Nanotecnologí­a: Administración de fármacos basado en ultrasonidos y microburbujas

La administración de medicamentos que está desarrollando el proyecto SonoDrugs utilizará nanodispositivos (partí­culas cargadas de medicamentos), diseñados para transportar el fármaco hasta el lugar diana a través del flujo sanguí­neo. Gracias a su diminuto tamaño circulan fácilmente por el torrente sanguí­neo e incluso a través de los capilares más finos del sistema vascular. Esta cualidad les permite penetrar en lo más profundo de los tejidos dañados.
Philips lidera el Proyecto Europeo SonoDrugs

Fuente:

http://www.philips.es/sites/philipses/about/news/pressreleases/corporativas/sonodrugs_proyecto.page

philipsgraphicsideLa administración de medicamentos que está desarrollando el proyecto SonoDrugs utilizará nanodispositivos (partí­culas cargadas con medicamentos), por lo general entre 100 nm y 2.000 nm de diámetro, que están diseñados para transportar el fármaco hasta el lugar diana a través del flujo sanguí­neo.

Gracias a su diminuto tamaño, las partí­culas pueden circular fácilmente por el torrente sanguí­neo e incluso a través de los capilares más finos del sistema vascular y por tanto ,penetrar en lo más profundo de los tejidos dañados. La carga útil del fármaco se encontrará dentro de los nanodispositivos o adherido a sus cí psulas.

La llegada de dichas partí­culas al lugar exacto, se detecta utilizando técnicas de visualización a tiempo real mediante resonancia magnética o ultrasonido.  Es en ese instante cuando se libera la medicación a partir de impulsos localizados de ultrasonidos.  Además, pueden reducirse los efectos secundarios asociados a la dosificación “˜para todo el cuerpo“™  en lugar de  la zona especí­fica.

El primero tipo de partí­culas tendrá una cápsula fabricada de un material, como puede ser un fosfolí­pido, que se funda o se haga poroso cuando alcance una temperatura de algunas grados por encima de la temperatura corporal humana normal. El incremento de temperatura requerido para fundirse o incrementar la porosidad de su cápsula, de modo que se libere el medicamento que contiene, provendrá del efecto de calentamiento local que causa la aplicación localizada de ultrasonidos.

El segundo tipo, que será de mayor diámetro (hasta 4 µm), tendrá una cápsula fabricada de un material, como puede ser la albúmina, un fosfolí­pido o un polí­mero, que se quiebre por el estrés inducido por la presión que ejercen los impulsos localizados de ultrasonidos. Con frecuencia conocidas como micro-burbujas, las partí­culas llenas de gas de este tipo ya se han utilizado como agentes de contraste para la visualización por ultrasonidos. Philips Research lleva ya varios años investigando su uso como mecanismo para la administración de medicamentos. Además, el proyecto SonoDrugs se puede apoyar en los resultados del recientemente concluido proyecto holandés BURST (Bubbles for Ultrasound and Therapy, o burbujas para ultrasonidos y terapia).

Un proyecto que tiene como metas claras el desarrollo de nuevos sistemas tecnológicos que pudieran afectar significativamente la evolución del cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Quizá éste sea un primer paso a futuras ví­as de adminitración en el campo de la anestesiologí­a. Tenemos la tecnologí­a en nuestras manos.

http://www.newscenter.philips.com/about/news/press/20090128_sonodrugs.page

More from Ana Abad Torrent

TOP 10 en innovaciones médicas para el 2017

The Cleveland Clinic propone 10 innovaciones médicas para 2017. Sus criterios de...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



3 + 7 =