Los artí­culos más interesantes de Ví­a Aérea del 2.013

El año 2.013 ha sido especialmente interesante para el estudio de la Ví­a Aérea Dí­ficil (VAD). De los artí­culos que se han publicado, muchos de ellos revisados en AnestesiaR, querí­a destacar algunos que creo deben ser leí­dos.
VAD - resumen del 2013Mariscal Flores, M.
Hospital Universitario de Getafe.

El año 2.013 ha sido especialmente interesante para el estudio de la Ví­a Aérea Dí­ficil (VAD) y, de los artí­culos que se han publicado, muchos de ellos revisados en AnestesiaR, querí­a destacar algunos que creo deben ser leí­dos como ya hice el año pasado.

pdf_logoSe ha publicado el Algoritmo de VAD de la ASA del 2.013. Estos algoritmos se publican cada 10 años y el último era el del 2.003. Lo más interesante es que, por primera vez, se introducen los Videolaringoscopios como dispositivos de primera elección o de rescate en caso de situaciones no urgentes no intubables y si ventilables (revisado en AnestesiaR).

También se introduce la Mascarilla Larí­ngea Fastrach, ya que hasta ahora sólo se hací­a mención de la mascarilla Larí­ngea Clásica.

Se da gran importancia a la Extubación y al seguimiento de los pacientes con verdadera VAD, comentando la necesidad de entregar algún informe al paciente o a la famí­lia, para que en posteriores anestesias sean considerados como VAD.

pdf_logoTambién creo que es interesante un artí­culo de Revisión de la Extubación, donde se expone de forma clara la importancia que debemos dar a la Extubación de pacientes que han tenido dificultad en la intubación o ventilación y estar preparados con planes de rescate o dispositivos tipo intercambiadores para realizar ésta de la forma más segura.

En el año 2.012 se publicaron las Guí­as de Extubación de la DAS, que ya comentamos en AnestesiaR.

pdf_logoKetherpal, autor de artí­culos de gran relevancia en el estudio de la Dificultad de Ventilación, publicó un amplio estudio en el que comenta 12 predictores que nos pueden orientar a la asociación de dificultad de Ventilación y dificultad de Laringoscopia.

.

pdf_logoSe publicó una Revisión actualizada de los Videolaringoscopios, en la que me llama la atención que no comentan nada del Airtraq, y que merece la pena leer (revisado en AnestesiaR).

.

pdf_logoLa Sociedad Canadiense de Ví­a Aérea publicó en 2 partes unas Recomendaciones del manejo de VAD prevista y no prevista, y en esa segunda parte sobre la VAD anticipada repasó distintos predictores de dificultad relacionados con Laringoscopia, con Videolaringoscopios, con dispositivos supraglóticos, realización de coniotomí­a, etc… (ambas revisadas en AnestesiaR: Parte 1 [VAD Imprevista] y Parte 2 [VAD Anticipada])

Espero que estos 6 artí­culos sean para vosotros tan interesantes como lo han sido para mí­.

Marisa Mariscal Flores
Adjunta del Servicio de Anestesiologí­a del Hospital Universitario de Getafe

 

 

 

 

Written By
More from AnestesiaR

¿Es el antecedente de intubación difí­cil un buen predictor de dificultad de intubación posterior?

El antecedente de intubación difí­cil se ha reconocido como uno de los...
Read More

3 Comments

  • Pingback: - Los artí­culos más interesantes de Ví­a Aérea del 2013. | La Gaceta de AMI
  • Es la fibroscopí­a la solución a los problemas de ví­a aérea dificil???
    si es afirmativo porque no se impulsa y estandariza.En su pais es un estandar?? en el mí­o(Perú) no

  • Estimado Roberto,

    como comenté en otra entrada, cuando en 1.993 aparecieron las primeras guí­as clí­nicas de la Sociedad Americana de Anestesiologí­a (ASA) los expertos dieron a entender que la única manera segura de intubar a un paciente con dificultad de ví­a aérea era manteniéndolo despierto y con fibrobroncoscopio, o al menos eso concluyeron muchos al leerlas. La Sociedad de la ví­a aérea difí­cil inglesa (DAS) admitió sin embargo que no era viable que todos los anestesistas de UK dispusieran de experiencia en esta técnica, y antes de sacar sus guí­as para dificultad imprevista en el año 2.004 distinguieron entre las habilidades en VAD que debí­an adquirir todos y cada uno de los anestesistas de aquellas que deberí­an residir en el servicio, pero no en todos los anestesistas (como la intubación con paciente despierto). Y a dí­a de hoy la DAS todaví­a no ha sacado unas guí­as oficiales sobre el manejo de la VAD sospechada o conocida con datos extraí­dos de aquella decisión. Los canadienses, por su parte, con sus guí­a del 2013 para la dificultad prevista recomiendan que todo clí­nico que maneje la VAD adquiera la técnica.

    ¿Con fibrobronscopcopio y con videolaringoscopio?… a dí­a de hoy hay muchos anestesiólogos que hacen la intubación despierto con los nuevos videolaringoscoios, pero aún está por ver que “desbanquen” al fibro, que sigue siendo el gold estandar.

    El 4th National Audit Project Británico (NAP4) por otra parte, demostró que, a pesar de la evaluación previa de la ví­a aérea, tras la inducción anestésica se produjeron casos de morbi-mortalidad relacionados con la ví­a aérea cuando se habí­a predicho una VAD, sobre todo por el fracaso de los planes de rescate. Por ello, la auditoria concluyó que cuando se prevea una VAD sólo está justificada la intubación con el paciente inducido cuando el riesgo de fracaso de oxigenación sea bajo y se haya planteado un plan de rescate apropiado que se pueda llevar a cabo de una forma rápida. En caso contrario, recomendaba la realización de la intubación con el paciente despierto.

    La auditorí­a también puso de manifiesto la aparición de 2 tipos de incidentes graves, incluso mortales, relacionados con la intubación con el paciente despierto cuando se administró un exceso de sedación, especialmente usando remifentanilo (se ha generado una advertencia para esta indicación), y en casos en los que no se indicó esta técnica cuando habí­a datos clí­nicos claros para hacerlo, proponiendo finalmente que deberí­a de rebajarse el umbral para la indicación de la intubación con paciente despierto al menos en la UK.

    Si es o no el estandar creo que actualmente no es motivo de duda. Ahora bien, podemos entrar en el tema de si los hospitales deben o no comprar el equipo… y en ese tema, por desgracia, muchas veces, la mayorí­a, poco o nada tiene que ver la evidencia cientí­fica.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



8 + 8 =