José María Calvo: «Colaboración en equipo»

"El Siglo XXI será el que ponga de manifiesto la colaboración transversal entre los profesionales de la medicina, la colaboración en equipo" Entrevista con el Dr. José María Calvo, candidato a Vicepresidente 2º de la SEDAR

Penúltima entrega de entrevistas con los candidatos a Presidente y Vicepresidente 2º de la SEDAR. En esta ocasión entrevistamos al Dr. Jose María Calvo, actual Vicepresidente 1º de la SEDAR y que opta a ocupar la Vicepresidencia 2ª.

De las grandes líneas estratégicas.

Pregunta: ¿Podrías decirnos cuales son los tres objetivos fundamentales de tu proyecto para la SEDAR?

Respuesta: Considerando solo las funciones de Vicepresidente 2º que se limitan a la Comunicación y las relaciones sociales (Aunque por Estatuto, que sufrió no hace mucho una modificación pero, a mi entender, sigue siendo obsoleto, solo parecen implicar funciones referidas a la “página Web” -concepto este también obsoleto-).

Coincido con algunos de vosotros en que, si bien, la especialidad no está en riesgo, existen problemas de fondo que nos deben hacer reflexionar con el objetivo de evitar intrusiones, pérdidas de competencia y duplicidades.

El Siglo XXI será el que ponga de manifiesto la colaboración transversal entre los profesionales de la medicina, la colaboración en equipo. La asociación de las nuevas tecnologías con la Medicina Basada en la Evidencia, romperán definitivamente con la “Eminencia” equívoca de aquellos que consideran su opinión y su experiencia como pilar básico para el desarrollo de futuro. Un nuevo tiempo y una nueva metodología científica tomarán las riendas de la modernización en la mayoría de los aspectos científicos. Las instituciones, tal como las conocemos, están condenadas a la desaparición si no evolucionan, se modernizan, realizan un completo ejercicio de transparencia y, adquieren el rol que demandan sus integrantes desde la base.

Nuestra Sociedad Científica no tiene competencias legales para la toma de decisiones ejecutivas en el ámbito normativo, jurisdiccional o social; sin embargo, nuestro colectivo es un órgano asesor directo de aquellas que si pueden tomar esas decisiones. Somos la segunda Sociedad Científica de nuestro país en cuanto a número de profesionales y esto, nos permite reclamar nuestras Competencias y el ámbito de aplicación de las mismas sin riesgo al fracaso. Debemos romper con el complejo de inferioridad adquirido, en relación a otras especialidades de élite que, copan parcelas de poder establecidas en todos los ámbitos institucionales. Hemos cambiado de siglo y con ello se ponen en duda los conceptos caducos para dar paso a un tiempo nuevo en el que nosotros como colectivo debemos estar presentes en la toma de decisiones estratégicas y de futuro en la organización sanitaria.

Los profesionales de la Anestesiología, y en ello se engloban todos los ámbitos de nuestra especialidad, críticos, dolor, urgencias, paliativos, sueño, deshabituación, anestesia dentro y fuera de quirófano y, aquellas que vendrán en un futuro no lejano, somos profesionales formados con un alto grado de cualificación que podemos tratar como igual a cualquier otro profesional sea cual sea su especialidad. Sin embargo, carecemos de empuje y de capacidad de comunicación social. Debemos romper con el aislamiento y dar a conocer nuestras virtudes, nuestra importancia y la amplitud de nuestra vasta especialidad. Se hace necesario que a través de los, cada vez más amplios, medios de comunicación existentes, demos a conocer nuestra especialidad a la sociedad y a nuestro propio entorno sanitario.

Haciendo balance, desde mi llegada a la Sociedad Española de Anestesiología, he desarrollado todas estas parcelas de acercamiento a la sociedad, las Instituciones y otras Sociedades Científicas. Prueba de ello son la modernización clara de una página Web que pasó de ser una pantalla longitudinal, fría, monótona y cuasi-carente de contenido, a un portal Web interactivo que ya ha realizado dos ampliaciones y transformaciones para adquirir el contenido de un Portal 3.0 con especial relevancia de las redes sociales, nuestra revista REDAR, la intranet, el campus virtual (con cursos acreditados gratuitos para los socios y otros con precios muy reducidos), la reciente creación de una videoteca propia en “youtube” y la adaptación con el sistema “responsive” para los smartphones y tablets. Pronto se incorporarán a él nuevas aplicaciones que generen mayor participación de todo el colectivo, se añadirán nuevos cursos gratuitos y acreditados para los socios y se potenciará la interactividad en la toma de decisiones y en las opiniones.

