JM Rabanal: “Mejorar las condiciones de trabajo”

"Mejorar las condiciones de trabajo de los anestesiólogos". Entrevista con el Dr. JM Rabanal, candidato a la Vicepresidencia 2ª de la SEDAR.

Con la entrevista al Dr Rabanal, damos paso a que los candidatos a Vicepresidencia 2ª de la SEDAR respondan a nuestras preguntas. Una vez más, desde AnestesiaR agradecemos la disposición de todos los candidatos a participar en igualdad de condiciones para explicar su proyecto.

De las grandes líneas estratégicas.

Pregunta: ¿Podrías decirnos cuales son los tres objetivos fundamentales de tu proyecto para la SEDAR?

Respuesta: Es difícil sintetizar o priorizar en únicamente tres objetivos, pero me conformaría si a la mayor brevedad posible pudiéramos, 1) resolver y unificar el criterio con respecto a las sedaciones en digestivo, 2) mejorar la comunicación de la SEDAR con los asociados, conocer sus necesidades profesionales y formativas para vehiculizarlas adecuadamente, y 3) incrementar los años de formación de la especialidad y poder dar cumplida respuesta a lo que se establece en el SYLABUS de la UEMS. 

De la participación de los anestesiólogos en la SEDAR.

P: El sistema actual de elecciones a la Junta Directiva de la SEDAR está basado en candidaturas  individuales a los diferentes puestos ofertados, por ejemplo, Tesorero o Vicepresidente segundo. ¿Qué opinas de este sistema de elecciones? ¿Estaría en tu programa la modificación de estatutos para otro tipo de sistema que permitiese la candidatura de un grupo cohesionado con un programa de gobierno por desarrollar?

R: Nada es inamovible y parece razonable estudiar y mejorar los estatutos actuales. En este sentido parece razonable que sean candidaturas unificadas (aunando todos los cargos) las que se presenten a la Junta Directiva, más que nada para que exista unidad de criterio a la hora de la toma de decisiones. De la misma forma es necesario modificar el sistema de votación en formato electrónico, y no en papel con correo certificado como hasta ahora, que implica tiempo y dinero e inhibe a la gente.

P: ¿Cómo crees que se debe vertebrar la representatividad de la SEDAR a nivel nacional?.

R: Primero es necesario saber que la SEDAR es una “sociedad privada”, parece obvio pero a algunos parece olvidársele. Con ello quiero decir que desde el punto de vista oficial y normativo, para las Administraciones Sanitarias sean éstas cuales quiera, somos eso, una entidad privada con unos estatutos de funcionamiento y que representa a un colectivo (no a la totalidad) de los anestesiólogos españoles. Por lo tanto hay ponderar la fuerza de la SEDAR siempre que se pretendan posturas maximalistas.  De ahí la relevancia en difundir la importancia de pertenecer a la SEDAR como entidad de representación del colectivo de los anestesiólogos. Con respecto al fondo de la cuestión, creo que es necesario redefinir el papel de la sociedades o delegaciones regionales en los Estatutos de la SEDAR, y una vez definidos establecer estrategias locales y centrales homogéneas en todos los objetivos que se fijen. Considero esencial reuniones frecuentes, presenciales o por vía telemática,  entre las delegaciones regionales y la Junta Directiva. Hay que estar presentes en todos los foros, la sociedad actual es absolutamente mediática, y es ahí donde se ganan muchas batallas.

De los conflictos de competencias con otros especialistas y estamentos.

P: En el caso de los cuidados críticos ¿Qué estrategia desarrollarás para la defensa del papel del anestesiólogo en el cuidado del paciente crítico?

