Guí­as de etiquetado de medicación de SENSAR e ISMP-España

Para aquellos que os pasase desapercibido en su momento, SENSAR publicaba a finales de Enero un documento relevante para nuestra especialidad: Las Recomendaciones para etiquetado de los medicamentos inyectables que se administran en Anestesia. Os presentamos un resumen de las mismas.

Para aquellos que os pasase desapercibido en su momento, SENSAR publicaba a finales de Enero un documento relevante para nuestra especialidad: Las Recomendaciones para etiquetado de los medicamentos inyectables que se administran en Anestesia. Se trata de un documento realizado en común con la Delegación Española del Institute for Safe Medication Practices (ISMP-España), organización multidisciplinar sin ánimo de lucro dedicada a promover la seguridad y mejorar la calidad del proceso de utilización de los medicamentos fundada en EEUU hace 30 años.

Los dos tipos de error relacionados con la medicación son la confusión de medicación derivada de la falta de etiquetado de las preparaciones y los errores de medicación por administración por ví­a equivocada. Para prevenir estos últimos se han sugerido utilizar dispositivos con conexiones especí­ficas que hagan imposible que el medicamento se administre por ví­a equivocada e identificar las diferentes ví­as, especialmente las de mayor riesgo: epidural, intratecal e intrarterial.

En cuanto a las confusiones por falta de etiquetado, la reciente Declaración de Helsinki sobre seguridad en anestesia recomienda explí­citamente que todas las instituciones sanitarias implanten protocolos y proporcionen etiquetas especí­ficas para las jeringas utilizadas durante la anestesia. Las directrices de seguridad y calidad de la práctica anestésica en la Unión Europea indican que estas etiquetas tengan un código de colores estándar utilizado internacionalmente.

Las recomendaciones de SENSAR y ISMP-España, pretenden impulsar la práctica básica de seguridad consistente en etiquetar correctamente todos los envases que contengan medicamentos inyectables. Asimismo indican la información mí­nima que debe aparecer en estas etiquetas para los medicamentos utilizados en anestesia.

En cuanto al etiquetado de las ví­as de administración, y dado que no se dispone de un código de colores establecido internacionalmente indicativo de cada ví­a de administración, recomiendan usar el sistema de colores iniciado en Anutralia y Nueva Zelanda para las ví­as epidural e intratecal, en que se usa el color amarillo y la intraarterial, en que se tiende a usar el rojo. Por otra parte,  apoyan el desarrollo e implantación de dispositivos especí­ficos para cada ví­a que tengan sistemas de conexión diferentes, ya que constituyen barreras fí­sicas efectivas para evitar estos errores de administración de medicamentos por ví­a equivocada. En el momento actual se dispone de equipos especí­ficos para la administración de medicamentos por ví­a enteral y en fechas próximas se dispondrán de dispositivos especí­ficos para ví­a epidural.

Para el etiquetado de Jeringuas, envases y ví­as las recomendaciones principales son las siguientes:

  1. Todas las jeringas y los frascos o bolsas que contienen medicación deben estar etiquetados con etiquetas que identifiquen claramente el medicamento que contienen. Nunca se debe administrar el contenido de una jeringa, bolsa, etc. que no esté correctamente etiquetada.
  2. La existencia de protocolos para el etiquetado de las jeringas y otros envases que contengan medicamentos, no exime de la necesidad de identificar correctamente el medicamento en su envase original y de leer atentamente las instrucciones de preparación y administración suministradas por el fabricante.
  3. La preparación y correspondiente etiquetado, y la administración de los medicamentos se realizarán por la misma persona siempre que sea posible.
  4. Las jeringas y bolsas que se preparan deben etiquetarse inmediatamente después de cargar o añadir el medicamento. Hasta que no se haya preparado y etiquetado un medicamento, no se comenzará a preparar y etiquetar el siguiente.
  5. El tiempo que transcurra entre la preparación y la administración debe ser tan corto como sea posible.
  6. Una vez preparados los medicamentos, éstos se deben colocar en la misma posición sobre las bandejas o lugares convenidos, en todos los quirófanos o dependencias distintas de quirófanos en las que se realicen procedimientos anestésicos, siguiendo un orden predefinido y estándar para toda la institución. Los medicamentos destinados a diferentes ví­as de administración se colocarán en lugares diferenciados.
  7. No deben usarse medicamentos inyectables para varios pacientes. La medicación inyectable no utilizada en un paciente debe desecharse.
  8. Toda medicación administrada debe ser anotada en la gráfica de anestesia, hoja de medicación u otros apartados de la historia clí­nica del paciente.
  9. Se deben etiquetar los extremos de los tubos o lí­neas de los sistemas utilizados para administrar los medicamentos por las ví­as epidural, intratecal e intraarterial.
  10. Siempre que sea factible, se deben utilizar sistemas de administración o infusión no intercambiables, con conexiones no compatibles para las diferentes ví­as de administración.

Las recomendaciones se extienden, además sobre las caracterí­sticas técnicas de las etiquetas (tamaños y colores) y sobre la información que deben contener las etiquetas, recomendando que se expresen las concentraciones de los medicamentos en mg/ml frente a proporciones (ej: 1:1000 o 1:10.000). Se recomienda evitar abreviaturas proclives al error, en particular la letra “쓝 para“ μg“, empleando en su lugar“ mcg“ o“ microgramo“, así­ como evitar el uso de“ cc“ y en su lugar utilizar siempre“ mL“ o“ mililitro“.

Para un mayor detalle de las recomendaciones, os dejamos el enlace a las mismas. Los anestesiólogos tenemos el deber moral de velar por que un error humano no desencadene una tragedia en nuestros pacientes. Pongamos barreras defensivas, apliquemos estas recomendaciones que tan poco dinero cuestan y tantos errores pueden evitar.

Manual de implantación Checklist

Daniel Arnal
Anestesia y Reanimación. Hospital Universitario Fundación Alcorcón
More from Daniel Arnal

¿Cómo crees que te clasificarí­a un representante?

Referencia completa: Fugh-Berman A, Ahari S (2007) Following the script: How drug...
Read More

5 Comments

  • Buenos dí­as,
    yo soy veterinario, anestesista pero veterinario, y en nuestro caso también hay errores debido al mal (o nulo) etiquetado de medicación.Yo suelo usar un rotulador indeleble, pero en ocasiones se borra, el tema de las pegatinas, lo vi en hospitales de humana cuando estaba en experimental y me pareció muy buena idea.
    Alguien me podrí­a decir donde conseguirlas.
    Un saludo

    Miguel Angel Cabezas
    MIKI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



8 + 7 =