Traumatólogos (ingleses) más inteligentes y fuertes que anestesiólogos

Hace ya más de un año en el que nos hicimos eco de un ví­deo de broma que simulaba una conversación entre un anestesiólogo y un traumatólogo. La fama de brutos de los traumatólogos traspasa fronteras y las tensiones dialécticas con los anestesiólogos parecen no ser exclusivas de nuestro entorno más inmediato. Este artí­culo nos abre los ojos.

Daniel Arnal. HU Fundación Alcorcon

Original

Subramanian P, Kantharuban S, Subramanian V, Willis-Owen SA, Willis-Owen CA. Orthopaedic surgeons: as strong as an ox and almost twice as clever? Multicentre prospective comparative study. BMJ. 2011 Dec 15;343:d7506. (PubMed)(Texto libre)

Introducción

Hace ya más de un año en el que nos hicimos eco de un ví­deo de broma que simulaba una conversación entre un anestesiólogo y un traumatólogo. La fama de brutos de los traumatólogos traspasa fronteras y las tensiones dialécticas con los anestesiólogos parecen no ser exclusivas de nuestro entorno más inmediato.

Resumen

El artí­culo pretende comparar la inteligencia y fuerza de los traumatólogos y anestesiólogos de tres Hospitales Generales de Distrito (Comarcales o de segundo nivel) ingleses. Para ello reclutan 36 traumatólogos y 40 anestesiólogos (excluyen a las mujeres porque no reclutan ninguna entre el primer grupo) y aplican un minitest de inteligencia (Tensa Brain test) y una prueba de fuerza (grip) de la mano dominante.

El resultado es un diferencia clí­nicamente pequña, pero estadí­sticamente significativa en ambas variables a favor de los traumatólogos (tabla 1)

Concluyen que, pese a las limitaciones, los anestesiólogos deberí­an tener más cuidado al bromear sobre los traumatólogos, pues podrí­an recibir una contartación más aguda de lo esperado o un apretón de mano algo doloroso.

Comentario

Se trata de un estudio claramente relevante y pertinente, pues no deja de estar en la mayor parte de las conversaciones de cafeterí­a. La idea es original y divertida, pues nos encontramos ante la primera comparación objetiva de ambos profesionales. Los objetivos están claros, los grupos razonablemente seleccionados y la estadí­stica sencilla.

Las conclusiones de los autores son, quizás, exageradas teniendo en cuenta la escasa diferencia clí­nica encontrada, pero si nos fijamos en los autores, puede que hubiese algún conflicto de intereses no declarado. En cualquier caso, se trata de un artí­culo bien planteado y escrito, que sirve como ejercicio metodológico y saludable revisión de estereotipos.

No podemos más que asumir que son mejores que nosotros y mostrar nuestro respeto a los traumatólogos… ingleses

Felices Fiestas

Daniel Arnal
Anestesia y Reanimación. Hospital Universitario Fundación Alcorcón
More from Daniel Arnal

Fospropofol, profármaco del Propofol, aprobado por la FDA

El Fospropofol disódico (Aquavan) es una prodroga del propofol soluble en agua...
Read More

10 Comments

  • Me resulta patético el grupo de «investigadores» traumatólogos ingleses. Me parece que gastar esfuerzo, tiempo y dinero en una investigación como la comentada es un insulto a la inteligencia humana, a la ciencia y, por supuesto, a la estadí­stica.
    Por otra parte, me parece que los colegas traumatólogos firmantes del estudio deberí­an tener un poquito más sentido del humor y, sobre todo, de humildad tal y como tienen mis colegas traumatólogos con los que trabajo (y me rí­o) a diario. También ellos, cuando pretendemos reí­rnos conjuntamente, encuentran «tics» y actitudes de los anestesiólogos que, hiperbolizadas, darí­an para hacer un ví­deo tan chistoso y divertido como el de los COT.
    feliz 2012

    • Yo lo veo todo muy inglés. Incluso lo veo como un ejercicio de humor (inglés/cí­nico) por parte de los firmantes. No creo que vaya más allá de un artí­culo navideño en el que se rí­en (sin hacerlo) de la estadí­stica, ejemplo de lo manipulable que puede llegar a ser, de los anestesiólogos y, seguro, de sí­ mismos.
      Incluso encuentro saludable que una revista como el BMJ sea capaz de publicar una sátira de sí­ misma.
      Abrazos
      ;)

  • Hola Daniel (y Santiago):
    me pregunto si no lo publicarí­an el 28 de Diciembre. De otra forma no es creí­ble que los Traumatólogos (sean de donde sean) superen a los Anestesistas….. ;- )

    ¡¡Feliz año, amigos!!