R: Que los anestesiólogos manejen un enfermo crítico en quirófano, y al final de la cirugía se lo deriven a otro especialista y servicio, es algo difícil de entender. No obstante ocurre en muchos hospitales de nuestro país, y la situación actual es el resultante de un devenir histórico que nunca debió ocurrir. Pero la realidad es tozuda, y creo que es un error pensar que algún Ministerio de Sanidad vía Comisión Nacional de Especialidades va eliminar por decreto la especialidad de Medicina Intensiva. Se impone la cordura y la necesidad de diálogo con esa especialidad pero ser firme y rotundo con la defensa de las competencias definidas a nivel de la Comisión Nacional y las definidas por el Syllabus de la Junta Europea de Anestesiólogos y la Unión Europea de Especialistas Médicos (UEMS). El problema no es únicamente nuestro, dado que tanto cardiólogos con la unidades coronarias, como los pediatras con las UCI pediátricas, tienen conflictos competenciales con Medicina Intensiva. Creo que el decreto de troncalidad y el buen trabajo que se está realizando desde la CNE de anestesiología puede dar frutos satisfactorios para todos.

P: La posición de la SEDAR hasta ahora en el tema de las sedaciones para procedimientos ha sido muy claro: la sedación es un acto anestésico y como tal debe realizarse por un anestesiólogo. Sin embargo, es de todos conocido que se están desarrollando modelos en el ámbito de la sanidad pública y privada en los que se realizan sedaciones con una mayor o menor supervisión anestésica por parte de enfermeras u otros especialistas. ¿Cuál es tu posición al respecto?

R: Aquí hay que ser claros, la organización y definición de las necesidades de RRHH para la realización de sedaciones profundas para pruebas diagnósticas y terapéuticas corresponde a los Servicios de Anestesiología-Reanimación. En el caso de las sedaciones por digestólogos constituye una temeridad y una irresponsabilidad, de la que se derivaran responsabilidades civiles e incluso penales el día que se produzca una muerte en ese contexto. Con respecto al papel de la enfermería, hay que diferenciar las funciones propias o inherentes que desarrolla en el cumplimiento de su responsabilidad y capacidad profesional, y para la que está capacitada y autorizada (cuidados de enfermería), y las funciones delegadas que son las que se derivan del mandato u orden por otros profesionales, generalmente médicos (administración de medicación, venopunción, curas de heridas, vigilancia, etc). En España según la Ley del 2003 de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, la enfermería es, y cito textualmente “la responsable de la dirección, evaluación y prestación de los cuidados de enfermería orientados a la promoción, mantenimiento y recuperación de la salud, así como a la prevención de enfermedades y discapacidades”.

Por tanto la enfermería nunca, repito nunca, podrá ejercer una actividad delegada (por ej, administración de un fármaco intravenoso, sea este cual sea), sin la correspondiente orden y delegación médica. La responsabilidad que se deriva de las consecuencias de esa orden corresponde al ordenante (médico). Si la enfermera actúa libremente, sin la preventiva orden médica, asume la responsabilidad (penal en su caso) que se derive de su actuación además de la de intrusismo independientemente del resultado de la actuación. Y esto es lo que dice la ley, y en el terreno en el que nos movemos. Todos queremos colaborar con la administración sanitaria en busca de la eficacia y eficiencia, pero en ningún caso ésta debe ser incompatible con la seguridad y calidad. Corresponde a la SEDAR establecer las guías y recomendaciones pertinentes, y alertar a la sociedad de las desviaciones que comprometan la seguridad clínica de los pacientes.

De la promoción científica de la anestesiología española.

P: ¿Qué secciones y grupos de trabajo debe tener la SEDAR ineludiblemente? ¿Cómo organizarías la sociedad para potenciar la participación sin que se convierta en una serie de reinos de Taifas?