A pesar de lo avanzado, quedan muchas tareas por hacer en el campo de las nuevas tecnologías y, muchos desarrollos futuros como la capacidad para votar electrónicamente en las elecciones a los cargos directivos, para lo que además serán precisos cambios en los Estatutos de la Organización.

En la senda de continuar con mis acciones anteriores creo fundamental fomentar el acercamiento a las Instituciones políticas y de la Administración Sanitaria, tanto central como autonómicas. Este acercamiento ha dado como fruto en estos casi cinco años, en el ámbito de la Comunicación y la participación con las Instituciones, que se ha llevado a cabo durante mi estancia en el cargo de Vicepresidente, un importante acercamiento a los órganos de comunicación, gestores y políticos de la Administración Sanitaria; lo que anteriormente era una colaboración tímida y específica en parcelas muy limitadas, hoy es un proyecto organizado continuo y progresivo. En estos cuatro años de Vicepresidencia, la Sociedad ha realizado con mi colaboración directa, varias Guías de Práctica Clínica, la Vía Clínica de Recuperación Intensificada -RICA-, todas ellas traducidas a inglés y en proceso de alojamiento en la National Clearinhouse; el Proyecto “Qué no hacer” de las Sociedades Científicas; el Proyecto de Infección Quirúrgica Cero -IQZ-; el Proyecto de Seguridad del Paciente Quirúrgico -PSQ-; El proyecto de la Fractura de Cadera del Anciano; la GPC sobre Cuidados Perioperatorios en Cirugía Mayor Abdominal; la Revisión Sistemática sobre fluidoterapia perioperatoria en Pediatría; y la GPC sobre hipotermia no intencionada en el ámbito quirúrgico; y todos estos proyectos, están avalados por el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas, y todos, se han realizado de forma multidisciplinar como exige un tiempo en el que debe imperar el trabajo transversal y de equipo.

Otro objetivo fundamental desde mi aportación es el desarrollo de la Medicina Basada en la Evidencia.

Cabe reseñar que todos los proyectos mencionados anteriormente, ya desarrollados o aun en desarrollo, se amparan en la medicina basada en la evidencia y siguen una metodología sistemática, muy específica y compleja, que han dado por terminadas aquellas guías obsoletas en las que un grupo de sabios amigos revisaban la literatura y emitían conclusiones de muy difícil demostración. Ha sido y es mi propósito, cambiar la metodología de realización de los documentos que deben servir para la toma de decisiones clínicas y, ayudar a que nuestros profesionales dispongan de herramientas contundentes para esa toma de decisiones. Todos estos proyectos están y estarán disponibles en nuestro portal Web y se publican en nuestra revista REDAR. Quiero remarcar la importancia del desarrollo de estas herramientas por cuanto ayudan al profesional a desarrollar su tarea de forma ortodoxa y en el margen de la “lex artis”, por lo que, conviene seguir trabajando duro y promoviendo el acercamiento con las Instituciones Sanitarias, para que se aleje ese sentimiento de aislamiento que ha rodeado a nuestra Sociedad Científica desde tiempos inmemoriales.

Nosotros también tenemos conocimiento, mucho y muy rico, y debemos aportar el sentir de que los anestesiólogos somos profesionales estudiosos, implicados y conocedores de nuestro entorno tanto en la investigación como en la transmisión y gestión de ese conocimiento. Debemos demostrar que nuestra Sociedad Científica está cambiando, que hemos modernizado nuestra noble Institución y nos hemos adaptado al Siglo XXI; solo así podremos contar con el respeto y la ayuda tan necesaria en terrenos conflictivos. Cuando se trabaja duro, en silencio, desde la serenidad, conociendo que la vida es una carrera de fondo y que, el resultado final es la consideración científica y el respeto, se obtienen los apoyos necesarios para el desarrollo de nuestra especialidad; solo así se evitan las intromisiones y las apropiaciones de parcelas específicas de nuestras competencias. No es importante lo que hagamos por nosotros y para hoy sino la herencia que dejemos a las generaciones venideras.

El tercer objetivo primordial para mi candidatura es la Seguridad.

