión hasta S1. El dolor postoperatorio fue evaluado inmediatamente tras la cirugí­a y a las 1, 6,12 y 24 horas. EVA mayor de 4 fue tratado con 30 mg de Ketorolaco.

Resultados: La regresión del bloqueo motor (Tiempo medio (DE)) de 1 grado fue de 17.2 (11.9) vs 32.7 (11.3) min y de 2 grados de 23.8 (12.2) vs 56.0 (23.9) min. La recuperación sensitiva de 3 dermatomas de 31.4 (11.6) vs 42.2 (14.4) min para el frí­o y de 30.8 (15.6) vs 40.6 (14.2) min para la estimulación dolorosa con alfiler. La regresión hasta S1 de 57.7 (16.1) vs 76.2 (20.2) min para el frí­o y de 56.8 (17.3) vs 69.2 (16.2) min para el alfiler. (p<0,05). No se encontraron diferencias estadí­sticamente significativas ni en dolor postoperatorio ni en complicaciones como hipertensión, nausea, escalofrí­os o dolor de espalda que pueden presentarse tras la administración de volúmenes importantes por ví­a epidural (3).

Conclusión: Los autores concluyen que la técnica de dilución epidural con 30 ml de salino facilita la recuperación tanto del bloqueo motor como del sensitivo sin afectar a la analgesia postoperaoria.

Comentario.

La infusión de salino puede disminuir la concentración de anestésico local en el espacio epidural. Obviamente la lidocaí­na diluida puede afectar más a los nervios sensitivos que a los motores por lo que los resultados del estudio con un tiempo más prolongado de recuperación del bloqueo sensitivo frente al motor son esperables. La capacidad de acortar los tiempos de recuperación del bloqueo epidural abre un campo muy interesante en diferentes aspectos de nuestra especialidad como la cirugí­a mayor ambulatoria. Los autores no encuentran en este estudio diferencias en cuanto a la analgesia postoperatoria y sugieren las hipótesis de que la acción del fentanilo, por su alta lipofilicidad, no se afectarí­a por la dilución con salino o que en el momento de la administración el fentanilo ya ha atravesado la dura y ejerce su acción en el tejido nervioso lejos del espacio epidural. A este respecto, no debemos olvidar que el estudio se realiza en cirugí­a transuretral por lo que los resultados probablemente no son aplicables a otro tipo de intervenciones y que dentro del protocolo si la EVA era mayor de 4 se podí­a administrar 30 mg de ketorolaco y los autores no profundizan en este punto mostrando en qué pacientes y en qué momento hubo que rescatar la analgesia.

Bibliografí­a:

1) Sitzman BT, DiFazio CA, Playfair PA, Stevens RA, Hanes CF, Herman TB. Reversal of lidocaine with epinephrineepidural anesthesia using epidural saline washout. Regional Anesthesia and Pain Medicine 2001; 26: 246-51 (Pubmed).
2) Brock-Utne JG, Macario A, Dillingham MF, Fanton GS. Postoperative epidural injection of saline can shorten postanesthesia care unit time for knee arthroscopy patients. Regional Anesthesia and Pain Medicine 1998; 23: 247-51 (Pubmed).
3) Hilt H, Gramm HJ, Link J. Changes in intracranial pressure associated with extradural anaesthesia. British Journal of Anaesthesia 1986; 58: 676-80 (PDF en BJA) (Pubmed)

Daniel Paz Martí­n
Médico adjunto. Servicio Anestesia y Cuidados Intensivos.
Hospital de Denia
Written By
More from Daniel Paz

Mecanismos de lesión pulmonar asociados a la ventilación mecánica

Presentamos un nuevo video de la serie 5 Minutos en Reanimación, que...
Read More

1 Comment

  • Fe de erratas: Corregida la ausencia de filiación del autor en la primera publicación de esta entrada. Lo siento Daniel.
    Daniel Arnal
    Administrador de AnestesiaR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



5 + 1 =