  • NO hay tal artí­culo cientí­fico. BMJ publica todos los años un estudio similar por navidades. Hace dos años llegó a la conclusión, tras un sesudo análisis estadí­stico, que los cirujanos eran más guapos que los internistas. Es solo una broma.

  • Santi:

    A los que ya llevamos años: ¿ No has visto a los traumas colocando las protesis con el vendedor indicandóles como se ponian?……

    Feliz año nuevo

  • Yo creo que todas las investigaciones («fuera de corriente») que acostumbra a publicar BMJ en el mes de diciembre son reales en el sentido de que han sido verdaderamente realizadas, sufren un proceso de revisión editorial, estadí­stica incluida, y son publicadas o rechazadas en función de su interés. Otra cosa es que las hipótesis planteadas puedan parecer salidas de una pelí­cula de los Monty Python y tengan una carga cómica. Sin embargo, sigo pensando que en este caso particular no les ha salido bien la broma y subyace revancha y si no, comparadla con los estudios que salieron en los 90 en BMJ sobre la relación existente entre el traumatólogo y el gorila. Eso sí­ me pareció sentido del humor y reirse de uno mismo

  • A mí­ se me ocurre pensar que el delirio seudocientí­fico-publicatorio dominante en la comunidad médica en general ya carece de lí­mites. Obvio que si lo aceptó el BMJ es porque tiene rigor metodológico. Es totalmente posible que la muestra escogida haya incluí­do un grupo de traumatólogos inteligentes. Que los hay, los hay. Pero subyace el hecho de que nos estamos acostumbrando a leer y considerar cosas que distan mucho de ser prácticas o con relevancia clí­nica. Por ejemplo, si el BIS está siendo tan criticado como lo está y es un marcador electroencefalográfico relativamente bien estudiado y conocido, a quién puede ocurrí­rsele utilizar un pupilómetro como marcador de profundidad anestésica? Es necesario pensar y desarrollar ésto? Nos brinda alguna ayuda a nivel clí­nico? No estamos desperdiciando la oportunidad de enseñar a nuestros alumnos las cosas que realmente importan en la especialidad, al someterlos a toneladas de conocimiento inútil que sobreabunda en la literatura? Hay sin dudas montada una verdadera industria de la publicación cientí­fica. Y casi siempre lo encontrado aún en publicaciones de primer nivel, es material de dudoso valor formativo. Ni que hablar de los fraudes y plagios que surgen por doquier ( ver» you will be caught» Anesth Analg 2011 -editorial- ). Cuando un autor publica decenas o centenas de trabajos, significa ésto que es un gran autor? Es creí­ble un autor capaz de publicar 500 trabajos sobre el mismo tema? ( Poldermans y los beta bloqueantes ). Es válido un sistema que califica a los docentes de acuerdo al número de trabajos que publica? Es el número equiparable a la calidad u originalidad? Es la publicación lo que define a un buen docente? Cuando uno sostiene que la investigación clí­nica actual está plagada de seudocientí­ficos ávidos por publicar material inútil o falso o decididamente fraudulento o inventado, uno no se hace muchos amigos. Pero, lamentablemente, es un concepto decididamente cercano a la realidad.

  • CLARO K ESTAN HABLANDO DE FUERZA ???? XK EN CULTURA GENERAL ESTAN ABAJO, AUNADO A K OCUPAN EL 1er LUGAR EN ALCOHOLISMO EN ESA ESPECIALIDAD. CLARO EN MEXICO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.