El siglo XXI será el “siglo de la seguridad”; todos los esfuerzos sociales e institucionales se dirigirán hacia la prevención de situaciones críticas evitables y, nuestro ámbito es especialmente sensible a esta parcela, por lo que nuestros esfuerzos deben ir dirigidos a demostrar nuestra capacidad de liderazgo en el ámbito de la seguridad de nuestros pacientes.

Nuestra Sociedad Científica debe dirigir sus pasos en este camino y mostrar a todos los medios sociales nuestro especial interés en este campo. Ser garantes de la seguridad de nuestros pacientes en el perioperatorio, nos hará más fuertes y abrirá la puerta al conocimiento de nuestro entorno profesional a todo el mundo. Tenemos aquí una enorme oportunidad, mediante las nuevas tecnologías de la información, de abrir nuestro mundo a todos y que todos nos conozcan. Para ello, hay que contar en los cargos directivos de la Sociedad Científica con el empuje y la decisión firme de apostar por ello. Es necesario realizar un cambio profundo de mentalidad y adaptación a los nuevos tiempos en que la comunicación es fundamental.

De la participación de los anestesiólogos en la SEDAR.

P: El sistema actual de elecciones a la Junta Directiva de la SEDAR está basado en candidaturas individuales a los diferentes puestos ofertados, por ejemplo, Tesorero o Vicepresidente segundo. ¿Qué opinas de este sistema de elecciones? ¿Estaría en tu programa la modificación de estatutos para otro tipo de sistema que permitiese la candidatura de un grupo cohesionado con un programa de gobierno por desarrollar?

R: El sistema actual es un sistema caduco que no permite un desarrollo programático y que afecta a la buena conducta democrática. Por mucho que yo haga una perfecta declaración de intenciones para el desarrollo de mis competencias como Vicepresidente 2º, una cosa es lo que proponga y otra muy diferente lo que se me permita hacer. En numerosas ocasiones no se toman en consideración las opiniones discrepantes ni la necesidad de mejora por mucho que quede perfectamente justificada, si ella no obedece a los intereses particulares de la Presidencia de turno, cuando se discrepa, se corre el riesgo de caer en desgracia, también es una cuestión de filias y fobias. En síntesis, la actual junta directiva es un régimen presidencialista y por ende, autoritario.

Los estatutos se deberían modificar permitiendo la presentación de candidaturas conjuntas, con Equipos definidos y programas generales; debería estar habilitada la votación electrónica, algo que ya es perfectamente posible y sin coste elevado; y debería contemplar la realización de las elecciones durante el transcurso del Congreso Nacional como hacen otras Sociedades Científicas, dando oportunidad de ejercer el derecho a voto a la mayoría de los socios y sin trabas de certificados postales, cuestión farragosa esta, que elimina muchos votos posiblemente discordantes. Es absurdo en el siglo XXI, con las nuevas tecnologías a nuestro alcance, seguir manteniendo este sistema obsoleto y poco transparente.

También se deberían modificar las funciones limitantes de los componentes de la Junta, solo sirve para evitar opiniones discrepantes sobre aspectos que influyen a todo nuestro colectivo. Funciones que por otra parte, se dan y se quitan al libre albedrío de la Presidencia y que también viene determinada por las filias y las fobias.

La actual composición

P: ¿Cómo crees que se debe vertebrar la representatividad de la SEDAR a nivel nacional?

R: Actualmente, la Comisión Ejecutiva (La Presidencia), realiza y adopta todas las acciones que considera oportunas, sin presentar más que un resumen de su acción a la Asamblea General (que se reúne una vez por año). La mayoría de las veces, los integrantes de la Comisión Ejecutiva somos conocedores de la toma de ciertas decisiones cuando estas se presentan, a modo de resumen, en la Asamblea General.

No es de rigor y es obligado cambiar este funcionamiento. Considero que la Junta directiva de la Sociedad debe cambiar radicalmente su estructura de funcionamiento, realizando una clara ejecución de transparencia en la toma de decisiones, ejerciendo la responsabilidad democrática y permitiendo la expresión de las opiniones discrepantes. Sus funciones incluyen la toma de decisiones clave que afectan al colectivo y deben ser realistas y amparadas en el mayor consenso posible. Hoy no cabe adoptar posturas firmes desde la experiencia de la antigüedad y desde la urgencia; hoy existen vías de comunicación suficientes para consultar a las bases sobre las decisiones importantes; hoy no hay excusas para demorar las acciones a seguir ante eventualidades y conflictos; hoy se puede preguntar a todos su opinión y evaluar las opciones tocando la realidad de las bases ¿Para qué sirve nuestra Sociedad si un grupo aislado decide por nosotros desde las alturas y sin considerar las opiniones de sus miembros de base?