R: Magnífica cuestión. Las secciones deben ser el motor científico de la sociedad, y las que articulen mediante la elaboración de guías clínicas y recomendaciones, cierta homogeneidad asistencial entre los anestesiólogos españoles evitando en lo posible la variabilidad clínica. Su función debe ser redefinida en la modificación de los estatutos. Creo que lo ideal es que las secciones tengan unos responsables definidos y con un mandato transitorio, deben de plantear unos objetivos claros, limitados en el tiempo, presentarlos y ser aprobados por la Junta Directiva. Cada sección podrá tener a su vez grupos de trabajo y grupos de mejora, encargados de la elaboración de los objetivos proyectados. La actual dispersión docente (Reuniones y Congresos) debe reordenarse de alguna manera a través de esas secciones. Creo esenciales las siguientes secciones: pediatría, obstetricia, cuidados intensivos, cardiotorácica, dolor, anestesia regional, cirugía mayor ambulatoria, medicina transfusional y hemoterapia, asistencia colectiva, seguridad clínica, docencia MIR, y neuroanestesia y neurocriticos. 

Cierre

P: ¿Por qué crees que serías un buen candidato a Vicepresidente? Cuéntanos cuál es tu plan de trabajo desde este puesto para los próximos años.

R: Bueno, soy Jefe de Sección desde hace 10 años y he sido Director Médico de un Hospital de tercer nivel durante 4 años, esto último me ha permitido conocer mejor la administración sanitaria, tanto de régimen autonómico como central. Saber las debilidades y fortalezas del sistema sanitario es bueno cuando hay retos importantes por delante, y saber que la administración sanitaria se mueve por unos parámetros que no son los nuestros. Aprendes a dialogar, a consensuar, a flexibilizar, a pactar, como la mejor forma de conseguir los objetivos. Las medidas de fuerza no son buenas, aunque en última instancia a veces es preciso tomarlas si no encuentras en tu interlocutor ese talante de diálogo y consenso.

Como plan de trabajo mi propuesta es:

– Modificar los estatutos de la SEDAR.

– Mejorar la comunicación entre la propia sociedad y sus socios.

– Optimizar la rentabilidad que la SEDAR ofrece a sus socios en aspectos docentes y asistenciales.

– Mejorar las condiciones de trabajo de los anestesiólogos.

– Ser capaces de encontrar sin menoscabo de nuestra especialidad, una solución razonable de la asistencia al paciente critico en España, y confío plenamente en el trabajo de la CNE en este aspecto.

– Cerrar el tema de las sedaciones en pruebas diagnósticas y terapéuticas con un diálogo razonable con la administración central y autonómica. Siendo inflexibles y denunciando las sedaciones por no anestesiólogos, o de la enfermería en el caso de ser proveedoras de las mismas.

– Tener una sociedad científica moderna, abierta a las nuevas tecnologías, con una comunicación fluida con sus asociados, con rentabilidad clínica, científica y asistencial, que vele por los intereses de sus asociados, democrática en la toma de decisiones, y  que vele por el reconocimiento de su labor como garante de una sanidad pública y privada de calidad.

Decía Cervantes que “estar preparados es media victoria”, creo que la anestesiología española goza de un excelente nivel y preparación, y que nuestros objetivos como colectivo científico y profesional son razonablemente alcanzables.

Quiero finalmente agradecer a todos los miembros de las diferentes Juntas Directivas de la SEDAR que en su devenir histórico lo han sido, y han puesto lo mejor de sí mismos y de su labor desinteresada por el bien de nuestra sociedad.

Agradecer a vosotros, ANESTESIAR, la oportunidad de dar conocer a los diferentes candidatos. Y finalmente desear que la gente vote en libertad, y que salga quien salga de entre los candidatos cuenta con mi apoyo incuestionable para la defensa de los intereses de nuestra sociedad y la de los pacientes a los que se debe.

 

JM Rabanal MD, PhD

Written By
More from AnestesiaR

Sevoflurano versus propofol en la reducción de la incidencia de isquemia miocárdica peroperatoria en pacientes sometidos a cirugí­a no cardí­aca

Los anestésicos inhalatorios, por el preacondicionamiento, producen en el animal de experimentación...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 6 =