Es evidente que la Asamblea General es la que debe tomar las decisiones pero estas, no se pueden plantear como discusión después de haber adoptado, por la Presidencia,  actuaciones claras con anterioridad, que obedecen a la opinión o interés particulares del Presidente de turno.

Actualmente la organización de la Sociedad es un “verdadero reino de Taifas” con una estructura absolutamente antidemocrática, y si discrepas te anulan. En los cuatro años que llevo ocupando la Vicepresidencia, solo en una ocasión se me ha permitido emitir un informe ante la Asamblea General sobre mis actuaciones y, únicamente referidas al portal Web. En ningún caso se me permitió informar de los avances científicos obtenidos en los trabajos realizados con otras Sociedades Científicas y el Ministerio de Sanidad. Pocos son conocedores del duro trabajo, estudio y esfuerzo personal y familiar que ha supuesto la realización de los documentos basados en la evidencia que he mencionado anteriormente. Y lo peor, nadie sabe la cantidad de miembros de la Sociedad que han trabajado muy duro para llevar a cabo esta labor tan importante y de futuro que permanece casi oculta y que se cuenta a la Asamblea General solo como un hito de la Presidencia.

Estas son opiniones contrastables, se puede preguntar a cualquier miembro que haya integrado la Asamblea General cuándo se han hecho ejecutivas algunas de las propuestas realizadas en su seno o si no se ha discutido a tiempo pasado sobre acciones ya realizadas y no consensuadas con el colectivo, o si solo se pasa de soslayo por el trabajo realizado como si ello fuese competencia exclusiva del Presidente de turno.

De los conflictos de competencias con otros especialistas y estamentos.

P: En el caso de los cuidados críticos ¿Qué estrategia desarrollarás para la defensa del papel del anestesiólogo en el cuidado del paciente crítico?

R: No nos engañemos, los anestesiólogos somos expertos en cuidados críticos por definición, como sucede en casi todos los países de nuestro entorno desarrollado. La existencia de otra especialidad que se solape con la nuestra en este campo es un artificio de otras “épocas” en las que se fabricaban puestos y especialidades para los amigos. Sin embargo, la lucha por las parcelas de poder en las Sociedades Científicas ha hecho que a estas alturas, en pleno siglo XXI, todavía no hayamos podido romper con el caciquismo típico de antaño.

Se han hecho muchos intentos de unificar ambas especialidades, intensivos y anestesia; y hasta se dibujó una hoja de ruta en España y en Europa que, aquellos que ocupan los más altos niveles de las Sociedades, se ocupan de dinamitar.

Desde siempre se ha creado una cultura de odio entre nuestras especialidades pero nunca se ha preguntado a las bases qué es lo que ellos quieren. Estoy convencido que si dejásemos a las bases discutir sobre una hoja de ruta de unificación, ya tendríamos este problema solucionado desde hace tiempo ¿Alguien piensa que un intensivista está decidido a realizar guardias de críticos toda su vida? No le queda otro remedio. Si pudiera salir a otro espacio y trabajar en otros ámbitos relacionados, lo haría. Es más, muchos estarían dispuestos a reconvertirse de inmediato.

Mi estrategia a este respecto es la de defender por todos los medios nuestra competencia en los Cuidados Críticos y desde esta postura plantear una negociación para conseguir la unificación que otras generaciones no han obtenido. La negociación es un “win to win” por lo que debemos estar dispuestos a dar concesiones pero debemos terminar con esta cultura de odio entre especialistas que fue creada por otros para mantener su “statu quo”, no el nuestro. Ya está bien de pensar en el presente y en nuestro “carguito”; hay que pensar en futuro y en las generaciones venideras.

P: La posición de la SEDAR hasta ahora en el tema de las sedaciones para procedimientos ha sido muy claro: la sedación es un acto anestésico y como tal se debe realizar por un anestesiólogo. Sin embargo, es de todos conocido que se están desarrollando modelos en el ámbito de la sanidad pública y privada en los que se realizan sedaciones con una mayor o menor supervisión anestésica por parte de enfermeras u otros especialistas. ¿Cuál es tu posición al respecto?

R: Como mencioné anteriormente y desde el puesto de “garantes de la seguridad de nuestros pacientes”, no se debe permitir la realización de procedimientos anestésicos a quienes no tienen ni el nivel de conocimiento ni las actitudes para ello. No obstante, debemos ser realistas para evitar mayores pérdidas futuras. Cada día se producen nuevos avances en las técnicas endoscópicas, diagnósticas y terapéuticas, para las que se precisan de procedimientos anestésicos, y los anestesiólogos debemos liderar inexcusablemente el terreno de la anestesia fuera de quirófano. Si no somos conscientes de ello, perderemos un terreno que supone el futuro de muchas generaciones futuras de anestesiólogos. Cada vez más, se tiende a la aplicación de técnicas menos invasivas, que supongan una menor estancia hospitalaria y que se realicen en lugares cómodos y no inductores de temor en nuestros pacientes.  Debemos preparar ese futuro y defender el ámbito de competencia de nuestra especialidad para ello. Es pues una obligación moral mantener el liderazgo en este terreno y defender nuestra especialidad aunque ello suponga, a veces, ceder a ciertas reingenierías de procesos.

No es peligroso que enfermeras u otros médicos proporcionen sedación a los pacientes, lo peligroso es que lo hagan sin la supervisión de un anestesiólogo. Debemos estar ahí y protocolizar las actuaciones y las terapias. Cuando surjan técnicas nuevas y nuevos procedimientos invasivos, seremos nosotros los que los lideremos y los que actuemos. Si permitimos a enfermeras u otros médicos, realizar las actuales técnicas, sin marcar nuestro liderazgo, cuando surjan las nuevas, tampoco podremos estar allí.

Por último, creo que la Sociedad se debe posicionar de forma clara al respecto, con valentía y con decisión firme. Emitir tibios comunicados que sirven de poco para la gestión de los conflictos en esta parcela, no ayuda a nuestro colectivo. La Sociedad debe dar a conocer a la población los riesgos de la suplantación de especialidades para estos casos, tantas veces como sea necesario. Y no debe cejar en su empeño aunque ello suponga tener que realizar campañas publicitarias que supongan un coste económico. El ejemplo es bien claro. Los Gastroenterólogos han desarrollado e implantado el plan de prevención del cáncer de colon -prevecolon- y para ello no han reparado en gastos.

De la promoción científica de la anestesiología española.

P: ¿Qué secciones y grupos de trabajo debe tener la SEDAR ineludiblemente? ¿Cómo organizarías la sociedad para potenciar la participación sin que se convierta en una serie de reinos de taifas?

R: Las Secciones existentes no son malas pero hay que hacerlas funcionar. No se puede permitir que haya Secciones que no hayan presentado balance desde hace más de cuatro años, que no investiguen, que no elaboren recomendaciones para las muchas dudas clínicas que hay y, por supuesto, no se puede permitir que haya Vicepresidentes de las Secciones que no hayan cambiado desde hace más de ocho años y durante todo ese tiempo hayan realizado como balance, nada.  La nueva Presidencia deberá romper con estas anomalías si quiere realmente conseguir un cambio y una modernización en la Sociedad.

Por otra parte, se echan de menos Secciones específicas tan importantes como la de Seguridad que debe existir por derecho propio como sección individual, o las de Medicina basada en la evidencia, Medicina Perioperatoria, Rehabilitación Multimodal o Fast-Track, que ya existen en otras Sociedades Científicas, como la de Cirujanos, que sí apuestan por la modernidad y el avance. Si seguimos anclados perderemos la parcela de la Medicina Perioperatoria que pasará a ser liderada por los cirujanos. Me consta que varias de estas parcelas ya se han solicitado como Grupo de trabajo o Sección en nuestra Sociedad pero no se les ha dado viabilidad.

Cierre

P: ¿Por qué crees que serías un buen candidato a Vicepresidente? Cuéntanos cuál es tu plan de trabajo desde este puesto para los próximos años.

R: Creo, con sinceridad, que durante estos cuatro años he demostrado mi valía para el cargo de Vicepresidente segundo. Bajo mi mandato se ha transformado radicalmente la Web que se ha convertido en un verdadero portal Web interactivo, se ha diseñado y puesto en marcha el campus virtual, se han desarrollado las redes sociales, etc.  Por no mencionar lo ya citado anteriormente respecto a las relaciones institucionales y el enorme trabajo realizado con las Instituciones Sanitarias tanto centrales como autonómicas, cuyo fruto es visible en los muchos proyectos multidisciplinares en los que hemos participado y seguimos participando. Durante este tiempo he ayudado a impulsar el cambio en la revista REDAR para convertirla en bilingüe y fomentar que los trabajos publicados sigan una correcta metodología en la investigación, y que su estructura vaya ganado terreno para obtener el necesario Factor de Impacto que tanto se merece.

Como muchos de vosotros sabéis, durante estos cuatro años he luchado activamente por el desarrollo de la especialidad y contra la “Troncalidad”, de la que ahora ya se habla poco pero que, en su momento, suscitó una gran controversia entre nosotros, exigiendo un sistema formativo acorde a los países de nuestro entorno.

Nos queda mucho camino por andar en estos terrenos para seguir demostrando que los anestesiólogos estamos ahí, que somos, al menos iguales a otros especialistas y que queremos liderar los campos específicos como la seguridad en el bloque quirúrgico, la medicina perioperatoria y la medicina basada en la evidencia. Debemos seguir trabajando, investigando, estudiando, y demostrando que sabemos hacerlo bien para ganar el respeto y la consideración de todos.

Solicito de todos los socios de la SEDAR, nuevamente el apoyo a mi candidatura para el cargo de Vicepresidente segundo de la SEDAR.  Considero que mi tarea no ha concluido aun y me siento capaz de mejorar lo hecho hasta ahora. Creo haber presentado un buen resumen de mis propósitos y mi balance de estos últimos cuatro años en los que, siempre he pretendido ser discreto a pesar de que, a veces, no haya estado de acuerdo con las decisiones adquiridas en la Junta Directiva; no obstante, mi deber moral, la lealtad que debo a la Institución y el buen ejercicio democrático, han impedido expresar abiertamente mi opinión personal.

Mi decálogo de intenciones para los próximos cuatro años es:

  • Continuar con el desarrollo de las nuevas tecnologías en el seno de la Sociedad como objetivo primario (Crecimiento del portal Web, desarrollo de herramientas de comunicación y mejora de las existentes, ampliación del campus virtual con una oferta de cursos acreditados adaptada a las necesidades del colectivo y en su mayoría gratuitos para los socios, y desarrollo aun mayor de las redes sociales).
  • Promover el cambio de los Estatutos de la Sociedad para incorporar el voto electrónico; unas elecciones con candidaturas de grupo cerradas y programáticas; y la creación de nuevas Secciones adaptadas a los tiempos y a la evolución científica.
  • Promover la investigación con la creación de Becas y Proyectos competitivos dirigidos por un Comité Científico Independiente (no integrado totalmente por anestesiólogos sino por científicos de prestigio).
  • Desarrollar y potenciar la Medicina Basada en la Evidencia con la aplicación de la metodología moderna y precisa que sirva de ayuda en la toma de decisiones clínicas de nuestro colectivo y en la aplicación de la lex artis.
  • Potenciar el desarrollo de la REDAR para intentar conseguir el tan ansiado factor de Impacto que lleve a nuestra especialidad al nivel mundial que merece.
  • Potenciar el desarrollo de todo lo relacionado con la seguridad en el entorno perioperatorio.
  • Abrir nuestra Sociedad al colectivo Hispanoamericano ya que ellos se nutren de nuestro conocimiento y precisan de él.
  • Continuar las relaciones internacionales con los organismos europeos y otras Sociedades Científicas de la Unión.
  • Promover una campaña de información de nuestra Sociedad a toda la población de nuestro país para que conozcan lo que somos y aquello por lo que trabajamos, especialmente lo relacionado con la seguridad de nuestros pacientes.
  • Velar, junto a la Comisión Nacional de la Especialidad, y desde la unión con todo el colectivo, por los intereses de nuestra especialidad y su desarrollo futuro.
Written By
More from AnestesiaR

AnestesiaR lanza la Guí­a de Medicación 2013 Unidad de Cuidados Crí­ticos y sortea 2 ejemplares

AnestesiaR, en colaboración con la Sección de Cuidados Intensivos de la SEDAR...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



5 + 7 =